De Resistiré a votaré

Votaré.
Votaré por mí.
Votaré también por los viejos sin memoria, temblorosos, convertidos en “las mulas” de los canallas que les ponen en la mano la papeleta que permite perpetuar su ombligo.
por los primeros, con lágrimas,
con arcadas por los segundos.
Votaré por los que tienen memoria pero ejercen de desmemoriados.
Votará mi impotencia creada por el pisoteo del derecho a votar de mis compatriotas exiliados; no vale el voto del indignado cuando gobierna el que indigna a diario.
Votaré con gusto contra los autores del voto rogado, ¿rogar por un voto, bwana? ¿porque gobiernan caciques haciendo lo que les da la gana?
Votaré para que la conciencia no me torture mañana con incómodas preguntas, cuando quizás sea tarde y no valga cualquier respuesta ante una realidad amañada.
Votaré para que tiemblen esos ojos temblorosos que no aguantan de frente una mirada.
Votaré porque soy un granito de arena que con ayuda del viento y más granitos pule rocas milenarias.
Votaré aunque de los beneficios de mi voto se aprovechen los que nunca votan pero nos dicen que hay que votar (y nos sugieren a quien).
Votaré por la gente a la que no le importa la política pero le importa vivir (con permiso de los políticos).
Votaré y no me importaría que “y tú más”.
Votaré como único bálsamo ante tanto lamento,
poniendo fin a mi cansancio.
Votaré para la llegada de un David certero que hiera al Goliat del capitalismo fiero.
Votaré contra los que solo son valientes cuando toca matar y maltratar mujeres.
Contra los que buscan la paz con bombas que entierran a débiles e inocentes.
Voto por que los seres humanos dejen de ser dinero.
Votaré porque es bueno el “resistiré” pero también pensando que esta vez acertaré.
Votaré para que el poder sea atacado por un mal de la vista que impida distinguir blancos y negros, ciudadanos y refugiados.
Votaré para que venga un virus que acabe con el miedo.
Votaré porque no da lo mismo el “¿qué más da?”
Votaré porque es un vómito incontenible.
Votaré que se rebaje la clasificación del terror dejándolo en algo temible.
Votaré para que las agencias clasificadoras acaben desclasificadas y ahogadas en su moda basura.
Votaré para que cuando me hablen de Banderas piense que se refieren a Antonio.
Por la creación de la República Sinalma y que allí vivan tranquilos todos los desalmados.
Votaré para que la corbata deje de ser lo único que le cuelga al hombre, el símbolo de las formas que siendo tan pequeño oculta grandes deformidades.
Votaré para que los papeles no sean más importantes que la vida.
Votaré para que no sean ruines y miserables quienes dicen una verdad.
Votaré por todo lo que me olvido y para lo que no llega la tinta de mi tintero.

Anuncios

57 comentarios en “De Resistiré a votaré

  1. Hemos votado. No hemos derribado ese viejo edificio en el que se sustenta el sistema para impedirnos alcanzar todas esas razones que esgrimes, pero lo hemos dejado bastante dañado. Superada la decepción inicial, hoy sí creo que el cambio es ya imparable. Un abrazo.

    1. Benjamín, un placer “verte” por aquí. Sí, la brecha está hecha y conviene aprovecharla. También tuve decepción inicial pero esto ya lo hubiese firmado hace mucho, no seamos tan exigentes. Otro abrazo.

  2. Pingback: Hoy puede ser un gran día « Demasiadas palabras

  3. Pingback: Votemos pues | escribir desde el corazon

  4. Paseando entre blogs y comentarios he encontrado esta casa tuya, icástico. Y me gusta lo que dices y cómo lo dices y lo que callas y cómo lo callas. Apenas he leído un par de entradas pero, si me lo permites, he venido para quedarme y disfrutar de más.
    En lo que concierne a esta, creo que vamos a votar lo mismo.
    Perfecto articulo, en el fondo y en la forma.

    1. Pues nada, Eme, busca una silla cómoda por ahí si es que vas a quedarte, yo encantado porque en las casas virtuales cabe todo el mundo y no hay normas de permanencia ni horarios. Y de menú, ya sabes, hay sopa de letras cocinada con un poco de mala leche. A veces unas torrijas de humor para variar.

  5. uxío

    El plato en la balanza de Votaré es demasiado pesado como para no hacerlo y este magnífico recordatorio de argumentos ayuda y mucho a decidir por quién apostar para intentar revertir este suicidio colectivo que en mi opinión, es este salvaje capitalismo anticultural.
    Enhorabuena por el artículo

    1. Uxío, estoy encantado con los comentarios de este estilo, pensar que uno puede incidir minimamente en una decisión de este tipo es un premiazo. “Salvaje capitalismo anticultural”…cómo no votar.

  6. Oye, Majo, que acabo de ver en las noticias que le han dado un gaznatón a un político en la Madre Patria. ¿Pero cómo se le acercan tan fácilmente? Acá ni a mil metros te le puedes acercar a un político… Le dejaron el cachete rojo rojísimo… Hasta pena me dio.

    1. Mel, si pudiera votar yo en contra del Tramposo ese sí que lo haría, menuda bestia humana. Pues sí, a nuestro presidente le han dado un buen cachete en Pontevedra, su tierra y ciudad natal mía, a 4 días de votar. Un perturbado, siento que se empañe la campaña por un acto así, pero imagino que pasado el susto ya estará pensando en que este le puede dar algún compasivo voto a mayores por eso mismo que sientes tú, pena. Votarías a Trump si recibiese un puñetazo en las mismas condiciones y estuvieses indecisa? (mini encuesta, jajajá)

      1. Por nada del mundo votaría por ese señor… Que me perdone el universo, pero en mi pensamiento, ya yo le he dado unos cuantos puñetazos al tío ese.Te digo, si no fuera por mi madre y ese hombre sale presidente, al otro día empaquetaría todo y me iría a la Madre Patria sin seguro médico. Total, que no es tan caro, según lo que me has explicado. Allá tienen un perturbado que le da un bofetón al candidato, acá hay un ejército de perturbados matando gente a tutiplén, cada vez que se levantan por el lado izquierdo de la cama. Me sorprende la candidez de los políticos en tu tierra. Qué facil se le hizo a ese perturbado lograr el golpe. Tal vez ahora cambie la cuestión de seguridad, y terminen como en E.U. y en Puerto Rico, el pueblo pagando un montón de dinero para seguridad de los candidatos. Que feo… Me reafirmo, no voto por Trump, y JAMAS estaría indecida acerca del tipo del peluquín, que por cierto le queda horrible, por más millones que tenga. Venga, a votar…

  7. Pues creo que después de leerte hay un montón de motivos para ir a votar, cada uno encontrará los que más le ilusionen. Estaría bien que el tipo que ha agredido a Rajoy esta tarde leyese lo que has escrito, porque me parece que podría ayudarle a comprender lo que es la democracia.

    1. Si que los hay (motivos). En cuanto al perturbado ese, que todo apunta a que algo sufre, no creo que le ayude este ni ningún post, cuando se va a por un minuto de gloria de cierran los ojos. Saludos

  8. Pues claro que voy a ir a votar, siempre lo he hecho y no voy a dejar de hacerlo ahora. Cuando amigos o familiares me decían que no tenían intención de ir a votar, intentaba convencerlos para que fueran, es un derecho que no siempre hemos tenido y no hay que menospreciarlo. Ni que fuéramos a votar todos los días. Una vez cada cuatro años no es mucho pedir en el cómputo general de tu tiempo, es un tiempo bien invertido.

  9. Antonio

    Querido Antonio, genial. La comparación con el poema de P. Milanes me parece acertadísima.
    También me ha quedado claro, a lo largo de la legislatura a quien no hay que votar, pero me sigue sorprendiendo que haya tantos estómagos agradecidos que ni escuchándolos y viéndolos actuar cambien el sentido de su voto.
    No acabo de comprender como hay tantos votantes que no somatizan los efectos en la realidad diaria de sus acciones y/o omisiones a lo largo de su mandato.
    Las cicatrices de tantos años me llevaron a votar por correo el primer día, antes de escuchar la primera de las intervenciones pidiendo voto. Aunque eso de la legislación electoral fijando plazos de duración de la campaña, medios y demás es una pura vergüenza. Es donde comienzan los incumplimientos.
    ¿Alguien llevará como primer punto en su programa el cambio de la Ley electoral? Ese es el principio para que no se acallen voces.
    Apertas Republicanas, a la espera de tu visita, o de una oportunidad para subir yo a visitarte. Quien sabe.

    1. Tocayo, no creo que haya mucha gente que lo entienda, claro que Pepelandia es el pais de una horquilla que va desde el centro (eso dicen) hasta la extrema derecha, porque parece ser que en España no existe, como en Francia, jajajá. Yo espero ver abordado ese primer punto.
      Bueno, y se me acabaron las caralladas gastronómicas, la médica me declaró hipertenso y me retiró todo lo que me gusta, tienen un ojo bárbaro para amargarte la vida. Supongo que cuando lo supere haré algún que otro extra.
      Mais Apertas Republicanas

  10. Yo votaré y haré frente a mi indecisión, que caray! Y entre todos y todo por lo que votaré será por personas como tú qué, “despotricando” despiertas la conciencia.
    Besetes, poeta!

  11. Yo votaré para botarlos de una puta vez, por la memoria de los míos, por recuperar la dignidad política arrebatada… Yo espero sorpresas el domingo, con una gran participación se puede lograr. ¿Nos felicitaremos este domingo, Antonio?

    1. También espero sorpresas, y me encataría felicitarte a mayores de tu buena labor epistolar. Y brindar por la memoria de los tuyos que a buen seguro eran y son unos seres muy queribles. Un abrazo, Jose.

    1. Uy qué piropazooo, impagable (solo siguiéndote muy a gusto, creo que tengo algo pendiente tuyo pero me dió la diarrea epistolar y como estamos en campaña agoto toda la munición en plan traca final. Bicos

      1. Hola, Icástico. Estos últimos meses se me han acumulado una serie de circunstancias que me han impedido poder dedicarme a mi blog. Me he mudado de residencia, estuve un mes sin internet y, lo que es peor, tuve una caída tonta con mi bicicleta y he estado con las dos manos vendadas durante semanas. Afortunadamente, todo superado y a punto para volver. Este año 2016, por motivos laborales, seguramente no podré dedicarme todo lo que quisiera a mi blog (quedará aplazada la interesante biobgrafía de Canuto), pero me he propuesto, al menos, cada quince días publicar una de mis entradas en mi blog. Me alegró ver que tu descanso ha sido relativamente breve y que ya regresaste con todo tu ingenio y con tus artículos, tan necesarios para tus lectores (entre los que me cuento). Un saludo.

        1. Parsei, llevas camino de convertir en aburrida la vida de Canuto pero me alegro mucho de verte (y sentirte) por aquí plenamente recuperado. Los motivos laborales son buenos motivos para entorpecer cualquier otra actividad, hasta que no se encuentre un sustituto mejor, en el fondo me das mucha envidia porque cuento con lo que a tí te falta: tiempo. Tengo unas ganas enormes de asistir al parto de esa biografía de Canuto que promete muchísimo, la podías sacar por Amazon (me acabo de comprar el kindle paperwhite). Muchas gracias por tus palabras y fidelidad. Un abrazo.

    1. Lo tuyo es normalísimo, no te asustes, yo mismo anduve mucho tiempo en el alambre con todo lo que despotrico. Lo que resulta fundamental es tener claro los descartes, saber a quien no vas a votar nunca…salvo alguna cosa 😉

  12. Nacho

    Buenos motivos, todos, para votar.Por esos mismos y por la memoria de mis abuelos y padres, por el futuro de mis nietos – que aún no pueden hacerlo – y por el presente de los míos y el mío propio,yo también votaré. Y además, votaré bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s