Liebster awards y otros premios

Para crear este artículo he secuestrado una de las musas que habitan permanentemente el blog “Aspirante a loco”, de grojol, escrito a golpe de cordura, y la he puesto a mi vera con la esperanza de que me susurre cosas al oído. Partiendo de su experiencia como “víctima” de una avalancha de premios que le han llevado a saltarse o romper normas añejas, desvirtuadas o inexistentes (bien rotas están por mi parte), me acojo, en lo sucesivo, a la “jurisprudencia” creada con sus “sentencias”, en las que, no obstante, nunca ha olvidado ser un bien nacido, correspondiendo con cariño y agradecimiento a toda la gente que lo ha nominado. Tantos que hasta ha ofrecido alguno de los premios que le sobran a cualquier bloguero huérfano o necesitado de ellos que se postule para “recibirlo”; tantos que tiene una categoría en su blog titulada Premios, Agradecimientos, Nominaciones (P.A.N.), con 11 entradas hasta el momento. A veces le pone cebolla.

Digo víctima porque todos esos reconocimientos llevan implícitos unos deberes, unas “reglas”, que acaban por convertirse en un ritual un tanto tedioso: hacer una entrada en tu blog mencionando a la persona o blog que lo ha nominado, agradeciéndolo, copiar el logotipo del premio en cuestión, responder una batería de preguntas estilo “qué tipo de libros, autores y o géneros te gusta leer fuera de la blogosfera, por qué escribes, donde lo haces habitualmente, qué buscas o te gusta de los blogs que sigues, menciona alguna de tus grandes pasiones además de escribir, qué tipo de música te gusta, de qué color serías, cuándo es tu cumpleaños, cómo describirías tu lugar ideal para vivir (aunque sea inventado), qué animales te gustan o con cuáles te identificas, qué te gusta del blog que te nominó”… y nominar a su vez entre 11 y 20 blogs, de WordPress (¿?) en el caso de algún premio concreto, una discriminación bloguera incomprensible. Y comunicar a cada uno de los nominados tu decisión en su blog para que siga fluyendo. Una cadena, seamos sinceros.

Esto en función del premio o nominación que te caiga, que pueden ser chorrocientos, pero la cosa va por ahí, y claro, lo poco agrada y lo mucho empalaga, o cansa o enfada o según como pille el ánimo, sobre todo cuando el premio es algo que no reporta más que una licencia al pavoneo, si se me permite la expresión (muy humano, por otro lado, para quien le guste) y ese es el problema, porque hay quien, ajeno a esas alharacas, elude incómodo el compromiso lo más educadamente posible. No existe un jurado que valore estándar alguno, cada bloguero se erige en juez y jurado. Nada más nominar se crea automáticamente un premio, a mí me parece un poco absurdo. Son preferibles, a mi modo de ver, esa menciones honoríficas solitarias salidas del corazón de una bitácora que alaba públicamente la labor de otra, su estilo, su compromiso, la calidad de sus contenidos o lo que sea, divulgando o enlazando lo que considere reseñable.

Grojol ha resuelto el tema de varias formas, enlaces puntuales en sus post a alguno de los que quedaron “invisibles”, en expresión suya (viaje a la cara oculta, lo define), hace de buen padre a blogueros para que sean conocidos como sus hijos, de hecho tiene una declaración fija en el lateral del suyo que describe su compromiso, a la par que declara su decisión (irrevocable) de no seguir las normas de nominación de los diferentes premios pasados y futuros. Refleja, como he dicho, su gratitud por todos los premios “pero también mi inquietud por no responder como, quizás, esperáis de mí. Me cuesta mucho, sobre todo en tiempo, seguir las normas y también me cuesta mantener mis decisiones”. Este poeta social, como se define muy acertadamente, aprovecha las distinciones que le hacen para intentar romper otras cadenas como la del hambre planetaria, “teniendo presente a esos más de mil millones de seres humanos que la padecen”, como él sabe, alimentando tu piel de sensaciones que la convierten en áspera, de gallina. Describe, con palabras bien elegidas (paz, sensibilidad, poesía, etc.) los blogs que recomienda o sigue, con menciones especiales y de otras formas. He hablado de Grojol como podría haberlo hecho de otros “repremiados” que, en menor grado, han dado a entender que no están por las cadenas pero que agradecen igualmente la nominación. Hay otros muchos que no distraen su rumbo ni un minuto con estos asuntos. Todas posturas muy respetables.

Los premios a los que me refiero son, entre otros, VERSATILE BLOGGER AWARD, PREMIO AL MEJOR BLOG AMIGO, LIESBTER AWARD (etiqueta verde o azul, no sé, y roja), WONDERFUL TEAM MEMBER READERSHIP AWARD, PREMIO BLOGS NAVIDAD (del año que corresponda), BLACK WOLF BLOGGER AWARD, etc. A título de ejemplo, reseño algunas características encontradas en una supuesta página oficial de uno de los más comunes: el LIESBTER AWARDS. En los menús de la página se puede ver lo siguiente:

ACERCA DE: LIEBSTER AWARDS, PREMIO ENTRE BLOGS PEQUEÑOS DE UN BLOGGERO A OTROS, SEGÚN LAS ZONAS Y ESTILOS SE ESCOGEN A 11 O 20 BLOGS MAS QUE SON IGUAL DE NOMINADOS Y GANADORES (así, todo en mayúscula y tan bien descrito) Deduzco que una vez que eres nominado ya te conviertes en ganador.
REGLAS: “Diversas Reglas se han creado algunas desde los inicios de esta premiación virtual, otras creaciones propias de las mentes de algunos bloggers por invididual” (tal cual). Dice que LIEBSTER AWARDS ES UNA CADENA, directamente. Fundamentos: “Los Blogs Nominados deben tener menos de 200 seguidores por lo tanto Blogs pequeños, para Blogs de Mayor Nivel están los Best Blogs Awards”. Luego entra en las reglas propiamente dichas, si te interesa, aquí.
NOMINA Y GANA!: “NOMINA Y GANA! (clarísimo, es lo único que pone)
COMITÉ DIRECTIVO: (Ni cristo)

No incluyo conocidos premios o concursos que realmente sí nos gustaría ganar a cualquiera porque, aparte del importe en metálico que conllevan, cuando lo hay, el mejor importe es el reconocimiento del público o jurado a una labor, presentada de muy distintas formas y bajo diferentes categorías: 20blogs (20minutos), Bitácoras.com, Edublogs y otros varios de prestigio consolidado.

Hasta aquí la introducción (mil perdones).

En febrero de 2013, cuando no hacía ni un mes de la apertura de mi blog, Virginia Romero, desde el suyo, comparte +, me nominó al Liebster Blog Award. Le di las gracias y sin saber aun de qué iba todo esto me pavoneé a diestro y siniestro. SI. Los únicos seguidores que tenía eran unos pocos conocidos (suscripción por e-mail) y no sé cómo me localizó. El problema vino cuando me puse a “fichar” 11 blogs para nominarlos a toda pastilla en la entrada que nunca llegué a hacer para cumplir las reglas, tenía que buscarlos, estudiarlos y decir unas cosas bonitas para salir del paso, y en ese “pensar” ya me pareció un poco antinatural e imaginé o intuí que esta parte quizás fuera la que peor llevan los nominados premiados nominadores, y más si te pilla sin un fondo de armario “comme il faut”, o sea, sin blogs que ponerte, sin variedad, que fue lo que me ocurrió, cuando no sabía cómo manejar siquiera el mío. Gracias de nuevo, Virginia, los remordimientos por no haberlo hecho fueron desapareciendo poco a poco, a medida que veía que no había gato sin premio y que se valora más encontrar un blog para salir del paso que por el gusto de seguirlo o consumirlo, ese saborear la sensación de haber descubierto algo. Así lo siento.

Desde hace unos tres meses me hice más visible, fui agregando blogs, leyendo y, en la medida de mis posibilidades, comentando, interactuando. La semana pasada, bell@espiritu, cuyo blog ha sido distinguido con el premio Black Wolf Blogger Award, y que sigo con placer desde hace muy poco, me ha nominado al mismo laurel. Nos enseña a catar la vida a través de los instantes, que se convierten en mágicos si los sabemos aprovechar, le agradezco de corazón ese momento en el que se posó en mi blog, de espíritu tan revuelto, y que lo haya nominado, siendo casi una bendición sabiendo a lo que se dedica. A través del Atlántico le envío un abrazo esperando que llegue a esa su tierra argentina que tanto me gustaría conocer.

A partir de aquí queda inaugurada mi rebeldía, me apunto a la escuela “grojoliana”, y otras de la misma filosofía. Nada de cuestionarios y, más que nominaciones, procedo a alguna mención especial y a otras específicas. La especial es para tu escritora personal (la casa de las mil voces), Mariaje, su anfitriona, me empujó a este monte, me definió mejor que nadie, y escribe desde un lugar llamado alma, reconstruye biografías de personajes que bien las merecen, hace el CSI de cada viaje suyo hasta el último gramo de polvo que ha pisado o respirado, estruja cualquier sueño que alcanza hasta convertirlo en suspiro de agradecimiento por haberlo conquistado; dale unas cuantas palabras y te dibuja el silencio.

Menciono las cosas de Enrique. Es un salón de té cuyo anfitrión, el de las cosas, es una persona cálida, amable, acogedora, entrañable. De él aprendí que la blogosfera no solo es wordpress, es mucho más extensa. Rescata frases y reflexiones de sus salidas a la panadería, a facebook, a twitter, a wordpress, a blogspot, a dondequiera que haya una boca primorosa y nos las sirve con la infusión, relajadamente.

A franciscojaviertostado, con mucho rubor, porque leerlo es descubrir que estoy en pelotas, desnudo de saberes; a fuerza de seguirlo ya creo que puedo ponerme tan solo un calcetín, de momento. Me trae su maravillosa Historia en dosis de lo más consumible y digerible. Amenísimo. De dónde cojones sacará el tiempo este hombre, médico, ginecólogo, escritor de libros, guitarrista, lector ávido, ubicuo e hiperactivo (tremenda combinación), me pasma (Mariaje, síguelo).

A los que, entre otras cosas, hacen de menéame y esparcen la semilla de otros: naderías, biblioteca de alejandria argentina, bodicea72’sblog, raciozinando. A Caperucitas de asfalto, para que ningún escritor en ciernes se queje de que no ha tenido oportunidades; ella avisa de unas cuantas, al espacio de chus, por sus fichas musicales, a desde mi azotea, “una visión particular de la Educación”, a viajes al fondo del Alsa, un montón de trayectos y situaciones de lo más entretenidos, a la chica de los jueves, porque no sé nunca en qué día está, ni cuál es el bueno o el malo porque todos son estupendos (para mi), para apalabrado, eso, la palabra justa y en su sitio para describir todo lo que está fuera de sitio, que suele ser la razón. A Jaime Poncela, pedazo escritor, se retiró (prematuramente), no sabemos por cuanto tiempo, porque no encuentra la forma de decir las cosas mejor de lo que ya lo hace y que yo nunca sabré decir así, a Dessjuet, (“el blog más prescindible de la red”, mentira) me parte de risa, derrite a las damas, al pan, pan y al vino, vino y al follar, follar, descarao e irreverente con los lectores (pero no le creemos), recupérate pronto. A Diccineario, un blog “de cine”, a Manuel Cerda, que para mi hace pareja con el anterior, a estate un rato, porque apetece quedarse más, a Benjamín de la recacha, él ya sabe por qué ;-), a la tronera de celemín (de aprendiz tienes bien poco), cañonazos a lo bestia contra las realidades, de los que puede condenar cualquier ministro del interior, mucho más bestia, a Maruja Moyano, por su “vida en jirones”, que es la vida desgarrada, y lo dice primorosamente, aunque uno quede triste y cabizbajo. A perfume de mujer, la blogosfera está llena de poetas y poetisas, la poesía es extracto o esencia de prosa, es ese plato japonés aparentemente sencillo pero con mucho trabajo detrás, más que cualquier otro, pero que lo dice todo. Es mi frustración.

Si alguien de los enlazados tiene interés en ser nominado al Black Wolf Blogger Award que me lo haga saber y gustosamente lo nomino, será por premios. Sus virtudes ya lo son. Otros mil perdones. Espero que google no me penalice por tanto enlace.

35 comentarios en “Liebster awards y otros premios

  1. mamenblanco

    Bueno, sin quitarte ni un ápice de razón en todo lo que dices, también se pueden ver estas cosas de las cadenas de premios como una forma de darse a conocer (para quien quiera ser más conocido). Una forma como otra cualquiera de difudir lo que haces. Y como digo en mi entrada, todos somos algo vanidosos. En cada blog que he ido a poner el enlace de la nominación me han temblado los dedos, en parte me sentía como si estuviera comprometiendo a los mencionados (a mí tampoco me han gustado nunca estas cosas). En fin… Gracias por el enlace a esta entrada que me ha hecho sentirme un poco más pardilla que de costumbre. Si me lo permites me gustaría ponerla en el menú de mi blog durante algún tiempo, por si me cae otra nominación poder enlazarla. (Emoticono “cara de asombro”).

    1. ¿Pardilla?, ni por un momento, el aprendizaje es continuo. Está claro que es una forma de darse a conocer, de hecho de vez en cuando buceo entre las listas de los nominados (que aun no conozco) para ver cómo está el panorama y pesco con frecuencia algo nuevo. He perdido la cuenta de las veces que me han nominado, cuando iba por 40 0 50 dejé de contar (no pretendo presumir, en absoluto, es para centrar el ejemplo), imagina si tras cada una hago un post de agradecimiento y sigo la “liturgia” de cada premio. Yo no sería capaz, por eso no entro a fondo (pero agradezco a quienes me nominan, ojo) La gente premiada ha aprendido a romper las reglas a su manera y hacer un relato de un agradecimiento. Otra permanece muda. Otros agradecen y no entran en la ruleta (mi caso) Todas las posturas son respetables. Gracias por compartir, pero cada bloguer@ es un mundo.

      1. mamenblanco

        Por supuesto. Creo que no he sabido explicarme. Lo de sentirme pardilla no ha sido porque vea mal esta forma de difundir sitios y haberlo hecho yo. Me he sentido pardilla (ignorante del asunto) por haber ido a otros sitios y comprometerlos. Pero como dices… viviendo y aprendiendo.

  2. Muy elocuente lo que has dicho, y pese a que me ha dado gusto recibir, al igual que tú, los premios que he recibido, igual comienzo a creer que no significan nada más allá de saber que otro ha considerado que tu contenido le ha gustado y una invitación gratuita a leerlo. De ahí en más, creo que depende totalmente de quien hace la nominación, sus motivos y la forma en que lo lleva a cabo (por ejemplo, yo sí me pavoneé cuando una escritora y colega mía me puso entre sus nominados porque yo realmente admiro lo que hace y, ser reconocido por ella significa algo más que una imagen en wordpress -con todo y que, con mi mes y medio en wordpress, yo sí las conservo -). Un saludo y espero leerte a partir del día de hoy, pues tu exposición aquí me ha encantado y deseo saber si mi gusto será aplicable a otros textos. Felicitaciones, por cierto.

    1. Gracias, Daniel. A pesar de llevar poco en wordpress ya he visto referencias a tu buen hacer en distintos blogs. Me agrada enormemente este hermanamiento que vengo observando entre ambos lados del Atlántico, ocurre que normalmente suelo hacer protesta social acerca de situaciones que ocurren en mi país (España) y entiendo que pueda no interesar tanto, pero como much@s de mis seguidores/es son de tu área me fuerzo a cambiar un poco el estilo y los temas.
      Me alegro que te haya gustado esta entrada, la hice con cierto temor por si no se interpretaba bien y molestaba, pero pensando más en quien no quiere entrar en esta dinámica y se ve arrastrado o comprometido a hacerlo. Por supuesto que gusta que una persona a la cual envidias, de alguna manera, por su calidad literaria (y humana, que suelen ir en paralelo) te reconozca publicamente, y comprendo que otras por esa misma actitud (humilde) no quiera entrar en la noria. También creo que hay personas que han alcanzado un merecido reconocimiento y tienen el blog para publicitar su obra y darse a conocer pero no quieren dispersarse y distraerse con entradas de agradecimiento que escapan a su linea de trabajo y pensamiento. Como dije, otra cosa son los premios “oficiales”, por llamarles de alguna manera.
      Y conste que a través de nominaciones he descubierto bitácoras muy interesantes de las que me he hecho seguido, que cada cual optimice los premios como más le convenga, pero sin sentirse mal por incumplir unas normas impuestas desde no se sabe donde y cuando.
      Te sigo, y felicitaciones para tí, también.

      1. Yo también soy nuevo en wordpress (1 mes y medio, poco más). Sobre lo que dices del hermanamiento entre los dos lados del charco, la verdad es que viene bien saber qué ocurre allá, como también del resto del mundo. Ya sea que nos importe verdaderamente o porque seamos unos morbosos, enterarnos del acontecer relevante nunca cae mal (con todo y que, admito, yo mismo me considero sumamente desinformado en esos temas). Es curioso que, al menos en mi caso, he tenido más contacto con escritores españoles que de mi propio país, por ejemplo, no sé si sea tu caso pero supongo que sí (siendo contactos que suelen ser recíprocos). En cuanto a ser reconocido por alguien a quien uno admira, bueno, es que si una mención tiene valor imagina cuando viene de quien uno considera como bueno o excelente en un área compartida. En mi caso he tenido suerte en ese sentido y los premios han venido de gente a la que leo a diario porque me encanta. Un saludo hasta el otro lado del océano, aquí desde México.

        1. Daniel, me refería tí cuando dije “A pesar de llevar poco en wordpress ya he visto referencias a tu buen hacer en distintos blogs”, jajajá. Mexico!…me encantaría conocerlo, tengo un amigo gallego que se fue hace 40 años para allá y acabó montando un hotel ecológico en un paraje salvaje, no me acuerdo cuál es. Otro saludo desde acá.

  3. Excelentes reflexiones, me encantó como resuelves el asunto! Para mí ha sido todo un tema q me ha dado más de un quebradero de cabeza. Por lo mismo a cada nominación he respondido de manera distinta, aunque me mantengo en el agradecimiento sincero sin post de respuesta.
    Lo de los premios está bien para dar a conocer blogs nuevos, pero cuando uno lleva un par de añitos en esta vaina como q dan hasta pudor, jeje! 😉

    1. Ava, cierto que se conocen blogs con los premios y muchos de ellos “nominables” pero quizás haya gente que, por los motivos que sean, no le agrada entrar en ese bucle y uno no lo sabe cuando los nomina, por eso no debe extrañarnos si no hay respuesta. Me alegro de que te hayan gustado mis reflexiones sobre el asunto. 🙂

  4. etarrago

    Gracias, icástico, tu mención me ha hecho enrojecer y tu bloguería de hoy es de una belleza escrita que pocos pueden ser capaces de pintar como lo haces tú. Yo te voy a dedicar el último tramo de ese extraordinario poema de Benedetti “Hagamos un trato” :

    “………………
    es tan lindo
    saber que usted existe
    uno se siente vivo
    y cuando digo esto
    quiero decir contar
    aunque sea hasta dos
    aunque sea hasta cinco
    no ya para que acuda
    presuroso en mi auxilio
    sino para saber
    a ciencia cierta
    que usted sabe que puede
    contar conmigo.”

    Feliz noche y enhorabuena.

    1. Enrique, le doy al botón de “me gusta”, pendiente de que aparezca el de me encanta. Lo que yo decía, la poesía desarma y rinde cualquier alma, la mía ha ofrecido nula resistencia. Elegir a Benedetti (y este poema en concreto) para agradecer tan poca cosa, y tan exagerada por tí, demuestra que me quedaron muchas en el tintero cuando intenté definirte, porque enviar de recadero a este maestro universal para decirme que puedo contar contigo es un regalo para el que nunca hallaré palabras de agradecimiento, solo decir que refuerza lo que pienso sobre los premios de oropel objeto de mi entrada. Me retiro a mi rinconcito de humildad.

  5. Desconocía que hubieran nominaciones a blogs y esas cosas. A mí me animaron mis hijas a plasmar mis artículos, mis cuentos y mis pensamientos en un blog y en realidad, tuvieron que enseñarme a deambular por las tripas de Internet para ello y por los tecnicismos, extraños para mí hasta hace bien poco, de estas páginas. Como siempre, los hijos nos enseñan cosas interesantes, divertidas y útiles, aunque no todo el mundo lo reconozca y al mismo tiempo, comparten su mundo contigo, que ya es algo hermoso.
    Enhorabuena Antonio, porque tú y otros y otras como tú, permiten que muchos y muchas como yo, no nos sintamos bichos raros.

    1. Pues felicito a tus hijas por la parte que les corresponde, hiciste muy bien al aceptar sus consejos. Los míos hace años que están fuera (hija e hijo) así que me encuentro solo ante el peligro del desarrollo, practico el ensayo error (y cabreo) A los hijos los enseñamos para que nos acaben enseñando, eso es retroalimentación familiar. Ya no estoy en condiciones de aportarles casi nada pero si de recibir mucho, eso está bien; han aprendido a ser felices, tanto dando como recibiendo. ¿Bicho raro por sentir lo que sientes y expresarlo? Noo. Raros son los que no se atreven a quejarse pero recogen los frutos de quienes lo hacemos. Te devuelvo la enhorabuena, exactamente en los mismos términos en que tú la has formulado para mí. Gracias.

  6. Siempre es de agradecer que te den algún premio y por eso hasta ahora, no se en un futuro, los publico, pero hace mucho tiempo que no sigo cadenas (creo recordar que solo lo hice una vez). Eso si, he creado, en plan de broma, mis propios premios que otorgo una vez al año.

    Saludos.

    1. Claro que sí, Chus, yo critico algunos aspectos de los mismos como la carga que conllevan, mucho más que cuando alguien te menciona porque realmente le gustas y que solo requiere de agradecimiento. Estaré atento a los “Oscar de Chus”. Saludos.

  7. Perfume de Mujer

    No pudiste describir mejor lo que también significan para mi eso de los premios y las nominaciones, así que me uno a tu rebeldía!! 🙂
    De igual forma te felicito y agradezco compartir tu percepción de mi blog , no lo esperaba, gracias!!!
    Saludos

    1. Me alegro de haber representado otros sentires, pretendía hacer una reflexión sobre la exponencialidad de los premios, el premio es una distinción y cuando se da por dar pierde su sentido, por eso agradezco más las menciones o reseñas sinceras, no metes a nadie en ningún compromiso. También me alegro de que no esperaras nada, así gusta más. Gracias a tí.

  8. La verdad que todos hemos vivido este episodio,A veces he seguido el rito como hace poco pero me tiene que servir para una buena temporada.
    de todas formas esto es una pista para saber que existimos.

    Saludos.

  9. ¡¡¡¡No me has nombrado!!!!
    (Ni se te ocurra, je,je)

    Acabo de descubrir que vivo de espaldas a todo eso de la “Blogalización”, y menos mal, porque de otra forma tendría que trabajar y mucho, lo cual es especialmente agotador cuando no se dispone de sobrado “duende” y para mayor “INRI” se hace gratis.

    1. Xosé, gratis se empieza a hacer casi todo, hasta trabajar. Pues fíjate, se me ocurrió nombrarte (sin nominarte) y me pregunté ¿a cuánta gente de este mundo virtual puede venirle bien tus sabios consejos y experiencia sobre salud laboral?, pues es posible que a más de uno. En la siguiente ronda te toca 😉

      1. Eso supòndría una responsabilidad que no sé si estoy en condiciones de asumir.
        Por lo de ahora escribo cuando quiero o lo que es lo mismo, cuando necesito hacerlo.
        Cuando hay mucha gente que te sigue (a mi más de 2 me parece ya un exceso) inevitablemente te sientes culpable si no mantienes un ritmo y una periodicidad y me temo que en mi caso cuando deja de ser divertido ya no me apetece tanto.

        1. No me hables de responsabilidades cuando tu oficio impone vivir con tantas. Pero está bien lo que dices, cuantos más seguidores más presión aunque no importa mientras te guste lo que hagas (y le guste a ell@s)

  10. Novato como soy en estas lides blogueras, me sorprende saber y comprobar que existen “premios” que se asignan en forma de cadena entre aquellos que dedicamos una parte de nuestro tiempo a escribir… Tras leer este estupendo post, me sumo a la escuela de filosofía grojoliana, y me quedo con la posibilidad de descubrir gente tan valiosa como tú (y muchxs otrxs) a la que poder leer y de la que poder aprender algo nuevo cada día.
    Salud y buena mañana.

  11. Muchas gracias, compañero. Comparto esa filosofía tuya y del gran grojol. Las primeras veces que me nominaron me hizo una ilusión enorme. Me sentí especial, pero no tardé en descubrir que el mejor premio es la satisfacción que proporciona descubrir blogs tan bien escritos, tan personales y coherentes como el tuyo. Así que de vez en cuando, con la excusa de una de esas nominaciones, aprovecho para recomendar unos cuantos. Un abrazo.

    1. Gracias a tí, Benjamín (más por el piropo). Es como dices y así lo siento (y digo), espero que no haya nadie que se moleste. En cuanto acabe de responder te hago el encargo pendiente. Un abrazo.

  12. Querido Tucho, lo primero que he leído esta mañana, antes de abrir el ordenador y en el iPad, ha sido tu post. Me he encontrado una lista de enlaces que recomiendas, y que ya sólo por eso, pretendo visitar. De lo que dices de mi casa virtual, me ha parecido tan bonito que creo que me lo voy a copiar en algún cuaderno, para que me sirva de patrón del que no desviarme mucho. Pero lo que me ha emocionado es que digas que te he definido con acierto. Eres demasiado poliédrico para que alguien te defina, si acaso yo lo hice con algún aspecto de tu prosa, pero me alegra que aceptes y lleves con agrado esa insignia.

    De lo que dices de los premios no tenía noticia, yo creo que en blogger, donde yo me alojo, no hay de eso. De lo que dices estoy contigo, tal como argumentas no tiene demasiado sentido para el bloguero un premio de ese tipo, y vale más una buena mención porque sí que doce con título y deberes.

    Agradecida por la tuya especial, que me ha sido un impulso encantador para este día nublado, al menos en Colmenar Viejo.

    1. ¿No ves?, eso de empezar el día leyéndome es mejor que cualquier premio. Nada, me quedé corto contigo y tu te pasaste conmigo, aunque la insignia no te la devuelvo. Donde estés tú, no hay días nublados, todos son resplandecientes ;-), así sean viejos o nuevos los colmenares que habites 😉

    1. Conozco pocos artistas que no sean un desastre; acabas de confirmar lo que pienso y he dicho. Gracias a tí, Jaime, suerte con lo que quieras que hagas aunque estoy seguro de que no la necesitas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s