Cosa Nostra

Las previsiones de los “expertos” de Fomento y de otros asesores mercenarios están diseñadas para justificar los delirios faraónicos de quienes les pagan. Si los cálculos no fueran favorables a los ideólogos del desvarío se busca a otro experto que lo vea “más claro” y tira palante. La receta contra el delirio, en este país, han sido miles de toneladas de cemento. Por ejemplo, los cálculos para las autopistas radiales eran que iban a pasar la repolla de coches por minuto y a absorber la repera de tráfico diario que circulaba por otras vías congestionadas. La realidad es que ni repolla ni repera y a los de siempre nos pasan una factura de la rehostia. Porque las concesionarias y la banca, ese matrimonio tan ejemplar, nunca pierde, como mucho deja de ganar. Ellos siempre pueden soñar, para el resto quedan las pesadillas. Es el neoliberalismo inverso. Nos lo quieren imponer a todos pero mantener su comunismo de élite, “lo de todos es para los nuestros”. Perverso.

Supermán Estado está harto de que los héroes del cómic rescaten a los pobrecitos indefensos, una puta cursilada. Nuestro gobierno ha modernizado el género y solo se pone la capa cuando una empresa de Ibex 35 tiene un esguince, nosotros ponemos las gasas y las pomadas. Cuando se recuperen del trance ya estarán de nuevo listos para jugar otra partidita con el dinero prestado, así monto yo las timbas que sean menester o los negocietes que hagan falta con los cálculos de mis relajados asesores, me encanta este neoliberalismo. Como decía una amiga cada vez que ganaba al tute cabrón, “qué juego tan bonito”. Que todos tengan un poco es mucho peor que unos pocos lo tengan todo.

Coño, es que los expertos se han equivocado con cuatro radiales y otras vías de peaje cuando gobernaba José María Aznar, debía ser extremadamente indulgente con los errores. Luego llegó Zapatero con el Plan E, las radiales de los peatones. Después llegó Rajoy y dijo que Europa no nos había rescatado, debe ser cierto, somos los ciudadanos los que estamos de guardia para rescatar. 2.400 millones de euros nos van a costar las radiales. Si es que hasta tienen un nombre horrible, que suena a amputación. Allá van todos los céntimos sanitarios, los aumentos del IVA, la calderilla de las recetas…todo, no para corregir el déficit, no nos engañemos, éste ya nunca se va a corregir porque me temo que los rescates que falten por llegar se comerán esa calderilla obtenida a base de enviar a cientos de miles de ciudadanos a jugar en la Tercera División de la liga social. Supermán Estado está para vigilar que los efectos de la corrupción, de la financiación a partidos y demás prebendas de las que son colaboradores necesarios, no los pague “su familia”.

Con la ignominiosa amnistía fiscal solo se recaudaron 1200 millones de euros de los 2500 previstos, a cambio afloran 40.000 millones. En lugar de gravar todos los capitales aflorados al 10%, como figuraba en el decreto ley inicial, lo hizo sólo con los rendimientos generados, un detalle para esa gente. La subida del IVA en 2012 solo recaudó 578 millones, la cuarta parte de lo previsto, a lo que hay que restar la caída en el consumo. O sea, de previsiones seguimos fatal. Con estas dos “tonterías” se han juntado con 1.778 millones, aun quedarían casi 500, solo para pagar las autopistas del disparate. Los rescates a la élite suponen el eco de millones de estómagos vacíos, del desguace de los derechos fundamentales. La democracia de los truhanes. Pero esto no es violencia. Ni se puede fotografiar. Ver una pedrada duele, la agonía parece que no.

Aquí no se han hecho autopistas ni aeropuertos fantasmas ni cajas de la música y de las gaitas porque lo demandara el país. Se hizo esto para alimentar la endogamia del poder, comprando favores y silencios, financiando partidos políticos para poder mantener este círculo vicioso. Hemos estado financiando una cueva de Alí Babá de alto standing, exclusiva. Pagando a los enemigos. Una y otra vez nos llevan a las urnas engañados, haciéndonos creer, una y otra vez, que son el cambio cuando son una mutación siniestra de lo anterior.

Muy recientemente hemos detectado las ondas del primer instante del universo, el primer cromosoma artificial que abre las puertas a un mundo desconocido hasta ahora, el implante de un cráneo de plástico impreso en 3D, pero somos incapaces de atisbar un modelo económico que destruya la desigualdad. O, simplemente, que acabe con los paraísos fiscales.

 

4 comentarios en “Cosa Nostra

  1. Antonio Núñez Torron

    Buenas noches, efectivamente todo lo montan para quitarnos algo, para quitarle algo al pueblo. Nos quitan el dinero, la salud, la educación, la cultura, la esperanza, la dignidad, la soberanía, nos lo quitan todo. ¿Nadie se da cuenta de todo lo que nos han quitado bajo la supervisión de los “expertos” – esos h.p. que no arriesgan nada a pesar de sus gravísimos errorres? ¿Es o no es la ostia? ¿Como créeis que actuarían si vosotros en el ejercicio de vuestras responsabilidades cometiérais una milésima de error del que ellos cometen?
    Hemos dedicado miles de millones, si, repetirlo, miles de millones, (alguien es consciente de lo que supone) para rescatar una banca que nos ha esquilmado en tiempos de bonanza (comisiones, cobro de apuntes por operaciones, intereses de demora bestiales por ligeros descubiertos, etc.), que ha repartido dividendos suculentos entre sus accionistas, que ha aprovechado los presupuestos del Estado para sufragar “Eres” y jubilaciones anticipadas de sus empeados a los cincuenta y pico años y que cuando su avaricia sin límite les lleva a la bancarrota la “rescatamos” con dinero público y sus gestores son protegidos por el sistema y nunca acaban en la carcel.
    Pero a ninguno de los “expertos” se le ocurrió que en esa situación de crisis de la que no es responsable el pueblo llano cabría aprobar un decreto, una Ley, que determinara el “rescate” a los deudores hipotecarios estableciendo una moratoria en el pago de los intereses, no de la amortización, de manera que no hubiera deshaucios. Si deshaucios que han enriquecido a la banca a la que rescatamos, a los cientos de abogados y procuradores que se manifiestan contra esas ejecuciones pero que no dejan de apuntarse a llevarlas cobrando suculentas minutas por ello. ¿Tan difícil era parir una solución que de verdad permitiera sobrellevar los tiempos de crisis manteniendo la vivienda digna que es un derecho fundamental? No, el sistema nos quiere pobres, endeudados. ¿Como va a permitir que el pueblo disfrute de tal prebenda? Insisto, es triste, pero las revoluciones no cruentas llevan a pantomimas con los mismos actores principales.

    1. Qué buena radiografía has hecho. Efectivamente, Antonio, nos lo quitan todo. Luego nos criminalizan con asuntillos como el abuso de la sanidad y otros así para desplazar la culpabilidad, o repartirla, cuando la gestión de unos “individuos” en caja Madrid, por si sola, ha implicado el rescate del país con las durísimas condiciones que lleva aparejado, o sea, viene a ser un atraco por partida doble, haber soportado esa gestión y de premio la troika asesina, como si los culpables fuéramos nosotros. Nos roban desde dentro y desde fuera. Somos burros y apaleados, y los responsables ahí están, sin recibir una sola pedrada. Estamos jodidos, pero que muy jodidos.
      Es tan cotidiano el atraco a lo público que pretenden sea visto ya como normal. Prometen “cambiar” y poner coto a la corrupción a cambio de la impunidad de su pasado, pero no lo harán, solo perfeccionarán sus formas. A los que de verdad les plantan cara acaban por recriminarles las formas, ja ja já, qué bueno. A veces parece más dura y valiente la acción de condenar verbal y públicamente a estos criminales que esquilmar los recursos de una caja histórica.
      Sí que nos damos cuenta de todo lo que nos han quitado, y cuando se canaliza la protesta ya ves qué rápido piden cinco años de prisión para los que rodean a los representantes del pueblo, y eso sin haberles robado, sin ponerles la mano encima. Con eso respondo a una de tus preguntas. Eso sí que es la ostia, como dices tu. La hostia que nos dan, diría yo.
      Mucho pides, Antonio, un decreto o ley para aliviar la situación de los damnificados por sus propias acciones, cuando de lo que se trata es justo de eso, empobrecer, de hacerse con propiedades para vender luego a los fondos buitre, operaciones que acaban dando excelentes comisiones a los mismos que propiciaron todo. Es el círculo letal de marras. Gran verdad la tuya sobre las revoluciones no cruentas, a nadie le gusta ser el primero en aportar sangre a esa causa y con eso es con lo que juegan, lo saben. Mejor el chusco de pan, aunque sea debajo de un puente, ya ves lo que queda por andar.
      Te dejo el video de uno de esos valientes de los que hablo, posiblemente lo hayas visto. Es demoledor. Ya que conviene repetir miles de veces lo de “miles de millones” también se podría visionar y difundirlo miles de millones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s