Convención nacional Qué guapos que somos

Sabemos que se aproximan nuevas elecciones – las europeas – porque Rajoy ha rescatado la herencia recibida, a pesar de que lleva 25 meses en el poder. Para no resultar monótono dramatiza un poco más y dice que desconocía todo lo mal que estaba la situación. En su investidura, en diciembre de 2011, después de ganar las elecciones generales dijo “En la política no existe la herencia a beneficio de inventario. Sabemos lo que nos espera y sabemos que se nos juzgará por lo que consigamos, no por lo que intentemos o por cómo nos hayamos encontrado las cosas”.

Sabe todo eso pero la herencia socialista le pone cachondo y le da para rajar media hora, y es que los temas escabrosos y calientes – esos que asustan a la mismísima Europa – no conviene tocarlos. La cobardía es el pedestal de muchos políticos, y parece que reporta resultados fantásticos, visto lo visto, hasta que los acaba convirtiendo en cadáveres olvidados que caerán en la “amnesia histórica”, destino que le espera a Mariano después del 25M. Ya está empezando a jugar los minutos de la basura. Por eso El Capitán Plasma se crece en su nido de gaviotas y ataca al pobre Rubalcaba, que ya lo mismo le dará porque su papel de un tiempo a esta parte es el de ser atacado por amigos y enemigos. Otro cadáver. A Rajoy y su coro les vale un vencido para demostrar su valentía. Lo vencieron en las urnas con mentiras y rescatan su fantasma para zarandearlo, como si fuera la bicha que se está comiendo nuestra España. Ese ha sido el colofón a su congreso, el resto iba de qué guapos somos y lo bien que lo estamos haciendo. Con lo de la herencia tiene hartos hasta a sus propios compañeros de filas.

También dijo que a partir de 2015 habrá bajadas sucesivas de impuestos, esperando que lo traguemos. Porque, siguiendo con herencias, si alguna ha demostrado que nos puede dejar este hombre es la mentira, una mentira con costras, de tan manoseada que la tiene. “No me molesta que me critiquen”, dice, pero se carga a Pedro Jota por haberse ensañado en unas cuantas verdades inolvidables que asustan hasta a nuestros fiscales. Pronto le tocará el turno a  Wyoming, hasta que solo quede “la voz de su amo”, barítonos a sueldo como Marhuenda, por ejemplo. Ahora, de momento, está construyendo un aparcamiento en el que estacionar la ley del aborto, la de seguridad ciudadana, la LOMCE, el problema catalán, etc. Es un aparcamiento provisional, después de las europeas ya nos podemos ir preparando. Hay que añadir las sugerencias del FMI y se va a montar un Gamonal nacional. Cada día asistimos a un nuevo brote.

Mientras tanto, el buque empieza a ir a la deriva. Los tripulantes más listos se aprestan a abandonar el barco, o a replicar al Capitán Plasma. Vidal Quadras se pasa a Vox. Otros u otras están dando la murga, sin prisa pero sin pausa. Léase San Gil, Monago, Feijóo. O el portazo de Mayor Oreja, renunciando a encabezar la lista europea porque ya huele el descalabro. Hasta “Ansar”, que les ha enseñado a todos cómo hacer una agenda con artrosis, con citas que no se pueden mover – ni por su amado partido – este sólo se mueve por los que le resuelven sus asuntos. Pero si hay una lista lista por excelencia esta es Esperanza Aguirre. Hace año y medio dejó la presidencia de la comunidad madrileña para evitar las collejas que ahora le están cayendo a su sucesor con motivo de la privatización de la sanidad y otras “ocurrencias fallidas”. No tiene edad para ir de abucheo en abucheo. Hace más daño parapetada tras un micrófono mientras estudia el panorama y se imagina el solar, las “esquelas políticas” que, en no tardando, veremos todos. Será la okupa de alguna tumba importante.

Pero la Cospedal, con su impecable estilo de hablar sin decir nunca nada, sostiene que el partido no está dividido ni convulsionado, lo de Aznar es normal. Cuando la razón o la verdad se vuelve complicada es mejor acudir al cinismo, a la ceguera, y decir que la ausencia de Jose Mari en la Convención se debe a la “muy complicada” agenda internacional del expresidente. La agenda internacional de Aznar solo fue complicada para los españoles. Y mira que le consta, dice la Mª Dolores, que hizo todo lo posible para estar en una cita tan importante. Importante es saber ser un hombre de titulares, aunque sea despreciando a los compañeros de partido. Vender intrigas. Un buen titular no entiende de modales. Que todo dios esté pendiente de él, es lo que quiere. En términos futbolísticos debe ser algo parecido a “saber jugar sin la pelota”, algo que me costó entender hasta que examiné el comportamiento de políticos así. Chema no va pero les manda una chuleta de FAES con unos puntos a tratar.

¡Qué gracia!, la Convención del PP incluía una ponencia dirigida por Esteban González Pons ‘España, una gran nación’. A pesar su grandeza, o tamaño, “No es país para tantos”. Ahora vuelve a ser una referencia de la emigración. Es así como bajan el paro.

2 comentarios en “Convención nacional Qué guapos que somos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s