Todo por la napia

Cómo está la cosa. Se ha colado la coca en la campaña electoral, la cocaína, claro, no hablo del refresco. Vaya por delante y por detrás que al menda le importa un carallo si tal político se fuma un porro o hace un dueto con la Marijuana y su “trompeta”, incluso si es adicto a la “almeja de tierra” a las finas tangas. Me preocuparía, eso sí, que una vez en el gobierno pariera decretos leyes entre canuto y canuto, como parece que se ha hecho en la moribunda legislatura solo que los efectos alucinógenos los ha padecido el pueblo ipso facto y los seguirá padeciendo. Pero no queda bien, ya sabemos aquello de que uno puede hacer lo que le salga del escroto, respetando al respetable, pero un personaje público con aspiraciones, no, estos deberían y deben dar ejemplo de todo aquello que preconizan pero andan tan mal de gramática que no saben lo que es un condicional ni un presente cuando les obliga a ellos el verbo.

Para acabar de ilustrarlo recurro a un viejo y soez chiste. Comiendo un tipo en un restaurante de prestigio encuentra un pelo en la sopa, protesta enérgicamente al propietario del local y este despide al cocinero que, rencoroso, sigue al comensal desde su salida hasta la llegada al nuevo destino, que no era otro que una cita con una damisela a la que le practica un cunnilingus profundo, observado por el despechado cocinero con hábiles artes. Espera a que salga el “buceador” y le recrimina en alto: “Manda cojones, por su culpa me despiden al hallarse un pelo en su sopa y usted aquí, haciendo lo que he visto”, a lo que responde el aludido, “cuidado, caballero, cada cosa en su sitio, la misma reacción hubiese mostrado de encontrar un fideo en el coño de la señorita”

El “monedero” de las ocurrencias tiene variada calderilla, que para eso están. Una de ellas es la insinuación tan bien pergeñada que parece una afirmación, una acusación o denuncia. Para tal fin conviene tirar de metalenguaje más que de la propia palabra, de la paralingüística, esa colección de recuros no verbales, o sea, gestuales, que constituyen magnífico pincel impresionista que acaba definiendo un cuadro como si de una foto se tratase. Y en la foto sale uno de los políticos de la nueva hornada, un ciudadano de “ciudadanos”, aspirante a presidente de gobierno y al que, con la técnica referida, se le ha tachado de consumir cocaína, tirarse unas rayas, esnifar, vamos, un “farlopito” de la vida, que hasta ese mote le han puesto en malvados foros. (Añado de mi cosecha que ya había reparado en un tic del interfecto, consistente en tocarse la nariz cada dos por tres sin que con ello insinúe nada, mucho ojo). El ciudadano ya ha dicho que va a presentar una denuncia, cosa que dudo. En caso de hacerlo y que por ello “el pintor” se vea ante una importante indemnización podría, a través de sus abogados, pedir el análisis de cabello que confirme que en la “raíz” del “peliagudo” caso se aloje tan ricamente un “rastrillo” de Coca. Claro que todo esto son pajas mentales de un servidor y tal vez constituya una aberración jurídica que nace de mi supina ignorancia. Caso de no ser tan paja ¿se lo haría?, el análisis, digo.

Lo que sí veo con claridad es que gracias a este episodio la formación en la que militó (y fundó) el hábil impresionista “podemos” pensar que ha conseguido cuota en todas las pantalla en un momento crucial en el que resulta imprescindible encontrarse en primera fila, con la meta de la agotadora campaña electoral a la vista. Que le hablen de cuota a Mariano presidente, quien larga en directo una colleja a su hijo en pleno programa de “fubol”, que junto con el puro y el Marca ya solo aspira al cielo, si lo aguantan; le tiran tanto como la terrestre almeja o un prieto “cerito”, para quien guste más de esta alternativa. Habrá cosa más tierna que propinar al vástago un público cachete proclamando de este modo la autoridad de un líder y padre a la antigua usanza. Le roba tanto espacio a la agenda para propiciar estos momentos estelares y electorales que no le queda ninguno para un debate a cuatro “por si nos aburrimos”. Por si le salta el infalible ojo polígrafo.

Anuncios

41 comentarios en “Todo por la napia

  1. Susana Molina

    Personalmente encuentro patético hacer ese tipo de juicios sobre cualquiera. Monedero podría silenciarse de tanto en tanto. Son cosas que atañen a la vida privada, en el caso de que realmente consuma coca, que no tengo ni idea. Exponer públicamente ese tipo de argumentos, y justo ahora, me parece ruín. Podemos hacer muchas cosas, entre ellas podemos cerrar la boca cuando no toca abrirla. Por cierto, no conozco de nada a Albert, que ahora eres capaz de insinuar que me tiene en nómina. Bicos, gallego.

  2. lostalleresdenatalia

    Estoy aburridaaaaaaaaaa, hartaaaaaaaaaaaaaaa!!! No de ti, eso nunca. Esto hasta los mismísimos de los ciudadanos; los podemos con todo; los yo, me mi conmigo…. No puedo más!!

  3. Imagino que cada uno tendrá sus propias estrategias para que, mientras estamos distraidos los sufridos votantes, nos la “cuelen”.
    En fin, Antonio, a mí es que la política no me va, pero me gustan tus entradas, y, ya te dije. Te superas!!!!
    Besetes de lunes…

    1. Si, María, formas parte de esa porción de seguidoras sin gusto por la política. A mi tampoco me gusta pero facilita muchos personajes para la crítica por ser terreno de ambiciones y miserias, junto con la clase empresarial, la iglesia, en fin, lo que ha sido y es la historia de España y nosotros somos hijos de ella y llevamos sangre y genes de esos comportamientos, por eso los permitimos. Besetes de martes…

  4. Cada uno usas sus estrategias… si no tienen convicciones para convencer al pueblo algo habrá que hacer ¿no? Al igual que trasladar su atención hacia otros acontecimientos de mayor relieve para evitar ¿valorar su encomiable labor y dirección ante una situación de crisis en su propio país? Nah, me quedo con aplazar las elecciones a fechas navideñas para evitar que los nuevos partidos pierden fuerza y ademas no puedan ni rozar algo que solo debe estar en mano del eterno bipartidismo español.

    ¡ Muy buena analogía icastico! Da gusto leer tus entradas 😉

    Un millón de sonrisas 😀

    1. Muchas gracias, Noe, sobre todo por la millonaria sonrisa, premio nada despreciable. Yo creo que el aplazamiento al 20D es porque cabe deducir que habrá buenas cifras de ocupación por la temporalidad de la Navidad y como basa su discurso en que somos el pais que más está creciendo….aparte imaginará que el buenismo de esas fechas ablanda los corazones y trae perdones, si no no me explico.

  5. Pingback: La espantá « Demasiadas palabras

  6. ¡Y comienza el circo! No se pierdan señoras y señores las estupendas actuaciones que nos esperan durante este mes.
    PERO SOBRE TODO ( O POR NADA) se pierdan los comentarios del magnífico y perspicaz presentador.
    ¡Ole la entrada!

        1. Bueno, parece ser que Napoleón escogía a sus generales “por narices”, decía que detrás de una gran nariz hay un gran hombre (no se si se refiere a tamaño o calidad humana, jaja) Tu tienes otro nuevo fan, hala, esto parece el black friday de la bloguería. Por cierto, suculento blog parece, y yo estreno hipertensión, pastillas y lanzamiento exterior del salero, mala época para llegar a un blog así, a ver cómo me desespero. Estos sano, tranquilo.

  7. Albert Rivera tiene ese tic y también el de colocarse el cuello de la camisa y los puños y la solapa del traje. No sé, son todos muy cansinos en general. Les daría a todos una colleja estilo papá Mariano.

    1. Jajajá, siii, yo omití ese detalle pero siempre se lo digo a mi chica “este no hace más que atusarse”, no para. Cada cual tiene los suyos, Iglesias se muerde los labios y es señal de deseo sexual…hay patodos (y patadas)

    1. Qué pena no haber incluido este video pero ahí estáis vosotros para restar, además, son paisanos mios (Vigo). Ya Chus lo puso también muy claro en su comentario…A uno lo hace grande seguidores como vosotros. Otro abrazón

    1. Pues no, simplemente por no entrar en el juego, imagino. El padre de Asunta se negó a una prueba similar para despejar dudas en tan macabro asesinato, vamos, que si yo no he matado a mi hija me dejo analizar todo lo que quieran, hasta las incontenibles lágrimas por la pérdida de una hija (que estos padres no derramaron, incomprensiblemente) Pero es otro caso, otra situación, obviamente.

      1. Mi Antonio, para que te mueras de la risa… Le he hecho el chiste a mi marido. La cosa es que cuando se lo iba a leer, me he dado cuenta que tenía que ponerle el acento gallego porque si no, no hacía gracia. Y aquí, he estado yo, haciéndome la gallega para contar el chiste y mi marido se ha destornillado de la risa, no sé si por el chiste o por el acento… Cosas veredes… Jajaja

  8. Almeja de tierra a las finas tangas…..jajajajajajajaja, ese plato dónde lo ponen, en el Bulli?? Ah no, que ya está cerrado!!
    Yo de política no hablo pero la metáfora del marisco me deja sin resuello de lo que me he reído.
    Qué bueno eres nenìn!!!

    1. Pues que sean los dos, si es que mira que no habrán esnifado coca nuestros políticos de antes y de ahora. De un ilustrísmo paisano mio que se bañó en Palomares se deciá que la tomaba a discreción para aguantar los maratones de vistas y mitines que se metía en el cuerpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s