La luz de la Esperanza

Ayer he leído en el diario vozpópuli un artículo que casi me electrocuta, a pesar de lo corriente que son en mi país las mamandurrias en él descritas (y otras). Como ya estamos hechos a las descargas de los más (o menos) nobles, incluso de los Más y camarilla, así con mayúscula, apenas le hizo cosquillas al cayo de la costumbre. Los contribuyentes madrileños pagaron durante nueve (9) años el recibo de la luz de la vivienda particular de Esperanza Aguirre y Gil de Biedma, grande de España, condesa consorte de Bornos y ex condesa consorte de Murillo, aristócrata y política española, presidenta del Partido Popular en la Comunidad de Madrid, actual portavoz – yo diría porta alaridos – del Grupo Municipal Popular y concejala en el Ayuntamiento de la capital de España, licenciada – para más señas – en Derecho (y en retorcido), ex ministra de Educación y Ciencia, ex presidenta del Senado y de la Comunidad de Madrid.

A ver, normal, no le vamos a pagar la luz ni nada que ilumine la vida a un 426 eurista de mierda sin blasón alguno y que ostenta a lo sumo el título de Marqués del Contenedor, arraigado linaje de Bajoelpuente, siendo por tanto un minúsculo de España. Según los cálculos (del riñón madrileño) hablamos de una horquillita que va de 200 a 300 eurillos al mes (entre 21.600 y 32.400 € al año), una bagatela si nos atenemos a los lamentos de la teta pública, que ni tiempo le dan a ponerse el sujetador.

En honor a la verdad fue el Gobierno de la Comunidad quien decidió unilateralmente que todos los madrileños pagaran las facturas mientras la interfecta (imperfecta, como decía un ignorante amigo) presidió la Comunidad de Madrid, facturas correspondientes al consumo energético del palacete (1.000 metros cuadrados) que habita ilustrísima y familia en el castizo barrio de Malasaña, que no podría tener nombre más ad hoc desde que lo frecuenta tal dama. Claro, también en honor a la verdad, que es lo único que se le permite a este bonito nombre, cabe decir que desde los pedestales de las altas ocupaciones quizás no alcanza la vista a distinguir una factura pública de otra privada, o tal vez sea la voluntad la que se empeña en no hacerlo.

Los mosqueteros de Aguirre afirman que la única luz que se ha pagado en esos años corresponde a la garita de seguridad que da acceso al palacete de la expresidenta, dentro de la propia vivienda. Es la primera garita de seguridad que conozco que tiene factura propia, es posible que incluso tenga ya un contador inteligente para que los tontos de España (título pendiente de reconocimiento) traguemos como siempre. A ver si se le ha colado en la garita algún perro-flauta electrónica que conecta el instrumento del poder al enchufe de la caseta, ¡y hasta un calefactor!, que de estos rojos morados infectados de la Venezuela se puede esperar cualquier cosa.

Di que si, Esperanza perdida, di que si a Carmena, la alcaldesa de Madrid, le hubiesen pagado con dinero público la pila de una linterna para apañarse en un apagón de su casa particular ahí aparecerías, montada en Cólera, que es tu yegua favorita, a repartir coces a siniestra al cuadrado, que la diestra no se toca así sea la artífice del latrocinio patrio que convierten aquella teta en pellejo. Ah, se me olvidaba, mi país, y el tuyo, Espe, es España, no Venezuela. Pero gracias a ti y a tu mesnada, mi país podría ser Vergüenzuela.

Artículo relacionado: Pollos descabezados

25 comentarios en “La luz de la Esperanza

  1. Pingback: Receta “lideresa” | FOODSIONANDO

  2. Pingback: Tolerantes y exigentes « Demasiadas palabras

  3. Nacho

    Bueno Antonio….tampoco hay que darle tanta importancia. Es una cuestión de generosidad. Los madrileños (los nacidos y los acogidos), somos así; generosos, espléndidos, dadivosos. Piensa que tenemos muchos títulos debido a eso; cortesanos (por estar aquí la corte), villanos (por ser ésta ciudad una “muy ilustre” villa; etc, etc, etc. Lo que también es cierto y muchos no sabíamos hasta la aparición de la noticia, es que la Baronesa presunta delincuente que desobedece a las fuerzas de seguridad y destruye – cual cojo manteca – los medios de trabajo de la misma (motos), nos ha otorgado también el título de Gilipollas Mayores del Reino. Sólo espero que su amiga y nuestra presidenta Sra. Cifuentes, al menos le cambie el contador con tarifa “Estamos contigo por la Noche”, ya que supongo que las garitas sólo estarán encendidas a esas horas, pues de lo contrario, nos va a salir por un pico. Y recuerda que ya nos lo dijo ella hace unos años, que las pasaba canutas para pagar la calefacción y la luz de su palacio, porque el sueldo no le llegaba. Pobriña….como diríais vosotros…..

    1. Nacho, puedes estar tranquilo que en provincias tambien estamos llenos de Gilipollas, pero aquí lo somos tanto que ni solicitamos título de Mayor o Menor, se ejerce por gusto y con el orgullo de ver que nuestra capital ya lo exhibe. Ojalá fuera tan pobriña, pero quienes no tienen para pagar la calefacción y la luz de su pisete son los ciudadanos y no esta estúpida y vieja chistosa.

  4. Yo, la verdad es que después de enterarme por esta “ilustre” que no hemos estado en la guerra de Irak, ya me creo cualquier cosa.
    Si no lo tomamos con algo de humor es que no hay tragaderas que pasen “esto”.
    Besetes, Antonio…

    1. María, eso es justo lo que quieren, que nos creamos cualquier cosa, vamos bien entrenados y en este deporte de la política no hay quien se cargue a los malos entrenadores, tienen premio. Mais bicos.

  5. Lo de esta “mujer” (por no llamarla sinvergüenza) es muy fuerte. La lástima es que ya esto no le sorprende a nadie y nadie le pone remedio. Es la pescadilla que se muerde la cola: Como soy rico, hago lo que me da la gana y me hago más rico… Por lo menos, los ciudadanos de “a pie” podemos tener la conciencia tranquila de no ser como esta gentuza, aunque tengamos menos dinero, menos títulos, menos poder y menos influencia. Excelente entrada, como todas!!

    1. Solo queda tomarse las cosas con humor. Podiais dedicarle una receta y os haciais famosos, “Amarga Esperanza”, “Un postre corriente”, “Tarta lideresa”, etc. Gracias por comentar (y piropear)

        1. Puede ser dulce o salado, no tiene porque ser un postre y el plato, la receta, debe recoger la personalidad de la titular, ¡si es un reto a vuestro alcance! ¡la creatividad a los fogones! Gracias a vosotros, de verdad.

  6. Yo creo que esta mujer hace bueno el refrán de ‘la esperanza es lo último que se pierde’, porque por activa o por pasiva siempre aparece por algún sitio. Jeta no le falta hasta para decir que España no participó en la guerra de Irak, así es que mucho menos para cobrarles la luz a sus pobres conciudadanos (debería decir súbditos?). Saludos.

  7. Interesante… La verdad que este asunto de los pagos con dineros públicos de las cosillas privadas se da en cualquier parte del mundo. ¡Qué barbaridad, Antonio! ¿300 euros una garita? Bueno, que la idea que tengo yo de una garita es como las que hay en el Morro en San Juan de Puerto Rico, donde los soldados españoles del Siglo XVI vigilaban los barcos enemigos. Me supongo que esta garita de la que me hablas debe ser un condominio o algo parecido para que gaste tanta energía. Me corriges el tamaño, porque no tengo idea de cómo sea, pero por la factura se me hace que es grandecita. Y que además debe tener un equipo que chupa luz como loco. Ilustrame, mi querido gallego, que ahora esta idea que tengo de la Garita del Diablo (Así le llaman a una de las de San Juan, diz que porque el que entraba allí se lo llevaba el diablo), se me ha dislocado. A menos que esta también sea del diablo…

    1. Mel, por mucho que se repita el modelo en cualquier parte del mundo no deja de ser muy feo, no vale lo de “mal de muchos consuelo de tontos”. Las garitas son condominios cuando caen bajo la jurisdicción de gente como esta, hasta los ciudadanos pasamos a ser condominio. Y no corrijo tu idea de garita, para reforzarla te incluyo un enlace de nuestra Real Academia de la lengua http://dle.rae.es/?w=garita&o=h

      1. ¡Válgame Dios! En todas las definiciones dice que es un “cuarto pequeño”… Ja! Sí, la corrupción es muy fea y triste porque se pierden los valores con ella. Mi hijo del medio suele decir que su diploma de escuela superior está firmado por un corrupto convicto. Y así es. Ese Secretario de Educación con su sueldito tenía una casa de medio millón de dólares y encima le pasaba al partido enormes cantidades de dinero para parrandas y campaña política. Le llamaron al Departamento de Educación en esa época la “ATH” del gobierno (Dinero A Toda Hora). Y ese bandido firmó los diplomas de toda una generación de niños que vieron arrestar y encarcelar a ese bandido. ¡Qué ejemplo! Triste, muy triste mi querido gallego.

        1. Pues es un pájaro de cuidado, ya lo creo. Para medrar, no hay como amputar los principios, algunos ya no saben lo que es eso y les resulta más fácil.
          Que sepas que eres mi puerto riqueña favorita, no lo había dicho 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s