Valentino Horro Rossi

Vale, no tanto vales por lo que hiciste ayer. Gran estruendo forman los ídolos al caer del pedestal, en mi alma aún se está posando la polvareda y es tanta que bien da para una tumba, aunque sea la de un genio. Imagino que tu conciencia, Vale, te está martirizando y eso para un campeonísimo, para un patrimonio de la humanidad, es suficiente castigo, más que salir último en Valencia – la próxima carrera -, esto lo puedes arreglar adelantando a todos, una gesta que no limpiará tu gesto porque la conciencia no tiene pole position ni última fila, únicamente centro, pero alegrar el triste corazón tifosi ahora herido, ese universo de millones de rendidos admiradores…ni con un trasplante lo arreglas.

Era tan grande el mito que la justicia humana fue incapaz de sacarle una bandera negra o una tarjeta roja como si de Dios se tratara, como si temieran la excomunión. La dirección de carrera fue tan sucia como el pateador; en habiendo intereses de por medio el valor es muy mal jabón o no está a mano cuando se necesita. El rodillazo a un rival ha hecho algo más que derribar a un competidor, arriesgando su vida, ha apagado el brillo de millones de ojos hechizados, la magia, Vale, esa va a ser tu condena verdadera y la carrera más complicada de ganar porque te tienes que adelantar a ti mismo y con engaños y mentiras no va a ser fácil; déjalas atrás y pide perdón, sería casi un campeonato que mantendría viva tu leyenda.

Porque puedes inventarte mil excusas, puede que sean auténticas o no y que en alguna lleves razón y aunque también fueses campeón del mundo en ella tu pierna se las ha cargado todas, incluso tú mismo afirmas “Yo no quería que se cayera. Quería que perdiera un poco de tiempo perdiendo su trayectoria. Solo quería que se fuera largo para poder escaparme… Simplemente quería advertirle que ya era suficiente”. No, Vale, no vale, campeón. Tú que lo has sido dentro y fuera de la pista con tus hechos, tantos. Con uno solo, el de ayer, has conquistado un nuevo campeonato: el de la decepción.

Tu batalla con Marc era bella y épica, tan limpia como dura, os pasabais y os repasabais. Sin embargo te molestaba en el camino al décimo título, en tu cabeza se instaló una extraña lógica: Marc debería dejarte ir – poniendo en juego su tercer puesto del campeonato – para convencerte de que no quería favorecer a Lorenzo como le acusaste de hacer, a pesar de que en Australia Marc lo adelantó, ganando la carrera y “robándole” cinco puntos que son de oro para ti. Ah, los corredores italianos han prometido ayudarte, eso te vale. También a la lógica le has dado un patadón. Te adorábamos señor.

30 comentarios en “Valentino Horro Rossi

  1. etarrago

    Visto el castigo, creo que el deporte del motociclismo ha pasado a mejor vida, al menos para mi. Y no es que vaya a dejar de ir en moto, no – (no he ido en mi vida subida en ellas nunca), lo dejo por la negativa ejemplaridad que le da a los más jóvenes. En mis tiempos de futbolista juvenil, si insultaba al árbitro o le pegaba un patadón sin balón a un contrario, era el entrenador del equipo el que echaba del campo y del equipo.
    Un abrazo, icástico.

    1. No, Enrique, un patada no se carga un deporte, puede perder seguidores, como es tu caso. Mucho han cambiado las cosas desde tus tiempos de juvenil (y de los míos), ahora siempre ganan los intereses, de otros.
      Otro abrazo.

  2. Cuando un ídolo se cae de su pedestal sus pedazos se estrellan contra la admiración que se les profesa y la rompe por completo.
    Hay que ser un señor en la pista y fuera de ella y Rossi se ha “olvidado” de serlo. Salir el último en Valencia… ¡vaya castigo!
    Besetes, Antonio…

    1. Más que un castigo le han puesto un reto, lo que le faltaba para recomponer el ego. En ocasiones, el señorío se recupera con una sola palabra: perdón. Para demostrar que se ha sido algo, hay que seguir siéndolo.
      Bicos para tí, María.

    1. Sí, de las que duelen porque los mitos no sobran y, como dices, todos los gestos previos fueron indicativos del que fraguaba y llevó a cabo, premeditadamente. Ya hace dos carreras, cuando le gano Pedrosa en una lucha igualmente trepidante fue a su box a recriminarle que hubiese “peleado” tanto, que a qué venía esa actitud, es decir, el campeón quiere estar sin competidores para ganar, triste triste.

    1. Muy cierto, Carlos, pero a mi me decepcionan más los vivos porque los he ido construyendo y viviendo a la par con mis días y los muertos ya venían hechos o impuestos o eran de obligada adoración.

  3. Hola amigo… creo que lo que hace ruido al caer no son los ídolos, sino los cachos de nuestro corazón cuando se estrellan contra el suelo tras haber sido destrozados por la puta y cruda realidad… no pidas conciencia donde no hay sentido común… no pidas manos limpias donde hay patadas sucias… no pidas la luna que seguro que no es blanca ni redonda y nos volvemos a dar de bruces contra el asfalto… ❤ … Reponte pronto y nos vemos por este aliviador paraje de penosas almas en pena… 🙄

    1. Quizás tengas razón, Yoana, no pienso, entonces, recoger los añicos del ídolo y volver a pegarlos, no engañaría a un viejo corazón como el mío, tan ido y venido que ya estoy repuesto como deseas.

  4. Majelola

    Y precisamente me pilla en la mitad de un encargo donde la destinataria del cuento es una niña cuyo gran sueño, cumplido no hace mucho, era tener una foto con Valentino… Ahora tendré que quitar ese dato del argumento, por si acaso reaviva la decepción que supongo se habrá llevado.

    1. No lo quites, Maje, introduce una variante “Valentino era seguido por un mostruo llegado de otro planeta y como no tenía espada ni láser con que defenderse le dio con la super rodilla y el monstruo se cayo y así pudo ser campeón una vez más para seguir gustándole a las niñas como tú”

    1. No sé, esto pinta feo de cara a otros años, Valentino tiene mucha experiencia y ahora que ya ha perdido el halo puede pasarse al bando de los italianos marrulleros, esos que van echando gente de la pista sin que lo parezca y sin ser penalizados, hay un antes y un despues de lo que hizo y a Marc lo tiene cruzado para siempre, mal enemigo es Rossi

  5. lostalleresdenatalia

    Mira, yo no entiendo nada de moto GP, pero sé quién es Rossi (como casi cualquier hijo de vecino). Pero si entiendo de integridad y competición sana. El deportista y el hombre no parecen merecer el mismo endiosamiento.

  6. Antonio

    Buenooo!!! Don Antonio, no te imaginaba yo tan apasionado del deporte de las motos.
    Magnífica reflexión y magnífica la exposición.
    Me temo que a todos los seguidores se nos ha caído un mito, que aunque sabíamos que era humano, lo imaginábamos mito total, con todos sus “adornos”, sin defectos.
    Tienes razón, difícil de remedar si no pide un “humano” perdón. Algo tan fácil, pero que ya hemos comprobado que, como en política, nadie acostumbra a ejercer.
    La soberbia anida con facilidad en la carnalidad de los hombres.
    Apertas Republicanas, con perdón terrenal para el mito.

    1. Tocayo, me encantan las motos, me enganchó Angel Nieto, ni te cuento, y Valentino siempre me pareció un campeón en varios aspectos y valores y me ha dado un solemne bofetón, de verdad, más que nada por la asimilación que haces con la política, se refugia uno en sus ocios para escapar del estercolero, se crea unos idolos dotados de lo que otros carecen y pataplaf, todos al mismo saco, a volver a empezar, a buscar nuevos referentes. En fin, nada grave, que conste.
      Apertas Republicanas

    1. Jajajá, mel, tienes razón, nada importante pero así varío un poco de locura. Bueno, la cosa va de un mito que destroza su imagen, de un ser humano lleno de valores que se ha quitado la careta, da igual si hablamos de política o de un campeón del motociclismo como es el caso. Que sepas que los abrazos han surtido los efectos que deseabas.

  7. Coño Tucho, a ver si va a ser que no comprendes el hecho diferencial italiano…
    Lo que no quita para darle un par de ostias a este y a su padre, aunque si me pongo en el lugar del último (padre soy) quizá lo indultase, pero por manso.

    1. A lo mejor no es para tanto y me paso, pero Rossi es un tipo que me demostró cosas que valoro y lo que ha hecho no deja de ser humano, pero por eso hay que rebajarle del nivel en que lo tenía.

    2. Entiendo el super cabreo de nuestro amigo Icástico y además lo comparto. Pero…… suscribo la primera frase de Xosé Manuel.
      No sigo las motos, pero claro, sé quien es Rossi y Marquez y el italiano siempre tuvo ese punto………. italiano………

      1. A mi los italianos siempre me cayeron muy bien, incluso culturalmente (cine, música, etc), somos muy parecidos y quizás por eso recelábamos. A mayores, tenía a Rossi por un ejemplo de campeón, no se le subía el pavo, siempre atento con todo el mundo, etc. Aunque también engañó al fisco de su pais y le metieron una millonada, ojo, lo que demuestra lo mucho que nos parecemos.

        1. Tengo con los italianos sentimientos encontrados. Me hacen muchísima gracia, algunas anécdotas hilarantes y por otro lado me resultan cansinos.

          Lo de engañar al fisco, creo que en eso no hay pais que se salve. Y si no engañan más en los denominados “paises serios” es por motivos diferentes a ser más honrados.

          Y para no alejarme más del tema motos GP, te veo muy puesto en el tema y apasionado, lo cual resulta agradable. Estoy segura de que tú no defraudas ( y no me refiero al tema fiscal).

          1. Gracias, Louise, pero me temo que tod@s defraudamos voluntaria o involuntariamente, en todo caso prefiero la segunda opción, no creo haber practicado nunca la primera. Sí, me encantan las motos, y eso que son un acojonao de ellas y nada motero en la práctica vital, curioso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s