La España de los maquinistas

La tragedia gallega sólo ha servido, de momento, para el presunto lucimiento de unos cuantos personajes necesitados de lavar su imagen al precio que sea, estirando lágrimas y reiterando condolencias: Feijóo, Rajoy, el Rey. De cuerpo presente. Es la macabra utilidad que la Alta Velocidad en Galicia presta a los necrófagos políticos. Y cuando uno es elegante en el vestir y elegante en el manejo del verbo, una oportunidad como esta no se puede dejar escapar, aunque se ponga en fuga la verdad. Y la verdad es que con 14000 € se hubiese evitado esta carnicería humana, esta herencia de dolor. Más adelante comprobarán con júbilo cómo en las encuestas de popularidad han crecido un par de puntos gracias a “su” gestión de la coyuntura. Y los funerales son muy cómodos porque en ellos no recibes abucheos ¡Qué triste no poder enterrar a gritos a los cafres de esta masacre, a estos peseteros!

Los maquinistas (culpables) son imprescindibles en todas las esferas de actividad en las que los verdaderos responsables de asuntos trascendentes, los que cobran un pastón por serlo, se esconden justo en el momento de dar la cara. Normalmente políticos, también. Ya pasó con el metro de Valencia, en 2006, solo que en aquella ocasión tuvieron la “suerte” de que el maquinista murió y el libro de mantenimiento desapareció. Pero la verdad, gracias a Jordi Evole, regresó de sus vacaciones y ha obligado a reabrir un caso que permanecía enterrado junto a 43 víctimas inocentes, en un olvido indecente. El maquinista de Santiago vive, para desgracia de sus superiores que han comprobado cómo tuvo el valor de reconocer una imprudencia y enfrentarse a las consecuencias. Ha cumplido con su parte en este Holocausto. Ha quedado libre con cargos. El 72% de la gente está de acuerdo con esta decisión porque No es el UNICO culpable. Los cobardes tienen que aparecer, si o sí. Los malditos bastardos. El diario La (sin)Razón ha tenido el detalle de hacer público el domicilio de este criminalizado personaje, supongo que para que lo linchemos sin problemas. Omite, sin embargo, la dirección del presidente de Adif, o el de Renfe, o la de la misma ministra de Fomento, no vayamos a hacerle un escrache filoetarra, sería imperdonable.

Foto de El Pais(Diario El Pais)

En esta comunidad políticamente bananera – Galicia –, los políticos de todo plumaje llevan años traficando con promesas de AVE en las campañas electorales; de hecho, los debates sobre el asunto se han convertido en un clásico. Al final, entre retraso y retraso, nos han hecho uno de juguete, para que dejemos de dar la murga. Nos lo vendieron como Alta Velocidad – así figura en la página de Adif – pero ahora RENFE se apresura a decir que es VELOCIDAD ALTA. Lo que tú digas, RENFE, en todo caso la suficiente para matar a 79 personas y dejar un montón de mutilados. Ahora tenemos un sistema mixto, es decir, VELOCIDAD ALTA y SEGURIDAD BAJA. Y cuando la desgracia juega a la lotería hay posibilidades de que le toque un premio gordo. Comprobado fatalmente el 24 de julio. En la Cadena Ser, un maquinista, Manuel Mato, comenta que “vienes de una velocidad de 200 kilómetros hora y tienes que reducir a 80 en el punto kilométrico 84,200 y dependes solo del factor humano. No hay nada, técnicamente, que te obligue a reducir esa velocidad”. Es el único punto de la red viaria Española donde esto ocurre. El AVE Galicia tiene el coste más bajo por kilómetro de toda España. Lo barato sale caro, sobre todo a los maquinistas. El tramo aciago cuenta solo con un sistema ASFA analógico que tiene 60 años.

Este suceso fue manejado desde el principio para centrar las sospechas y adjudicarle un solo culpable. El maquinista. Inmediata difusión del video del “tren bala” captado por una cámara de la vía férrea, supuestamente propiedad de Adif. ¿Hubiese hecho lo mismo si no le resultara favorable? Casualmente habían revisado el Alvia y el mortífero tramo de vía esa misma mañana, no un día o una semana antes, ¡qué rigor! Mi desconfianza me sugiere la siguiente escena: Se produce el accidente y, acto seguido, llamadas a mantenimiento para preguntar si han hecho el check list y cubierto el libro correspondiente. ¿Noo? ¡Pues a qué cojones esperáis!. La Inspección tampoco pasa inspección a diario para comprobar los libros. La trampa se puede llevar a cabo con efecto retroactivo, tranquilamente, con frialdad. Se les ha hinchado la boca hablando de protocolos, y pregunto ¿en un tramo considerado como punto negro por los maquinistas sólo iba uno? ¿Y si sufre un desmayo? ¿Y si en el relevo se cuela un Al Qaeda? Lo digo porque Santiago es un objetivo declarado de esa Organización.

El Dispositivo de Emergencias estaba perfectamente organizado porque esa misma noche se ejecutaban los Fuegos del Apóstol en la Plaza del Obradoiro, llena a rebosar con miles de turistas, peregrinos y habitantes de Santiago. Pero no hicieron falta allí, sino, desgraciadamente, a cuatro kilómetros. El resto lo puso la sociedad civil, voluntariosa y desinteresadamente organizada. Los vecinos de Angrois, que arrancaron puertas de sus casas – y portaban mantas, sábanas, botellas de agua, radiales – para utilizarlas como improvisadas camillas, médicos que estaban fuera de su jornada laboral o directamente de vacaciones y que pasaron la noche en blanco, bomberos que se encontraban en huelga defendiendo sus derechos, personal cualificado que estaba incluso en el paro. Etc., Etc. Sobrecogedor. Todo esto le da a Feióo para sacar pecho y presumir por ser el “voceiro” de toda esta marea solidaria. Esa sociedad civil tan castigada y recortada por los mismos que capitalizan las muertes y se cuelgan descarada y oportunamente las medallas. Ojalá demostrase tanto reconocimiento y orgullo reconstruyendo lo que ha destrozado con las tijeras, que un par de lágrimas no dan para comer. Es el cinismo perfecto.

El 19 de noviembre de 2010 una enfermera es contratada de forma eventual durante 48 horas en el Hospital Universitario Arquitecto Marcide de Ferrol (Servicio Gallego de Salud). Le tocó asistir por primera vez a un parto al día siguiente. Tras el parto se certificó que el bebé estaba sano, pero la madre sufrió una hemorragia, que no se pudo frenar con la oxitocina que se le suministraba a través del suero. Por ese motivo, la ginecóloga pidió que se le inyectase el medicamento ‘Metherghin’ –con metilergonometrina, un anticoagulante–. Por error, la enfermera se lo suministró al bebé que, aunque fue trasladado a la UCI tras detectarse el problema, falleció a las 23.00 horas del mismo día. Estaban presentes una pediatra y una ginecóloga. Según su declaración, le preguntó a la matrona “si era para el peque” y la respuesta que obtuvo fue “pínchala en el muslo”. El día anterior había estado asignada al área de oncología.

En una rueda de prensa en el Hospital, los responsables del centro habían asumido el error de forma “colectiva” y lo calificaron de “accidente”, aunque aseguraron que se cumplieron los protocolos establecidos con el personal pertinente en el momento del parto. El Ministerio Fiscal pedía una condena de dos años y medio de prisión y una multa económica de algo más de 130.000 euros, además de la inhabilitación durante cinco años, por un delito de homicidio por imprudencia grave. La acusación particular, de la familia de la madre del bebé, ascendía la petición de cárcel a tres años y la indemnización a más de 400.000 euros. Fue absuelta por el Juzgado de lo Penal 2 de Ferrol entre otras razones, porque se considera que no puede “responder por la deficiente gestión de recursos humanos que pudiere atribuirse al centro médico”, al asignar a personal de enfermería no especializado a una unidad para la que los enfermeros reciben formación específica. La sentencia señalaba que “no hay que olvidar que la enfermera carecía de experiencia” y que “en un equipo que funcionaba como un reloj todos dieron por supuesto que Sara conocía el medicamento”. Sin embargo, “no se ha probado que la enfermera tuviera que conocer el medicamento por su formación académica” y “fue asignada al paritorio pese a carecer de experiencia en la asistencia a partos”.

Con experiencia o sin ella, esta es otra maquinista más, en este caso de la salud, a la que le cargaron el muerto y le arruinaron la vida. Los responsables, sin embargo, siguen siendo responsables. España está llena de maquinistas que carretan los muertos que provocan la desidia y la cicatería de sus dirigentes.

10 comentarios en “La España de los maquinistas

  1. Pingback: Se busca experto/a en Protocolos | Icástico

  2. Pingback: El espíritu de los hilillos de plastilina | Icástico

  3. Eugenio

    En valenciano hay una canción que dice….La culpa la té l’ obrer !!! ( la culpa la tiene el obrero) y es muy real, demasiado real, desgraciadamente siempre ha sido así y así fue y así pasó con el terrible accidente de metro de hace siete años en Valencia.Como tu dices, la suerte que tuvieron los que podrían resultar culpables esta vez, fue la muerte del maquinista y la pérdida del libro de mantenimiento…..
    Yo dejé de subir en metro en Valencia y esta vez dejaré de subir en tren, ya sea de alta o de media media velocidad si el único responsable del accidente es el maquinista. Seria estúpido montarme en algo donde el maquinista puede matarme cuando quiera…..
    No puedes diseñar algo que dependa únicamente de una persona. Eso es un mal diseño y no se debe poner en marcha.
    Te lo pondré mas claro …en una carretera que tienes una velocidad de circulación pongamos 120 km/h y viene una curva peligrosa, el ingeniero diseñador de la carretera dice ningún problema, pongo una señal que prohíba ir a mas de 60Km/h y con eso el problema está solucionado…….Errror gran error, eñ problema sigue sin solucionarse. Debemos hacer carreteras, las vias, los aviones, los coches a prueba de errores de conductores “despistados” Y su jefe tan responsable como el ingeniero, ambos deberían ser corresponsables de los despistes de los conductores que se maten en esa curva circulando a una velocidad de 120 km/h..La cultura del ” Error proofing” debe cultivarse a todos los niveles y los jueces deben preguntar por ello cuando hay accidentes. Podríamos seguir pero quiero aclarar como resumen que la seguridad comienza y es BÁSICA en el momento del diseño!!! y en el diseño están también los responsables del accidente, y los que aprueban o rechazan inversiones que afectan a la seguridad.
    Repito no volveré a subir en tren, ni yo ni mi familia, si hay solo un único responsable !!!!!!!
    Gracias Antonio, me acordaba de ti como gallego y profesional sufridor del accidente cuando lo vi en la TV. Recibe un fuerte abrazo.

    1. Pienso lo mismo que tu. Si la seguridad depende única y exclusivamente del factor humano (maquinista) prefiero volver a los trenes que circulaban a 80 por hora. No entiendo cómo se podría excluir el diseño y la tecnología de la SEGURIDAD. Poco habríamos avanzado entonces.
      Gracias por tu aportación, que no es cualquiera, en tu calidad de ingeniero. Otro abrazo.

  4. Realista

    Que pena gastar tantas letras y aprovechar el dolor de tantos para despotricar de todo y de todos menos del maquinista, que por lo menos tiene la decencia de echarse el solo la culpa y no aprovecha para quejarse de señalización, sistemas de seguridad, etc. etc. Cuando alguien en carretera es detectado a velocidad excesiva, se le denuncia y multa y no se abren investigaciones a ver como se puede disculpar. Pues eso es lo que pasó aquí.

    1. Gracias, Realista. Pienso que los que gastan letras son los que prometen cosas que no se cumplen, los que venden un AVE que no lo es, o una seguridad que solo depende del factor humano. Un programa de una cadena de televisión privada también despotricó contra el accidente de metro de Valencia. Gracias a eso el caso se ha reabierto y estoy convencido de que aparecerán nuevos responsables. Entonces también hubo exceso de velocidad y el maquinista tuvo la “decencia” de morir. Y asunto cerrado (según tu criterio). El de Santiago la tuvo, yo lo reconozco en mi post. Tan decente que no quiso hablar de las llamadas que recibió para no implicar a nadie, hasta que no le quedó más remedio. Chapó, poca gente hay así. Los de arriba tapan sus cosas igualmente, mientras pueden. Pero a los efectos es lo mismo un despiste que un infarto, y si se hubiese producido esta circunstancia ¿no hubiese habido culpables? ¿se los apuntamos al destino o a la fatalidad? Pues yo no saco un billete ni borracho. ¿Por qué ahora pasan a 30 km/hora por ese fatídico punto? ¿Es una medida provisional hasta que se diluya la actual conmoción? Imagino que no será para hacer turismo morboso. Ni tanta mar, ni tanta tierra.
      Yo soy técnico en Prevención de Riesgos Laborales. En esta disciplina hay una máxima que dice que todos los accidentes son evitables. Si un trabajador sufre un accidente con daños graves para su salud, se imputa penalmente a los mandos (directores de fábrica, de recursos humanos, encargado directos, etc.) y pueden acabar en la cárcel – hay bastantes casos, te lo aseguro – por muchas medidas de seguridad que hayan obligado a utilizar al trabajador. Si muere ni te cuento. Solo en el plano estrictamente laboral, en este siniestro, por cojones – por ley – hay que abrir una investigación y determinar las causas que han provocado el accidente laboral del maquinista, y te aseguro que al juez no le vale como argumento “fue un despiste del trabajador, un error humano”. No. Quizás sea mejor, entonces, la línea de investigación laboral para llegar a las verdaderas causas. Y si eres un currante que utilizas un vehículo para trabajar y tienes un accidente con muertos – por exceso de velocidad, por ejemplo – aparte de las reclamaciones administrativas y civiles que correspondan, que se prepare tu empresario para las penales, como he dicho.
      Por cierto, observo que no nos informamos de la misma manera; este maquinista, otros distintos y diferentes ingenieros han hablado sobre la deficiente señalización, por lo menos en lo que respecta a su ubicación. Con lo que he leído, y sigo leyendo, me he formado mi propia opinión, que sigue invariable, y es comprensible que no sea del agrado de todo el mundo. Un saludo.

  5. Javier

    Lamentable artículo de una persona que quiere politizar una desgracia, de alguien que resulta ser un experto en el mundo ferroviario y que no tiene dos dedos de frente para pensar antes que decir tanta mierda.

    Con todo el respeto, das pena.

    Un saludo

  6. Me había dicho alguien que el tramo este estaba ya fuera de la línea de Alta Velocidad, y por eso no había o no funcionaba el ASFA. Ahora dicen lo de la Velocidad Alta. ¿Es que no hay un mínimo de vergüenza por ninguna parte? Le condenen o no, el maquinista ya está condenado de por vida, a ver quién se puede quitar de encima algo así, sin ser un asesino nato.
    Y qué mezquindad la de La Razón.
    Y qué huecos y pueriles suenan los discursos.
    Te acompaño en el sentimiento, Tucho.

    1. Ya lo creo que está condenado. Muchos han perdido algún familiar o amigo, pero este hombre tiene sobre su conciencia muchos muertos. De aquí, de mi pueblo, murieron dos conocidos, una madre y su hijo. El cuñado de Lurdes (marido de su hermana) es uno de los médicos que estaba en casa y acudió al hospital al oir la noticia. Estuvo toda la noche. Este fin de semana estuvimos en su casa de Santiago y revivimos con él la tragedia, buscando alguna explicación a esta locura. Es una negra sombra que tardará en desaparecer. Gracias por el pésame, que hago extensivo a tod@s los que de verdad sentimos esto. Ojala los malditos bastardos, padres verdaderos de este crimen, se suban algún día a su último tren. Lo siento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s