Nada

He decidido escribir sobre nada. Me refiero a nada en concreto, de ningún tema, no acerca del concepto Nada. Supondría esto un esfuerzo dominguero considerable para un tipo, servidor, que tiene poco de filósofo. Así que si al final sale algo o te lo parece, por favor, disculpa porque no era mi intención, no me gusta engañar a nadie que este verbo nos lo conjugan a todas horas. Y menos en cosas tan superfluas. Puestos a engañar prefiero una mentira gorda que la mentirijilla cotidiana o la mentira piadosa. Seguro que también existe la verdad piadosa, no sé qué será mejor. La piedad suena a cosa de mármol grande y fría. O a regalo inmerecido. Además, a quien coño le importaría algo sobre Nada si la gente siempre se queja de que no tiene tiempo para hacer Todo lo que quisiera, más cosas, pensar en esto o en aquello, si salgo o me quedo, si llamo a mengano o que me llame él que siempre llamo yo, joder. Si empiezo esta carrera o aquella. Si compro esto o lo otro. Si hago esta comida o la que me sale bien. Con qué duda vivo mejor. No.

Simplemente me apetecía escribir y no sabía de qué. Inicialmente me dije “escribe sobre cualquier cosa”. Como si cualquier cosa fuera tan fácil. Cualquiera ¿entre cuantas? Esta indefinición me mata: “lo que tú quieras” (pero acierta). Lo mejor en estos casos es ofrecer varios “lo que uno quiera” para que el instigador elija de entre todos el que más le guste porque si te dice que no le apetece el primero que se te ocurre tienes que buscar otro “lo que tu quieras” y al final queda la sensación de que has trabajado sobre lo que él quiere y no sobre lo que quieres tú, que aun encima no te apetecía un carallo. Trabajo improductivo. Ya puestos es mejor escribir sobre nada, que no es lo mismo que no escribir nada, escribir nada es un absurdo porque en el momento que escribes algo deja de existir nada. Bueno, no, salvo que escribas “nada”, una palabra a palo seco. Y escribir solo “nada” me daba apuro, parece una falta de respeto. Además, es ridículo tener ganas de escribir y poner únicamente “nada”. Me tendría que repetir hasta en el título de la entrada: Nada. Contenido, Nada. Bueno, nada no, habíamos quedado que solo Nada. Casi mejor espero a que se me ocurra algo, como algo habitualmente aunque sea poca cosa.

la-nada

67 comentarios en “Nada

  1. Lo que queda claro tras tu reflexión es que Nada… es lo que parece, es decir, justo lo que parece.
    Por cierto que me has recordado aquel chascarrillo en que uno le pregunta al otro:
    – ¿Tú no nadas nada?
    y el otro le contesta al uno
    – Yo no traje traje

    Perdón, ya sé que es malísimo.

  2. ¿Te das cuenta de que si el personaje de Jack Nicholson en “El resplandor” hubiera hecho una disertación similar a la tuya, en vez de repetir una y otra vez la frase “All work and no play makes Jack a dull boy”, Stanley Kubrick se hubiera quedado sin película?

    Perdón… Es que a veces, cuando mi cerebro se queda en standby, y pienso en nada, mis dedos adquieren voluntad propia y escriben lo que le da la gana. Mis disculpas.

    Bromas aparte, muy buen texto, sí señor.

    1. Pues no me di cuenta, Alfredo, y estuve por revisar la película. Es broma también. Yo, sin “nada”, me hubiese quedado igual. Entiendo lo del cerebro y los dedos, pero a veces el proceso es inverso, los dedos quieren un cigarrillo o quiere una pluma, un teclado y manda la orden. Muchas gracias.

  3. Nacho

    ¡Hay que ver, como se saca partido de la Nada……..!. Aunque es cierto que para no decir Nada, te queda aún que aprender de Mariano; eso si es no decir Nada, pero de Nada. También se puede hablar de otra Nada; aquella cantante italiana de cuando teníamos bastantes menos años (si aquella de “Ma che freddo fa” = Hace frío ya (www.youtube.com/watch?v=WKv59zXn-P4).
    Bueno Antonio, pues gracias por Nada.

    1. En estos tiempos no se puede desaprovechar nada. Sí, Mariano es un referente de la vacuidad junto con la mayoría de los políticos que nos gobiernan, sus discursos podrían titularse “todo sobre nada”, es un arte, no creas, tanto que vuelven a salir votados. Gracias por el enlace, en efecto, es un tema conocido, ya veo que no he sido Nada original.

  4. Es que, no somos nada….
    Me ha gustado eso de no hablar de nada y decir tanto…

    Me ha recordado cuando me preguntaba mi madre: ¿Donde has estado? y yo siempre le contestaba: Por ahí…..

    1. Qué gracia, Mikaela, he visto que a varios comentarístas les han recordado a su madre o su padre con frases por el estilo, o sea que la entrada va a ser mucho, aunque solo sea por eso. Gracias

  5. Enfrentarse a nada ya es algo porque para no decir nada te salió mucho y para que fuese mucho no salió nada. Así son las palabras. Un todo y un nada son lo mismo. Yo estoy en lo segundo sin saber cuando dilucidaré ambos conceptos. Buen día.

  6. etarrago

    Lo siento amigo icástico, no te ha salido bien. No era nada lo que has escrito, era mucho … lo siento.
    Un abrazo de lunes … de nada sobre la nada.

  7. Mariano

    [risas] Excelente!
    Leía esta frase:
    “Como si cualquier cosa fuera tan fácil. Cualquiera ¿entre cuantas? Esta indefinición me mata: “lo que tú quieras” (pero acierta)”

    es tan cierta. En casa cuando hablamos de qué preparar para comer y Laura me dice “cualquier cosa” siempre siento esa presión de que en ese cualquier cosa está “acierta algo que me guste”

    Abrazo

  8. Pingback: Votar a los 16 « Demasiadas palabras

  9. Como se suele decir por aquí abajo, manida y antiquísima expresión de los de nuestra quinta (cuando las expresiones eran tan bobas como nosotros): “el que nada no se ahoga… pero corre peligro de ahogarse”… pues eso me ha pasado a mí con tu NADA que casi me ahogo de la risa al leerlo porque para no querer decir nada bien que dejaste a todos con la boca abierta… Un beso dominical con sabor a lunes.

    1. Sí, a mi también me sorprendió ver cómo coincidíais en la frase. Bueno, pues me alegro de haberte sacado unas risas, es como cambiar de tercio, que siempre (o casi) ando con la suerte de varas. Un beso lunático (de lunes)

  10. Antonio

    Pues eso Antonio, nada. Genial. Me has traído recuerdos de hace cuarenta años atrás.
    Cuando nuestro padre nos decía, “¿en que piensas?” y respondíamos “en nada”. El nos respondía,” pues el que nada no se ahoga y el que no se ahoga flota. Pues sigue nadando”
    Parece fácil, pero no, tu reflexión es genial. Así que, nada. Un placer de domingo, mientras espero tu visita.
    En ayunas me tienes para tomar el arroz con lumbrigante. Lo que estoy adelgazando.
    Bueno no adelgazo nada, de nada.
    Apertas Republicanas.

    1. Jajaja… acabo de ver que hemos utilizado casi la misma expresión y casi al mismo tiempo… y me ha producido otro ataque de risa en primer lugar porque la coletilla es similar -aunque no exactamente igual- y en segundo término porque al leer que tu padre te decía “¿en qué piensas?” inmediatamente me he imaginado al Antonio Alcántara de “Cuéntame cómo pasó” y acto seguido la colleja y algo así como “tonto el haba” …………. Un cariñoso saludo desde Málaga y perdona por casi haberte copiado la idea….

    2. Sí, ¿quien no vivió con sus padres esa frase que comentas?, lo malo es que fue hace tantos años. Antonio, en ayunas no me estés, a ver si cuando vaya ya has expirado y me quedo sin ese arroz, no jodas. Aún no sé la fecha exacta, pero te lo diré, lo que no sé es si voy solo o acompañado (motivos de salud de mi suegra, ahora ya dependiente).
      Apertas Republicanas

  11. Pues vaya circunloquio que te has marcado para no decir nada, lo cual no es cierto, porque algo has dicho, aunque sean divagaciones o reflexiones con cierta conexión entre ellas. Ya es algo. Nada y algo, de repente se convierten en palabras con un profundo significado. Por cierto, me pregunto si el algo sería el sexo masculino de la alga. También podríamos decir que algo es un galgo que corre tanto que perdió la primera g en el canódromo, y que alga es una nalga que a fuerza de desnudarse perdió la n en un streaptease. ¿Ves? Aquí delirando y hablando también de nada pero de algo. Por cierto, no sé si circunloquio sería el vocablo adecuado (“una figura retórica que consiste en utilizar más palabras de las necesarias para expresar una idea o concepto”). Pues si no nos has contado nada sólo cabe decir joder, hostias, leches, ¿esto qué es, un timo? Podría ser una profunda reflexión sobre la profesión del político: parecen decir algo pero muchas veces no dicen nada de nada, nada con verdadera sustancia. ¿Fue eso, geniecillo incomprendido?

    1. Bueno, nada y político vienen a ser casi sinónimos. Mira, podría haber hablado de ellos para decir nada, sí, son expertos en eso, jaja. Pero me has dejado noqueado con tu filología, cómo destripas las palabras, chico. Si fue un timo lo de nada, os lo devuelvo todo 🙂
      (gracias a vuestros comentarios me he sentido muy comprendido)

  12. Raquel M.

    Antonio, soy Raquel M (te acuerdas de mí?). Me encanta como escribes …. y además ¿casi puedo decir que viví tus comienzos narrativos??.
    Yo, en lo que a escribir se refiere, me quedé en NADA (mira tú), aunque tengo que decir que gracias a la insistencia de mi cuñado he empezado a escribir algunos microrelatos hace unas semanas.
    Bueno, aquí tienes una nueva seguidora, aunque escribas sobre nada o sobre todo.
    Un beso!!

    1. ¡Raquel, qué alegría! Te envié un msg por linkedin cuando acepté tu invitación. Sí, creo que lo de escribir me viene de lejos, y lo de protestar también XD Un orgullo es tenerte de seguidora, solo te voy a cobrar alguno de tus microrelatos, dime cómo acceder a ellos. Otro beso!

  13. Me ha gustado mucho, Icástico, y no creo que el servidor tenga poco de filósofo… La nada nos abre las puertas al todo porque no hay condicionamientos previos, las posibilidades son casi infinitas si estamos despojados. Mejor la nada incierta que las certezas vetustas.
    Por cierto, me permito preguntarte si sabes algo de nuestra común amiga de Los talleres de Natalia, porque al retornar del viaje he visto cerrado el blog; espero que sea momentáneo.
    Un saludo cariñoso desde Argentina.

    1. Gracias, bella. No está mal acceder a todo siempre que no sea una obligación consumirlo, mejor tener la posibilidad de elegir porque, todo, es infinito y si se persigue a pies juntillas es extenuante. Respecto a las certezas vetustas, son las que están ganando la partida.
      No sé nada de Natalia, tamién me extrañó su silencio pero estamos acostumbrados a ellos por razones de salud, no sabía que había cerrado el blog. Quizás pueda informarte mejor otra gente que la sigue, ya me has dejado un poco intranquilo. Esperemos que sea una etapa sin más. Otro saludo.

    1. Menuda cuestión, Margui. Entre estar con una persona que hable de todo o una que no hable de nada me quedo con la que hable de algo, más no te puedo decir. Es que hablar de todo sería un no cerrar la boca y de nada como vivir en el retirado en un convento.

      1. JAJAJAJ ayyy Dios mío sí creo yo que quería decir …. Diciendo muchas palabras que después quedan en nada o que si. Decir nada me lo dices todo con una mirada Jajajaja o algo así
        Besos

        1. A ver si la culpa es mía porque no interpreté nada y tenía que haber entendido mucho. En qué lío me metí, si hubiese hablado sobre Todo no tendría mayores problemas, a la gente que habla de Todo no le pasa Nada, y a la que no habla de nada la tratan como a un loco. No sé, Margui, estoy confuso.

          1. No no no jshsgs esta perfecto así, la culpa es mía que suelto lo primero que me viene a la cabeza a veces sin orden ni concierto …,
            Te prefiero hablando de nada que diciendo muchas cosas que no sirven de nada
            JaHaha joder joder

  14. Bueno chico, para no decir nada, has dicho mucho. Quiero decir que te has lucido para no haber dicho nada. Bufff, pues eso, que no te digo nada más que… Besetes de domingo.

  15. Joder Antonio! Me gustas hasta cuando escribes sobre nada. Que al final si que escribes y no es sobre nada sino que es sobre algo pero parece que es sobre nada. En realidad creo que es cuando más me gustas, cuando te sales del patrón mitinero que diría Chus y me sorprendes con algo nuevo, ya se sabe que la rutina mata la pasión y contigo esto no me pasa oye porque cuando me empieza a pasar, me sales con algo distinto, tipo carta de amor o como hoy, sin decir nada dices la ostia de cosas, o diciendo la ostia de cosas no dices nada….ya me estoy liando….
    Nada que me ha encantado. Cuando tenga más rato destripo el texto que tiene mucha miga. Bicos sin nada más

    1. Pues nada, Ana, jajaja. Mejor que te guste por nada que por mucho, las exigencias me fatigan y el ritmo de mucho acaba por dejar a cualquiera en nada y a no todo el mundo le gusta lo mismo que a tí 😉

  16. Pues a mí me ha gustado tu disertación. Tener demasiado donde elegir es malo, es mejor unas pocas opciones, yo, cuando hay mucho de algo, me bloqueo y ya no quiero Nada. También me ha recordado cuando en el colegio te mandaban hacer una redacción de tema libre, qué angustia tener tantas posibilidades.

    1. Cierto, Paloma, para mi el ejemplo más claro es cuando voy a comer algo por ahí, me recitan la carta y todos los platos me gustan y más cuando los veo pasar a otras mesas, al final mientras como el que he elegido me digo, “tenía que haber pedido aquello otro”.

  17. Para no decir Nada, has dicho mucho. Sobre lo de “haz lo que quieras”, tienes toda la razón, suele ser “haz exactamente lo que yo quiero”. Como cuando quieres quedar con un grupo de amigos. Dice uno, quedamos el día que quieras, a lo que otro contesta, ¿martes?, y el primero responde, martes no que tengo lío. No falla.
    Me he acordado de un trozo de letra de una canción de “Los Piratas” que decía, “nada significa nada”. Muy lúcidos ellos.😀

    1. Ocurre lo mismo cuando no quieres pensar, o cuando te preguntan en qué estás pensando: nada, solemos responder, ya…Lo de nada significa nada tiene un par de interpretaciones, una muy abierta y otra categórica tipo No es no. Gracias, Sensi

  18. ¡Qué susto, Antonio, que había leído “Nadal” en vez de “Nada”!
    En ocasiones pruebo eso que llaman escritura automática, y el resultado suele ser eso: nada… Mero ejercicio para estar bien engrasado 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s