Día de…

El presidente Mariano Rajoy será intervenido de su ojo izquierdo en el día de hoy. Se trata de una operación de cirugía menor muy sencilla que no entraña ningún riesgo por lo que a su término regresará de inmediato a la Moncloa para descansar e iniciar una rápida recuperación. De hecho, está previsto que el día 31 se dirija al país para comunicar a los ciudadanos el tradicional mensaje de prosperidad para el año entrante, cargado de buenos deseos, a la par que esboza sus propósitos de gobierno en caso de llegar a un acuerdo.

La terapia es muy sencilla pero no por ello menos tediosa. Llevará a cabo una batería de ejercicios ante el espejo con los que podrá chequear minuto a minuto su progresión y mejora. Durante los mismos deberá repetir a viva voz el programa electoral de 2011 que lo llevó a la mayoría absoluta sin que el ojo intervenido salte, encasquille, guiñe o se enroque como venía haciendo hasta ahora cada vez que decía algo supuestamente inverosímil o de difícil ejecución (para sus principios). Ensayará el discurso una y otra vez con una sonrisa en la boca para demostrar seguridad.

Otro de los ejercicios consiste en hablar del éxito de la democracia tras el 20D y que está deseando dialogar con los demás partidos que no sean Ciudadanos o PSOE. Esta prueba sube ligeramente el listón en tanto que ya debe mencionar la reforma de la Constitución. Pero sin duda la definitiva es monologar que está de acuerdo con aquellos partidos que defienden el derecho a decidir el modelo de Estado o comunidad autónoma correspondiente a través de un referéndum, sin dar un pestañazo. Se dejará para el final y conviene ejecutarse en compañía de alguna persona de confianza y a ser posible de un miembro del equipo médico habitual ante la hipotética aparición de un episodio complejo: desprendimiento de retina, Parkinson severo de párpado o agarrotamiento del globo ocular, acompañados de una fuerte crisis de identidad.

Durante los descansos se someterá al visionado de videos de hemeroteca que recogen todas aquellas intervenciones en las que el ojo polígrafo le trajo problemas de credibilidad. Hablamos de su ratificación de confianza a los compañeros y compañeras de partido, del asunto Bárcenas, Rato y todo el ABC de la corrupción en los que se le veía aparentemente con LA RAZÓN al completo. Es preciso resaltar que se trata tan solo de un programa de rehabilitación cuyo parecido con la realidad es pura coincidencia…salvo alguna cosha.

28 comentarios en “Día de…

  1. Muy buen artículo (como de costumbre).

    No sé si lo que voy a decir ahora tiene mucho a ver con el “Ojo de la mentira” (es como un detector de mentiras) de Rajoy, pero ya que hablamos de tal personaje, no puedo estar de hacer el siguiente comentarlo (con tu permiso, claro).

    Hace dos semanas, aproximadamente, asistíamos a un debate a dos bastante mediocre, a mi entender. Esperaba más. Hubo una parte (no fue la única) que me casi me provoca arcadas. Sentí vergüenza ajena. Fue cuando Sánchez le recordó a Rajoy lo de “Luis, sé fuerte. Hacemos lo que podemos”. El muy jeta le respondió al primero, que si tan mal creía que estaba lo del Tesorero, que lo mejor que podía haber hecho el PSOE era presentar una moción de censura. Menuda gilipollez y desvergüenza, Sr. Rajoy (o “Rajoy” a secas, que lo de “Sr.” no se lo merece). Rajoy no debía esperar a que le presentaran una moción de censura. Se supone que ya es mayorcito para ver cuando la ha cagado y, por simple vergüenza (o decencia), debía haber presentado la dimisión. No debería hacer falta que te presenten una moción de censura, la sola conciencia y dignidad deberían ser suficientes. Creo, sinceramente, que quedó bien claro el nivel de decencia, dignidad política, transparencia y sentido de la democracia de Rajoy. Lo que no me queda tan claro es que, con tal desprecio a la decencia, al sentido común, a la vergüenza, a la democracia, al pueblo, a la institución que representan, al País que tanto quieren ver atado (que no unido)… todavía haya más de siete millones de personas que les votan. No lo entiendo. Y además me da pena. Y vergüenza. Ajena, en este caso. O propia, ya no lo sé.

    Algo debe estar mal en España, cuando los dos partidos con más imputados y condenados por corrupción (PP y PSOE) son los que se llevan la mayoría de los votos. Se han pegado el batacazo, sí, pero ahí siguen. Y encima, dando lecciones de democracia, de sentido de Estado y de otras cosas, que cuando salen de su boca halitosa, podrida de tanto mentir, solo me pueden producir repugnancia. En fin, don Dinero es quien manda.

    Enhorabuena por tu artículo. Sigue con ello. Tus palabras son más necesarias que nunca.

    1. Parsei, el bloque “bipartito” es muy grande y se irá desmorronando poco a poco, es incluso mejor, la oposición debe hacer bien su trabajo para actuar de “fundidor” o “descongelador” al tiempo que se ruedan. Lo del debate fue penoso, lo que comentas sobre la moción de censura es un ejerccio puro de cinismo por cuanto el PP tiene (tenía) la mayoría absoluta, el rodillo, y bien sabía ese cabrón que la moción es humo. A ver si tiene huevos de decir lo mismo ahora en caso de salir elegido como presidente, con pactos y mayoría simple.
      Gracias por los elogios y los ánimos.

  2. lostalleresdenatalia

    Qué ocurrencias!!! Creo que además de esa intervención óptica, tiene visita concertada con el logopeda. No por su peculiar dicción, no….sino por ese rastro que dejan sus palabras. Uno rastrea y no llegan a ningún sitio; no encuentran receptor.
    Un beso!!!

    1. Natalia, es rastro no es tan pésimo, lo han seguido casi 7.300.000 personas. Otro para tí (y saludos a Manu, que abrió blog y nos deja con la miel en los labios pero entiendo que está pendiente de su Aurora Boreal)

  3. La rehabilitación de un ojo, en dadas circunstancias, tiene además otras atenuantes. Por ejemplo, cuando existe un precedente de condicionamiento clásico frente a material lingüístico especifico, se aconseja intercambiar significado con otra palabra a nivel neuronal: así, pues, el ejecutor puede decir “Democracia” sin pestañear cuando en realidad quiera decir ficción, teatro, o cualquier palabra relacionada al mundo del espectáculo. Entre menos signifique para el sujeto la palabra en uso, más fácil de remplazar será.

    1. Muy bueno, Daniel, pero nuestro presi no es tan complicado ni profundo, si toca decir democracia lo dice tan campante y si toca hacer una ley que prohibe manifestarse igualmente no se inmuta, eso sí, contamos con su ojo para saber la verdad (o más bien la mentira). Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s