Realitis

No todo va a ser prusés, ni dieta de coles de Bruselas con suspiro de república al nitrógeno. No todo va a ser yellow puchdemón y su versión de ‘mi carro’ (¡por dios!, dónde estará su carro, que se lo den ya). España también existe, ‘manque pierda’. No todo va a ser velen hestevan (así, a lo bruto). No todo va a ser campos campos y más campos con su borrego, aunque su prado sea telahinco tiví, o te vi. No todo van a ser terelus. No todo va a ser la isla de los famosos. O la selva de los famosos. No todo va a ser una comuna de pijipis y sus clases de ingles (no confundir con inglés). No todo va a ser gran hermano, devaluado y edredonado. No todo va a ser velen hestevan ha vuelto o revuelto, otra vez. No todo va a ser operación triunfo, o la voz, tú sí que vales. No todo va a ser la coach lomana educando chonis. No todo va a ser campamento de verano. No todo va a ser la princesa de pueblo. Liso llano plano alienado. No todo va a ser caparrós poniendo a parir a su padre, en directo. No todo va a ser pantojas, paquirrines y mohedanos llegando a las manos. No todo va a ser quien quiere casarse con mi hijo, ni granjero busca esposa ni la casa de tu vida. No todo va a ser famoseo casposo que ya veía Tutankamón. No todo va a ser, foreva an eva, Belén Esteban (a lo fino, que es mucho decir). No todo va a ser entre fogones, master chef, top chef y nosequé chef. Un país para comérselo, una pesadilla en la cocina porque es indigerible. Esta cocina es un infierno. Ahora caigo, por favor, salvamé, de esta patria de polígrafos, deluxe, quiero ser uno de los supervivientes.

No todo va a ser eso. O sí. Realidad o ficción. Realitis (no confundir tampoco con ‘inflamación de la realeza’)

Anuncios

El Rap de la mordaza

Músicos de La insurgencia
váis a prisiones
por vuestras canciones
Matas y urdangarines
libran por sus honores
teniendo condenas firmes
Se pasean por las calles
por ser populares o reales
Cuando se emborracha el rico
¡ay que alegre está el señor!
Cuando se emborracha el pobre
¡es un pobre borrachón!
Dos años y un día
cantar es una osadía
Tuiteros
titiriteros
carnaza de ley mordaza
libertad de expresión
es entrar en prisión
No seréis los primeros
no seréis los últimos
solo sois artistas
solo músicos
no políticos singulares
de lo más irregulares
con negocios ilegales
Dos años y un día
por expresARTE
insurgencia
acabas con la paciencia
y te dan jurisprudencia
Por tu denuncia social
la juventud es criminal
porque gritas
con rabia e impotencia
que robaron tu futuro
que sabes que tu ladrón
vive en aquella mansión
cómo gritar sin rencor
Precarios contra corsarios
contra sicarios
contra instituciones
con muchas connotaciones
imposiciones
implicaciones
Rapero
mira el doble rasero
eres un pordiosero
pidiendo de limosna perdón
tras cantarle a la razón
Enalteces el terrorismo
dicen
saquear y robar no es enaltecer
no es lo mismo tanto cinismo
aunque muera gente en ese abismo
aunque salga en los papeles
otra gente de oropeles.
Dicen que alabáis al grapo
pero es a granujas populares
a quienes gritáis
a esos que viven del papo
y del Rap como tú
del Rapto y la Rapiña
Condenan a La insurgencia
por hablar de la indecencia
que aquí es una ciencia
sin científicos en el exilio
a full time.
Sobran tus rimas
rapero
dos años y un día
por cantar con alevosía.

Unión Europerra

Cuando tengo el estómago revuelto no me sale escribir. El asco y la tinta combina mal, así que prefiero rebloguear una entrada de hace casi dos años. Nada ha cambiado. Miento, ha empeorado. Europa financia campos de concentración y exterminio, allí se pudre la gente. Pero queda más aséptico decir ‘muro anti-inmigración’. No busquemos más realitis. La misma actualidad es un reality maquiavélico. Imposible mejorar. A Turquía le ‘tocaron’ seis mil millones para almacenar individuos sin esperanzas. Como estiércol. A Libia 130 millones. Se golpea y abandona a seres humanos en medio del Mediterráneo. Es tan mafia quien trafica con ellos como quien consiente o mira para la decencia, si es que está a la vista este paraje. En Libia, año 2017, se desarrolla una pesadilla que me gustaría llamar ciencia ficción pero supera el mejor drama hasta secar la cuenca de las lágrimas. Se subasta ‘hombre fuerte para trabajar’. Otro maldito bastardo lo compra por 800 dólares. Mejor no imaginar el destino de quien no está fuerte para ser esclavo. La Unión Europerra calla, ni un mísero ladrido. Una Ópera Muda. Apoquina parné. Será capaz de llamar bienpagá a Turquía y Libia. Patético. No pasa nada, la liga está ganada.

Icástico

Con permiso de perros y perras, animales estos fieles hasta la muerte. Gobernantes y reyes de oropel. Qué chunga está la dignidad que creéis conquistada. Vosotros, que vivís de esnifar los sueños de vuestros subordinados entre orgías financieras. Hay quien se asusta por oír cal viva y no percibe el lamento de los condenados a “vivir” y dormir en un lecho de lluvia y barro. Ni se inmuta. Ni grita como hay que gritar, ni en sus pactos cabe una vida. Miran para otro lado, para el ombligo. Chillar produce afonía. No importa si a vuestras (nuestras) costas llegan arenas o bebés, ¡qué horror, cómo está el mundo!, diréis, gobiernos y reyes de oropel.

El reparto de doscientas mil personas entre los países europerros ha quedado en nada. Todos peleándose por regatear infelices, para eso son magníficos negociantes, los envían al fango y cuando vayan muriendo quizás los arropen con…

Ver la entrada original 461 palabras más

Manadas y jaurías

Hay machos y muchos. Se juntan en hatajos para ‘violaciones consentidas’. Debe ser un eslogan. La manada, por ejemplo, presume en wasap de sus ‘conquistas’: “Follándonos a una entre los 5. Puta pasada de viaje”. Se pavonea en su grupo, ante sus hooligans cómplices y silenciosos. Con nocturnidad, alevosía y testosterona a granel. Para pasar un buen ratico en los San Fermines, oye, que no todo van a ser encierros y toros. Ojalá les caigan los 22 años de cárcel que pide la fiscalía y puedan seguir presumiendo con más calma, no en medio de tanto alboroto del escroto.

Hay machos y muchos. Se juntan en hatajos para ejercer su autoridad. Como esa jauría de ‘agentes del orden’ agazapada en la policía de Madrid. Amenazan a su propia jefa y alcaldesa. “Ojalá tenga una muerte lenta y agónica”, “Que se muera la zorra vieja ya”, “Hija de la grandisima puta roja de mierda mal parida”. “Estamos donde debemos. En la calle. Matar es nuestro lema”. Y otras lindezas al estilo nazi. También ponen a wasap por testigo, para añadir más dosis de cortedad y demostrar, de paso, que sus escasas neuronas están impregnadas de parecidas sustancias que las jaurías sanfermineras. Uy, si hubiera un Franco que les dejara. ¡Cuanto sicópata a sueldo público!, no sé qué es lo que da más miedo. Iba a decir que subsistir es una machada, pero queda fatal.

Follar en moto

Mientras esto escribo estreno la estupenda lista de reproducción extraída de la novela “Ciclos de mil cabezas”, ambas creadas por el poliédrico José Yebra, prosista poeta melómano profesor y vete tú a saber qué más joyas esconde en su joyero este virtuoso e inquieto ser. Y menda lerenda le ha soltado como piropo y agradecimiento, ya ves, que extienda tan brillante idea a su otro blog VIAJES AL FONDO DEL ALSA y excarcele de entre sus mágicas líneas la gran cantidad de vídeos musicales que también encierra. Por supuesto, ya me he suscrito a su canal.

La verdad es que no tengo asunto qué tratar, no sabía sobre qué escribir. Mi creatividad ha entrado en el Triángulo de las Bermudas, me temo. Debe ser producto de la contaminación. Quiero decir, de la ‘infoxicación’. Si navegara por otros triángulos me perdería más a gusto, pero los vientos no favorecen. Tengo mono y no quiero chutarme otra dosis de ‘prusés’ ni de pepés, dos variantes del hartazgo. La realidad ha sido secuestrada. Asfixiante tertulia verdulera rojigualda y estelada. Por mi parte hablaría por hablar pero me parece una falta de respeto. Además, sería redundar. Nos faltan al respeto todos los días desde las dos Españas, esta y la de Bélgica, tratándonos como tontos o como si fuéramos una legión de orejas en las que volcar discursos y soflamas rayanas en el sectarismo.

A veces me acuerdo de algún compañero fantasma que tuve el ‘gusto’ de conocer hace unos cuantos años y del que me reía a solas, nunca delante de él porque creía en sus propias fantasmadas. O me reía con alguien más cuando le contaba lo que vivía. M.A. (vamos a llamarle así) tenía primos en todos los lados, lo juro. Un día me soltó ¿quieres trabajar en la Casa Blanca? porque si tal le doy un toque a mi primo que está allí en las cocinas. Casí ná, ‘cocinando’ en el corazón de la política. Otra. Se había comprado un Ford Fiesta GT (de esos que llevan rayas en el techo y tal y cual). Descubrió unos puntos de óxido en la capota (justo donde le pusieron una antena que no traía de serie). Tras un par quejas en el concesionario, inútiles por ineficaces, me dijo que le iba a montar ‘un contencioso administrativo’ a la Ford que ¡le iban a cerrar la fábrica en España para siempre! (Valencia). O aquella ocasión en que me aseguró que el mejor polvo que había echado en su vida fue ¡encima de una moto! mientras se comía unas gambas (venía de una boda). A ver, sinceramente, es difícil de superar. Prefiero este surrealismo, ¡dónde vamos a parar!

¡Hasta luego Lucasss!

¡Ay, fistro! Te has ido. Mas dejao con un retortijón del diodeno. Pecador, ¿te da cuen de lo que has hecho? Cuando lo supe dije para mis adentros y mis afueras, ¿cómorr? ¿se fue condemorr?, pues hasta luego, Lucas. No por reírme de ti sino por creer que es un buen epitafio. Aún te veo, caminando encorvado por el escenario como un gato asustado, dando brinquitos, mareando los pies de atrás padelante en pasitos cortos, lanzando esos gallos guturales que eran puntos y comas de tus chistes y tus cuentos. Tu humor tardío –casi en la tercera edad– se hizo imprescindible. No desaprovechaste el tiempo.

¿Qué vamos a hacer, Grijander, gromenauer, pekador de la pradera? Ahora que te podías ‘forrar’ en esta España de traca a la que le salió una almorrana llamada república (remitente) cuyo mandamás está en Bélgica y ahí tienes a un govern de collons pero capao haciendo puente aéro Barna Bruselas a costa de la ANC, que debe de ser como la Bankia de allá, no de los belgas sino de los nuevos republicanos, oye. A ver, lo que queda de govern porque aquí se han empeñao en entrullar a unos cuantos, sin fianza. Ay, Chiquito del alma, pa mear y no echar gota.

Allí, a las bélgicas, decía, te podías ir a dar unas galas al Puchdemorr y su equipo B, alias can de morr e narr y donde dije ni un paso atrás ahora hago la maratón a la inversa y acato la Constitución y lo que haga falta. Cobarderr, la orilla blaanca la oriilla neegra…, para resumir y no agotarte en tu último viaje. Buena falta les hace un ‘chou’ de los tuyos, no es que anden cojos de humor, yo los oigo hablar y me se parten las nalgas del temblor, de verdad. No puedorr, no puedorr, con tantas Españas, porque la del exilio parece otra más, todo el día engañando. La que se ha montao. Han tenido que fundar la República de Ninguna Parte porque, según parece, España, la unionista, para entendernos, era como Brácula y les chupaba la sangre sin prisa pero sin pausa, Gregorio. Hasta Franco se había clonao, no sé de qué manera, y se zampó toa la libertá y lo que quedaba de democracia, ¡menudo empacho!, el cabrito. Y mira, algo de razón llevan porque porque Cataluña no sé, pero yo, cada vez que gobierna el PP (muchas veces con los votos de los que ahora se han separao, ¡jarl!) me noto vacío, raro, exhausto, como si por mis venas no corriera sangre y solo deudas ajenas que aun desconozco como pagaré. Y no te digo trigor por no llamarte Rodrigo, que estos mismos le han hecho un 155 al diccionario de la RAE, la intervinieron para bautizar la corrupción de la A a la Z porque en ella tienen todos los asientos sus señorías, ¡como pa moverse! Cada vez que uno dice que no es culpable de nada le ‘aparecen’ cinco millones de dólares que no sabe de dónde vienen. ¡Aguaaa, aguaaa!, esto va por Ignacio González, para no ir más lejos, este fistro diodenal se ‘ahogó’ en el puñao de parné que sacó del Canal Isabel II, supuestamente, ¡que lo sepas!

Y así sucesivamente, o sea, a güán, a peich, agromenáuer. Querido Chiquito, relájate físicamente, moralmente. Y, por supuesto, descansa en paz en tu maravillosa pradera, fistro.

Porompompero

Papeles del PP
Ora pro nobis
Papeles de Panamá
Ora pro nobis
Papeles del Paraíso
Ora pro nobis
Papeles de Pujol
Ora pro nobis

Pobre Pe
(pobre letra puteada)
Ora pro nobis
Políticos de paripé
Ora pro nobis
Y personas de pacotilla
que piden poco perdón
mientras pasa la presión
Ora pro nobis
Provocando al pueblo
por perpetuar el poder
y el poder prevaricar
Ora pro nobis
Sin prisa pero sin pausa
Ora pro nobis
Pueden prometer y prometen…
(y amén)

Leyendo en un blog impresentable un post metafísico que nada tiene que ver con lo anterior acabé estableciendo un nexo por una frase en él hallada: “Pedí que diera la vuelta, que olvidara su honestidad, que se convirtiera en alguien sin principios, en un golfo, un descreído, un irresponsable…” Tranquila, comenté, si buscas golfos descreídos e irresponsables sin principios ni honestidad, date una vuelta por el corazón del PP, en la calle Génova (lo de corazón es un eufemismo) y allí podrás elegir el mejor, el peor, buenos no hay, aunque creo que en tu tierra tienes varias “Genovas”, como en la mía, de eso sobra ¡qué sería de un país sin gobernantes así, sin principios! Tendríamos que inventar la lucha. Más adelante hallé esta perla:

“Puede que un hombre valiente sea el que permanece fiel a sus promesas”