Tóxicas

Hay Partidos Políticos que son herbicidas de la ilusión. Arrasan cualquier brote de esperanza. Su programa electoral es una orden de fumigación atendida servilmente. La mayoría no cree que va a ser vaporizado. Tu les votas, sí, pero otros les compran. El voto es el primer paso. Si se obtienen los suficientes otorgan categoría de estar en venta. El precio del que se vende es nuestra ruina. Los que no tienen precio nunca llegan arriba porque no quieren ser arribistas o no les dejan llegar por si resultan un “mal” ejemplo para el resto.

No importa cual sea la ilusión que tengas. Dala por muerta si es incompatible con el Mercado, el club de los ricos sin corazón, que son la mayoría. Es algo muy frecuente porque hasta la felicidad le molesta a la gente que carece de ese órgano, en particular la ajena. Tremendo contrasentido, tener corazón es tener riqueza, pero ellos no lo saben por la ausencia de esa entraña. Cuando hablan de progreso y bienestar piensa solo que se refieren a ellos. Tú estás excluido. No le des vueltas. Por eso resultan tan embaucadores, porque están hablando de sí mismos y se emocionan. Claro, te entiendo, crees que hablan de ti y de tus problemas y te emocionas también, normal, quien no ha creído alguna vez. Me duele, por no decir que me jode, aunque ambas cosas son compatibles. Pronto se olvidarán de lo tuyo, de lo mío y de las promesas: acordarse de tanta gente cansa, da pereza y casi tanto trabajo como un debate.

Su bienestar incluye que los demás estemos mal, o no estemos bien. No lo dudes. Ahora que se habla tanto de la toxicidad de las personas te digo dónde encontrarlas. Mira sus cuentas corrientes, sus propiedades, sus paraísos y sabrás lo tóxicas que son. No falla. Son hábiles, achacan la toxicidad al pueblo, dicen que ahí se encuentran todos los males y todos los malos, los responsables de nuestras desgracias. Pero somos inocuos, solo para ellos. No, las personas de mayor toxicidad, las corrosivas, no se hallan entre nosotros. Saben quitarse del blanco para ponernos otras dianas. El comunismo está descatalogado, ciertamente, ¿por qué repartir entre todos si se lo pueden llevar unos pocos? Solo ejercen de perfectos comunistas cuando hay que poner pasta. Con una salvedad: que la pongan otros, ellos están para robar, hasta los sueños. El remedio no está en sus manos sino en las nuestras, siempre ha estado ahí. Votemos para botarlos. Para hacer útiles a nuestras manos. O nos acabarán diluyendo, como hacían en Breaking Bad.

toxic-635x480

Anuncios

46 comentarios en “Tóxicas

  1. Lo comparto y lo hago mío. La solución está en nosotros pero, mientras nos concienciamos,y nos ponemos de acuerdo para plantarles cara, ¿cual es la solución?
    Sé que votaré a finales de junio pero, mientras llega el día, no quiero saber nada de ellos, no me importan sus diatribas y menos mucho sus promesas.
    En cualquier caso, felicidades por expresar lo que muchos, pocos o algunos sentimos. Saludos

    1. Gracias, Juan ¿la solución? Pues tu lo has dicho, somos nosotros, la concienciación. La derecha está super concienciada, nunca tuvo fisuras, y si las tuvo fue para hacer más brecha. Claro que ellos no se dispersan con muchos objetivos, solo han tenido dos desde siempre: riqueza y poder. Me pasa lo mismo que a tí. Acabo de hacer otra entrada que va un poco es esa línea. Saludos.

  2. etarrago

    Un mensaje de apariencia pesimista, querido icástico, pero solo lo parece. Tu canto, tu llanto, ojalá fuera digerido con sabiduría para así poder fagocitar por el pueblo a todos aquellos que no merecen ni un segundo del escenario público. Si todo el mundo pensara como tú, todos reaccionaríamos antes esta tempestad de estupideces a que nos someten estos iluminados. El desencanto ya no es prioritario, que también, hay algo más que nos hace sentirnos débiles, ignorados, maltratados y simples costaleros de unos malvados, ladrones, iluminados y una legión de torpes que también lo hay, bueno, todos ellos ya lo son … una legión de torpes … chusma.
    Ojalá, amigo icástico, ojalá aprendamos a revelarnos como sabemos hacerlo, como aprendimos a hacerlo y como debiéramos haber enseñado a hacerlo. A veces me pregunto: ¿Qué hicimos mal? – Pero no es así, solo hicimos lo que debíamos o eso creíamos, cuando, quizás, lo que realmente hicimos solo fue los que nos dejaron hacer.
    No sé que tipo de revolución toca hacer, siempre pacífica, claro, pero hay que hacerla y hay que empezar con el voto.
    Un abrazo, amigo.

    1. Enrique, el pueblo lo fagocita, pero no lo digiere con ese estómago que tenemos en la cabeza. El enemigo está mejor organizado, ese es el problema, Luchan sin piedad y nosotros la tenemos. Una partida desigual. Otro abrazo, amigo.

  3. Antonio

    Don Antonio serán los años los que nos quitan reflejos.
    Claro que son ellos mismos los que se alientan… al hablar de ellos.
    No había pensado en un órgano de la felicidad. La cartera se considera órgano??? me refiero en la anatomía de la política, claro. Interesante reflexión. Me pongo a ello. Con lo que me gustaba diseccionar lagartijas y ranas voy a ver si puedo diseccionar políticos (con uno no creo que sea suficiente) para ver si es su cartera la que le anima a sonreir, o es que está pensando en la nuestra (para robarnos, claro)
    Entre un Rajoy al que “cansan” los debates y un Sánchez al que ha tenido que venir a rescatar la “lozana Andaluza” porque está mas KO que el pobre de Urtain, se les ha colado el “listillo” de Iglesias que se va a “cargar” a su propio movimiento y a las izquierdas “perdidas” y sin identidad.
    Pero lo que me ha llevado a 1975 – con Francisco Franco vivito, todavía – fue el ínclito A. River al volver a las andadas con el “..cuidado que viene el comunismo!!! Manda carallo!!!
    No entiendo nada. También me resulta cansado volver a esforzarme en entender algo. Me voy a exiliar al rural, allí donde no llegan las noticias, ni las miserias de los que nos quieren gobernar. Yo no juego más, que pierdo siempre.
    Apertas Republicanas.

    1. Tocayo, cuando te exilies al rural avisa que me apunto. Nunca imaginé el nivel mediocre y barriobajero de esta panda de inútiles que deben construir nuevo gobierno. Sí, lo de Albert Orilla es paleolítico inferior.
      Apertas Republicanas (cada vez más complicadas, han quedado fuera del pacto)

    1. Esta sección se llama Píldoras electorales y hasta el 26J soltaré unas cuantas en un esfuerzo final, procuraré que alguna sea de humor, de verdad y despues del 26J…qui lo sa. Lo de amor me sentó de maravilla.

  4. Cúanta razón. Contundente, y tristemente certero. Te veo muy inspirado últimamente, más si cabe. En pocas palabras, somos la masa informe, aborregada y anónima que se lleva todas las hostias y sufre todas las desgracias -o cabronadas- pero es que para más inri somos los que les ponemos en el poder.

    1. Estoy enrabietado y será por eso que fluye la inspiración. No han sido capaces de hacer gobierno, no son capaces ni de ponerse de acuerdo para ahorrar en las elecciones, menuda pandilla de impresentables, claro que estando el ppsoe por el medio no llegarán a ningún acuerdo. Dan asco y les tenemos que pagar, si les cortaran el flujo ya verías tú qué rápido arreglaban. Hijos de la Gran

  5. En el Perú estamos por llegar a la votación en segunda vuelta, con dos candidatos. La mayoría aplastante la obtuvo en el Congreso, la hija del ex dictador Fujimori, que ahora está preso. Ella camina a ser presidenta…. ¿Es lo que el Perú merce? Ojalá que gane la presidencia el otro candidato, aunque se las verá difícil con un Congreso en contra. Retroceder sería suicida.
    Me llegó un extracto de tu post por intermedio de un comentario citándote, por “Mundo de palabras”…

    1. Manolo, aun no hace mucho que leí algo sobre las elecciones en Perú y la ventaja de la hija (Keiko, creo) de Fujimori porque la gente está harta de corrupción, es increible, no paramos de dar vueltas al mismo círculo. El otro es Ollanta? Yo vinculé uno de tus post aquí (vaporizado) porque venía a cuento. Intentaré ver el que mencionas. Un abrazo

      1. Es Keiko. El otro es Pedro Pablo Kuczynski, que fue Primer Ministro y Ministro de Economía. Participó en el II gobierno de Fernando Belaunde y en el Alejandro Toledo. Mi impresión sobre él es la de que es un hombre honesto. Lo conozco personalmente y no creo que a su edad y con una vida profesional y familiar hecha, busque enriquecerse o enriquecer a otros.

            1. Nada ocioso, y te lo agradezco. Es increible, a nivel global ya solo se puede elegir entre lo malo y lo peor, siendo ambas opciones nefastas para el pueblo. Me quejo de mi país y después de leer artículos como este me entran ganas de hablar de cocina, o de moda, porque parece que me quejo de vicio, aunque todo se andará. Muchas gracias, Manolo

              1. Lo que sucede es que la Verdad parece haberse convertido una mercancía y hay tantas, que se escribe con “v” minúscula. Te confieso que yo desde hace un tiempo que no escribo sobre política directamente; prefiero los relatos o cuentos (aunque rocen necesariamente a esta, ya que creo que todo es política). Y fíjate que me inscribí en un partido político cuando estaba en segundo de secundaria (allá por el 60 o 61), he sido consultor u comentarista político y asesor de comunicaciones en tres gobiernos nacionales; pero en realidad, lo que hice toda mi vida fue publicidad y todavía escribo a diario para un sitio web de la especialidad y para el blog del Instituto Peruano de Publicidad. Si revisas entradas muy anteriores en mi blog, verás que sí opinaba de política, pero ahora prefiero mejor no. ¡Abrazo! 🙂

                1. Manolo, al final siempre consiguen lo que se proponen, que la gente válida, la decente y la que sabe utilizar la cabeza se cansen de la política y les dejen todo el terreno a ellos. Retrocederé en tu blog de vez en cuando, hasta dar con la veta política. Un abrazo

  6. Soy de las románticas que piensan que cuando se inician en el mundo de la política lo hacen con el corazón en la mano, con ganas de hacer cosas buenas… Y en el camino la avaricia ocupa su sitio dejándonos huérfanos a todos de líderes con pasión y buena voluntad

    1. A veces creo que lo de “plata o plomo” se siente, mantener la honradez en un entorno corrupto debe ser complicado, estresante. Ya ves lo que les ocurre a los que filtran la verdad, tienen que esconderse toda la vida.

  7. Creo que los votantes deberíamos exigir a los postulantes algo así como una cláusula pacta sunt servanda: el contrato es ley entre partes. Si no se cumple nosotros, los que otorgamos legitimidad de origen, podemos restar legitimidad de ejercicio. De lo contrario la historia se repite una y otra vez, y se lleva puesta tanta gente, una y otra vez.
    Un saludo cariñoso, Icástico, desde Argentina ( donde tu reflexión se encuentra, lamentablemente, en plena expansión).

    1. Bella, debería ser como dices ¿por qué no? En realidad existe la posibilidad de la moción de censura, pero cuando se tiene mayoría absoluta se ríen hasta de la justicia o la honradez. Si, vaya viraje que habéis dado en Argentina, parece que se están vengando. América Latina va hacia la derecha otra vez, imparable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s