Aló presidente

Si está de dios o del demonio que mi vida (y la de los míos) la retuerza el sufrimiento o tenga los días contados le pido al destino que me pille en temporada de campaña electoral, para convertirme en la buena obra que la sociedad demanda a los políticos que gobiernan, viéndose obligados a dar la talla, contra natura y contra su habitual insensibilidad. El voto es insaciable y se alimenta de vivos, enfermos y cadáveres de tragedias, si fuera menester. En medio de tantos debates electoralistas feroces que parecen un documental de la 2, “La lucha por el centro” (normal, a la mayoría le gusta vivir en el centro y a unos cuantos vivir del centro aunque luego se tiren a los arrabales de la verdad), he visto un par de casos de salvación que, dentro de su desgracia, han tenido la suerte de captar la atención de las cadenas de televisión. Es la puntita del iceberg, hay miles de casos, para verlo entero habrá que recurrir a otro duro documental.

Leonor, 60 años, artrosis en el cuello, las manos, los pies y en el alma. Ha tenido que dejar el trabajo para atender a un hijo de 40 años que padece parálisis cerebral y distrofia muscular. Vive en un tercero sin ascensor. Para salir de casa se lo echa a los hombros. Peor es el regreso, toca subir. Él hace con sus brazos una bufanda a la porteadora y descansa sus 80 kilos sobre la espalda encorvada de esa madre coraje. Ella apoya una mano en la barandilla y otra en la pared contraria al pasamanos para evitar las caídas. Resopla en los peldaños cuando le toca. Lleva más de 10 años solicitando al Gobierno de Canarias una vivienda adaptada que tiene adjudicada pero de momento (eterno) solo le dan largas, que de esto sobra. En el último sorteo tampoco ha tenido suerte. Un hijo hipotecado a la espalda de una madre mientras esta viva y su espalda aguante. Hasta el sorteo siguiente, ese “oca a oca y tiro porque me toca” en el que ha caído en la casilla equivocada. A pesar de este cuadro clínico (y cínico) no piensa abandonar la lucha. Su caso sale en un medio televiso nacional. Fin del problema, en la imaginación de la Administración aparecen varias soluciones de movilidad que durante años habitaron en el secano de su inmovilismo, ahora recalificado a oportunismo. La TV es una fantástica chistera cuando se viven épocas electorales. La mujer ríe, está feliz, dice que podrá ir a la playa. El resto no le importa.

Miguel es un niño gallego que padece una enfermedad genética degenerativa. No tiene cura (síndrome de Morquio). Solo se conoce otro caso más en la misma comunidad. Hace nueve meses le tocó la lotería – en palabras de su madre –, fue elegido junto con otros siete niños españoles para probar un medicamento que palía los efectos de su dolencia. Acudía una vez a la semana a Santiago de Compostela y tras someterse durante cinco horas al tratamiento salía como nuevo. Su vida cambió. Tenía más resistencia y podía andar sin descansar cada dos pasos. No es la cura pero detiene el proceso degenerativo. Algo así como la insulina para los diabéticos. Arrinconó la silla de ruedas.

El ensayo terminó y el fármaco desapareció. La última dosis fue el 5 de enero. Los Reyes Magos le trajeron el fin de un sueño. Comienza la pesadilla. Tuvieron que escuchar que si querían más pues 6.000 euros la dosis (300.000 al año). Ni sanidad pública, ni comunidad autónoma, ni compasión hospitalaria, ni altas o bajas instituciones. De la farmacéutica ni hablamos, estos solo entienden de ricos o de cobayas, de ratones humanos. Elige bando. Miguel fue un estupendo ratón, pero no es un rico ciudadano. Vuelta a la silla de ruedas. A los fuertes dolores (desaparecidos) y al cansancio. Borra la ilusión hijo, se acabó ir a por el pan, y pide ayuda para ir al baño. Comienza la guerra para los padres: escritos a las administraciones públicas, peticiones de entrevistas con políticos, con médicos, inmersión en las redes sociales, 12.000 firmas de apoyo en change.org. Salen en la tele gallega. Mano de santo, llamada telefónica: “Aló, aquí la Consellería de Sanidade, le vamos a echar una mano pero deje de rajar en los medios” (así se lo dijeron con la elegancia política que exige el guion). Ahora que se pongan de acuerdo el Ministerio de Sanidad y el laboratorio, ya sabemos quién gana esta partida. Por lo menos esperemos que el ratón llegue a sentirse como un ser humano.

No te encomiendes a dios, encomiéndate a la tele.

32 comentarios en “Aló presidente

  1. Terrible época para “ser humano”, cuando pareciera que ser humano es sinónimo de un montón de cosas, casi todas ellas “malas”, “tristes” o patéticas. Supongo que es un malestar propio de muchas épocas y no sólo la nuestra.

    1. Touché, Daniel, ciertamente es como dices, de hecho, con todo, no creo que haya habido una época de tal desarrollo en todos los ámbitos como la que vivimos y por eso, conscientes de lo que ha costado el logro y de que en la actualidad casi todo el conocimiento está a un golpe de clic tememos perder lo alcanzado y somos más críticos, pero hay motivos para serlo, para no querer volver a las oscuras cavernas de la existencia.

  2. Me repugnan tanto estas cosas… y me cabrean claro. Es tan descarado. Pero bueno, bien por los beneficiados.
    En cuanto al orden de antiguos oficios, yo sugiero que el de sacerdote ha de ser previo al de puta, porque es el único que puede inventar esa catalogación “pecaminosa”. Luego ya, quien va después del sacerdote, tendría que pensarlo más, lo mismo viene a ser la una que lo otro. ¿Non? Sálvese quien corresponda en virtud.

    1. Acepto plenamente el orden en los viejos oficios, es más, suscribo. Razonamiento aplastante el tuyo, sin curas no habría putas (y sin putas es posible que no hubiera algún cura).

  3. BUENO, ESTAMOS SIGUIENDONOS MUTUAMENTE ICÁSTICO, Y ESO ES BBUENO, MI BLOG HOY ESTA MAS DEDICADO A LO MUY SINTETICO, PERO SI TU LO REVISAS EN CATEGORIAS, VERÁS QUE NO SOY ASÍ. SOMOS NOSOTROS Y NUESTROS TIEMPOS. CUENTA CON MI BLOG, ERES SOLIDARIO, ERES HUMANO!! ABRAZOS, MARCIAL

        1. Gracias por el enlace, Xosé. Ya ves, yo creo que a los grandes se tarda más tiempo en encontrar que a los malvados y ruines, estos hacen mucho ruido y encuentran fácil eco en la prensa, quizás porque esta sabe que lo nuestro (y lo que vende) es el morbo, el suceso.

  4. manescan

    Sé que no debería ser así, es vergonzoso. Me muevo en el entorno de la discapacidad y no te quiero ni contar los dramas que existen. Sin entrar a hablar de todos esos que se han quedado sin ayudas a la dependencia, por las barbaridades que se han hecho en estos últimos años. Hemos de cambiar muchas cosas, principalmente el sentido de la palabra humanidad, no podemos permitir que quienes nos representan no sepan de qué se trata, y que solo estén disponibles para figurar en las fotos “solidarias” y en época de elecciones. Pero mira, sea por el motivo que sea, Leonor se fastidiará un poco menos su espalda, y Miguel tendrá el tratamiento que necesita…esa es una buena noticia. Un saludo 🙂

    1. Hola, Manescan, muy malos tiempos para la humanidad y como decía Enrique lo peor es que quieren acostumbrarnos al trato degradante (los políticos, no los trabajadores de la salud). Imagino que del sector en el que te mueves podrían contarse muchas cosas duras, por eso decía yo que esos dos casos son la puntita del iceberg, tenemos que aprender a sublebarnos ante el pisotón de derechos, hacer ruido, visibilidad, lo que sea. Me apunto, ya lo sabes.

      1. manescan

        Sin duda, la punta del iceberg. Y por eso, tan necesario hacer ruido, como el que haces en esta reflexión que comparto absolutamente contigo. Un placer hablar contigo 🙂

  5. etarrago

    Detestable pero práctico. Hace unos años, para poder detectar mi DFEH, debían hacerme una prueba genética que yo no podía encargar en cualquier sitio, solo a través de Navarra o de La Fe de Valencia se podía conseguir. Me pusieron en la lista y tras un año de silenciosa y desatendida espera, decidí empezar a escribir en los periódicos y en las Redes … al mes recibí una carta de la Directora General de Salud de la GV pidiéndome disculpas y citándome para que rehiciera la prueba. No es que sea, el de la Sanidad Pública, un mundo cruel o pragmático y que sigue repugnantemente utilizada como carnaza política cuando les conviene a los titulares del rancho político, el problema es que nos acostumbramos a que sea así. Unos mueren, si estorban se les aparta y si no … solo se les pisa, lo que molesta es que molesten.
    Un abrazo.

    1. Enrique, podría contarte historias similares que me han ocurrido en esa línea, no me corto un pelo (periódicos, etc) cuando marean con la salud a algún familiar o a mi mismo. Clavao, “lo que molesta es que molesten”, pero nos están obligando a aprender a marchas forzadas. Otro abrazo.

  6. ¿SABES QUE ERES UNA MUY BUENA PERSONA ICÁSTICO? POCAS PERSONAS SE OCUPAN EN DETALLE DE LO QUE ESCRIBISTE.
    SI VINIERAS A ARGENTINA, MI PAÍS, VERÍAS QUE AÚN ASÍ, ESTAN EN EL PRIMER MUNDO..
    YO ME HE PREOCUPADO EN MI BLOG, MÁS QUE NADA EN LA MUERTE POR DESNUTRICION EN ARGENTINA…(TE RESUMI MUCHAS HOJAS )
    HAY UNA CATEGORIA, PARA QUE LEAS SI TE INTERESA.
    TE ENVIO UN ABRAZO GRANDE ICÁSTICO, DISCULPA SI ESCRIBO CON MAYUSCULAS, ES QUE MI VISION NO ES LA MEJOR,
    MARCIAL

      1. PUES SABES QUE SOY PARECIDO A ESTO QUE ESCRIBES: Y AI TU CALIDAD HUMANA ESTA EN LA MEDIA, PUES SIENTETE BIEN ALMICAMENTE.

        SI ME QUIERES LEER CON CALMA ENVIAME UN MAIL A : marcialcandioti@gmail.com y allí te envio los links de mi Blog, que se ocuparon de “temas que queman”, y no tan espirituales, si bien yo soy un poco de ambas circunstancias o sentires, allí estare y Gracias por tu respuesta.

        TU NICK, TE DESCIBE PERFECTAMENTE, SE LO QUE SIGNIFICA.

        ABRAZO HERMANO TRANSOCEANICO, DESDE ARGENTINA 🙂

        MARCIAL ( TENGO PROBLEMAS EN LA VISTA, POR ELLO ESCRIBO EN MAYUSCULAS GENERALMENTE,, NO ES QUE LE ESTE GRITANDO A NADIE )

  7. Y pásele al mercado de la tragedia humana, donde no hay nada que el voto y una buena difusión mediática no puedan comprar.
    Creo que ya comprendo por qué nadie se preocupa por garantizar un mínimo de bienestar para todos. Si esta condición estuviera dada, no habría oportunidades tan buenas para el populismo. Gran post Icástico!

    1. El voto de la tragedia es la tragedia del votante. El problema, Daniela, es que todas las fuerzas polítican manifiestan ser las únicas garantes del bienestar dejando para los electores el trabajo de distinguir a los que más mienten de los que menos lo hacen, porque con la verdad nadie llega al poder. Al final votamos las mentiras que necesitamos creer y ya se sabe que la mentira mil veces repetida se convierte en verdad. Gracias.

  8. Hay un pequeño detalle que se suele ir de rositas.
    Estos católicos, apostólicos y romanos, suelen pecar contra los 10 mandamientos con frecuencia obscena, viniendo a demostrar que no creen en lo que pregonan (porque está claro que no predican, faltaría más) pero que utilizan para fines propios (para algo se inventaron las sectas).
    Aquí lo de ayudar al prójimo no funciona, que para eso compraron la bula papal a razón de muchos millones al año.
    No en vano, los oficios más antígüos son los de puta, político y sacerdote, siendo para mi imposible dar un orden cronológico pues no sabría distinguir entre los hijos, las hijas, los padres y las madres…

  9. En Oviedo, hordas de trabajadores del Ayuntamiento se dedican a pintar bien las papeleras. Es tan sólo el principio… Para los asuntos importantes, buena cara, palmadita en la espalda, me votas y luego te sigues jodiendo. Así nos va… La TPA (la autonómica de por aquí) venga a ensalzar los “logros” de Javier Fernández y su gobierno (Villa sigue “escondido”). La revolución, es cierto, no será televisada, pero ayuda, como tú dices, desde una vergüenza ya obligada.

    1. Es increible, la fórmula del populismo no falla ¡qué simples somos! Hay que hacer de la enfermedad un show para poder sobrevivir, los “quince minutos de gloria” pueden ser vitales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s