Escrache y otros abusos

Si te abruman con cartas amenazantes de jerga mafiosa por no pagar tu hipoteca o te adosan un cobrador de frac como guardaespaldas por motivos parecidos, NO es acoso. Si los estafados por las preferentes – “mayores mayormente” –  tocan una trompeta de plástico de los chinos y alternan la acción con unas palabras dirigidas a los causantes y encubridores de su situación, SÍ es acoso. Y así sucesivamente, con cientos de situaciones similares. Lo de siempre, el “jodidos pero contentos” es el estado anímico que más le gusta a nuestros mangantes.

Los gobiernos españoles se fuman las directivas que vienen de Europa y, lo que es más triste, a Europa le importa un carajo que un país miembro se las venga fumando DESDE 1993. La normativa española sobre desahucios incumple la directiva comunitaria 93/13 de protección del consumidor frente a cláusulas abusivas. Nuestros jueces no pueden paralizar un desahucio porque la ley se lo impide, o sea, deteriora la eficacia que persigue dicha directiva al imposibilitar demostrar el carácter abusivo de un contrato de préstamo – aunque sea evidentísimo – que podría detener una ejecución forzosa, soportando indefenso el afectado la ejecución y la pérdida de su vivienda. El posible carácter abusivo de las cláusulas del contrato tendrá que dirimirse, mientras se quedan con tu casa, en otro juicio posterior, cuando ya no hay posibilidad de vuelta atrás, que es lo que cuenta. Luego ya defenderás tú todos los derechos inútiles que quieras, si te quedan cuartos. El juez, ante una ejecución hipotecaria, debe tener la posibilidad de suspender, de forma provisional, el proceso de desahucio hasta que se haya comprobado el carácter abusivo del contrato con la entidad. Veamos algún ejemplo de “abusivo”:

  • Intereses de demora – en los que se incurre cuando existen retrasos en el pago de las cuotas hipotecarias –  que oscilan ¡entre el 25% y el 30%! Imposible que el deudor pueda ponerse al día de las cantidades que adeuda hacer frente a esto, una barbaridad.
  • Cláusula suelo-techo, que ha impedido que cientos de hipotecados se beneficiasen de las fuertes bajadas experimentadas por el Euríbor en los dos últimos años. Según Facua, nueve de cada diez hipotecados no fueron informados por su banco o caja de que su crédito contaba con una, motivo por el cual hubo litigios en los tribunales con sentencias a favor y en contra de los afectados.
  • Vencimiento anticipado del préstamo. Abreviando, ante el impago de un solo mes puedan ejecutar el embargo.
  • Finalidad del préstamo. Muchos préstamos prohíben al consumidor desarrollar actividad profesional en la vivienda sin el visto bueno del banco o alquilarla sin su consentimiento, lo que constituye un ataque al derecho al desarrollo económico y de supervivencia de la una familia.
  • Fuero. Que en caso de litigio acudas a los tribunales del lugar que le conviene a entidad financiera, con los gastos que esto implica.

Aparte de estas cláusulas no nos olvidemos del peritaje. Cuando compras, el perito tasa la casa en 100.000 €, por ejemplo. Y cuando te van a embargar, una nueva tasación la pone a 50.000 € ¿Por qué tengo yo que hacer frente a esa devaluación cuando es el banco el que tasa? Ya existe una tasación ¿por qué hacen otra?

 Por actuaciones así surge La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), una de las hijas del 15M, una perroflauta doctorada. Inicia en abril de 2012 una campaña por la dación en pago, el alquiler social y el final de los desahucios, recuperando la esperanza de los ciudadanos indefensos. Ada Colau, la portavoz, dice que perseguirán día y noche a los responsables de este genocidio financiero, lo que se materializa en un varios escraches – acoso – sobre diferentes personas. Algunos destinatarios fueron Esteban González Pons y Gallardón. Tanto y tan bien tocó las pelotas la PAH a la nobleza que a la Cifuentes, otra más,  no le ha quedado más remedio que recurrir a la inevitable conexión etarra. Siempre utilizan las mismas estrategias porque saben el efecto que causan, cómo va a reaccionar la población y cómo ellos, toda la secuencia. El juego sucio lo practica limpiamente esta pandilla. Son únicos currando el odio, por eso se lo ganan siempre.

No sé cómo andan de salud los hijos de Pons, deseo que estupendamente, pero tengo la sensación de que son más delicados que otros. Su padre se queja por el barullo que han tenido que soportar los críos a la puerta de casa. Siempre ponemos a los hijos y niños de excusa para defendernos de aquello que atemoriza a los adultos y padres, cobardes que somos. Reconozco que debe resultar molesto e incómodo que te abucheen a domicilio, no cabe duda, pero mientras eso ocurre es muy posible que se haya suicidado algún desahuciado o desalojado a la fuerza a una familia entera, con hijos incluidos. También con frecuencia las fuerzas del estado se emplean a fondo, hasta el punto de quitar un ojo a un manifestante con una pelota de goma o le romperle la nariz y las costillas a otra. Cabe suponer que no sufrirán tanto los Hijos de Pons porque estas cosas son normales, ocurren a diario, sale en los telediarios. Ah, pero que empiecen a echarle el aliento encima a papá, no, a eso no quieren acostumbrarse los papis. Ocurre que comienza a ser cotidiano que le toquen el aura a sus señorías. La sociedad ha decidido que sientan una parte de lo que sentimos. Que lo vean como un favor, con generosidad, que seguro que desconocían esas sensaciones, pringao’s coaching, se podría definir ¿No dicen que han “escuchado” a los ciudadanos, que se quieren acercar a ellos? Pues ahí estamos, cerquita para que escuchen mejor. Malos tiempos para las alabanzas, pocos méritos hay para ellas, gracias a Cristo Jesús se acabaron. A las duras, la solidaridad consiste en repartir el sufrimiento, que no les gusta, y a las maduras en repartir el progreso, que tampoco. Primero yo, después yo, y si sobra algo, para mí.

Rajoy dice que no es democrático, ni justo, ni propio de un país serio que se acose a personas con carteles con su cara, que hay que respetar a los demás aunque no piensen como tú. Le parece profundamente antidemocrático. Cospedal culpa al PSOE de incitar a la violencia – en diferido – contra el PP en el drama de los desahucios. Gallardón y Pons coinciden en que el acoso pretende presionar sobre la libertad de voto y que es un atentado contra la democracia, cuando la realidad es que Los diputados son libres, sus votos no. Veamos un ejemplo de estos incongruentes:

El PP tiene un reglamento con sanciones de 300 euros para los diputados que rompan la disciplina de voto. Se le aplicó en la pasada legislatura a Celia Villalobos por votar a favor de la ley que regulaba el matrimonio homosexual, por ejemplo. Y en esta, a los diputados de Murcia Arsenio Pacheco y Alberto Garre por oponerse a la tramitación del estatuto de Castilla-La Mancha. Y el PSOE ha sancionado con una multa de 600 euros a la diputada del PSC Carme Chacón y a sus otros trece compañeros catalanes por romper la disciplina de voto a la hora de decantarse en el Congreso sobre el derecho a decidir.

Veamos a Pons arengando al pueblo, antes de ganar las elecciones…

El poder parece tener un “manual de instrucciones para los indignados” que, resumiendo, consiste en la sumisión incondicional, sin resistencia, porque toda jodienda es por nuestro bien, que es el de ellos. Quieren seguir viviendo tranquilos, cuando la tranquilidad la han convertido en un lujo. Es que no nos enteramos de las reglas del juego, a ver: “Os vamos a dar por el sur y chitón, nada de follones, que nuestros niños se asustan y ellos no tienen ninguna culpa”, “luego ya nos veremos en la calle, que nuestra poli tiene PELOTAS”. Consejos “recomendamos a la población que tenga siempre a mano un tarro de vaselina para evitar daños mayores”. A estas alturas no hay duda de que muchos representantes de la vida pública están ahí para para asegurar su futuro y atiborrarse de presente (s). Eso se consigue acatando servilmente las órdenes de los banqueros.

Si queremos que algo cambie tenemos que cambiar nosotros ¿no es eso? Bien, la gente está cambiando, ya no cree, está harta, harta de que un NO sea un SÍ, harta de que el bien de todos sea solo el de unos pocos y harta de la utilización del rollito etarra, de que conviertan la criminalización en un hábito “hala, voy a desayunar y luego criminalizo un poco, que me salió ahí una panda que habla de justicia y no sé qué más” ¿Cómo no va el pueblo a fumarse el respeto que reclaman para sí nuestros dirigentes? ¿Qué respeto? Cuando acaten nuestros derechos recuperarán el respeto. Paradojas de la vida, habrá quien diga que todo esto es demagogia, a su entender parecerá que demagogia es lo que practica el pueblo cuando critica la inutilidad de sus dirigentes. Pero cuando son los dirigentes los que dicen ¡que os jodan!, vagos, inútiles, vividores por encima de vuestras posibilidades, no sé lo que es, no encuentro el término adecuado. Tampoco es normal que la población acose a la casta, es la casta la que acosa a la población. Es parte de esa transformación.

Saliéndome un poco del guion, y para finalizar, comunico que con motivo de La Semana Santa me he convertido en devoto virtual de la Cofradía Luis del Gran Poder y Señor de las Tres Demandas, cuyas procesiones seguiré con la piedad requerida. Este renovado culto me faculta para llevar con resignación la pesada carga que Nuestro Señor ha tenido a bien depositar sobre mis hombros. Amén.

5 comentarios en “Escrache y otros abusos

  1. Eres un cirujano sobresaliente: aplicas el bisturí justo donde está el tumor, no tanteas ni tonteas. Acabo de ser consciente de que es uno de tus muchos dones. Siempre muestras las dos caras del asunto, y con ello sacas la radiografía más irrefutable.
    Me encantaría que te leyera todo el mundo.

    1. Creo que es la vena docente, me pregunto ¿cómo podría explicar esto resumida y entretenidamente? y me pongo en lugar del lector.
      Hay temas, como este, que obligan a documentarse algo, o son más densos, y corres el riesgo de aburrir y que te dejen, pero hay que contarlas, una y otra vez, de una y otra forma.
      Todo el mundo habla de las cláusulas: “Pues mira, son estas…pan pan pan…no me digas que no se pasan”, eso es lo que quiero que sientan.
      La mentira, la incongruencia, la manipulación…
      Y claro, fundamental tener a Lurdes al lado, que impide la dispersión tan propia en mi, me centra y me hace ir al grano, es la primera lectora, sin su aprobación no hay post. Algún día crearé una categoría tipo “yo sin ella”, verás el desmadre.
      Gracias, Mariaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s