Donde tú quieras, Enrique

Lo conocí en las redes, y me atrapó. Era la oreja del desahogo, en ella volcaban penas y alegrías viejos amigos y compañeros, que le buscaban. A veces los sufría en elegante silencio. En la cola del pan, en la del médico. En la calle o el Ateneo. En todos los lugares que visitaba pescaba sabiduría, o la sabiduría pescaba a Enrique. Regurgitaba la escucha convirtiéndola en Píldoras Vitales, válidas para seguir caminando. Para lo que uno quisiera, para la Fe y la esperanza, para la pereza mental, para levantarse tras una caída, para marcarse un tango con el presente, que era donde de verdad le gustaba vivir.

Aprendí de memoria a quererle, o a quererle de memoria porque sin querer me lo enseñó. No sé si hay terremotos que tragan vidas virtuales. Pero hoy me levanté y ya no estaba en el barrio 2.0, no le encontré en Twitter, ni en Facebook, ni Linkedin, ni en Google +, ni en tumblr, ni en su blog “Las cosas de Enrique”, que eran muchas. Varios blogueros le buscaban. Hablo en pasado solo por eso, porque ya no está en las redes. Espero que se trate de una mudanza al viejo barrio offline, porque Enrique merece ser real por muchas arrobas que lo adornen. Como reales han sido mis lágrimas solo de pensar que se fuera a un barrio diferente. Prefiero pensar que es la broma de un hacker.

Me gustaría tener un banco de palabras. Custodiar en una caja aquellas más valiosas. Hoy se la daría, le diría sírvete tu mismo que yo no sé qué decir pero aquí guardo las más bellas. Le diría “dime algo, Enrique”, en público o en privado, a través de tus redes o de tu querido Samsung S6 Edge + con el que tenías pesadillas (soñabas con que se averiaba). Llama, quiero decirte que funciona.

enrique-tarragó-freixes-foto.1024x1024

94 comentarios en “Donde tú quieras, Enrique

    1. Mi queridísimo Enrique, al fin sé algo de ti, no tienes idea de cómo te he estado extrañando, espero que esté bien, te recuperes al 100% y sigas regalándonos tu sabia filosofía,

      Te extrañamos!!!!!!

      Te mando mil abrazos de luz intensa

  1. Pingback: Cuando podamos … donde vosotros queráis – Esas pequeñas cosas

  2. Estaba poniéndome al día con los blogs y casi me da un “pallá” al leerte, Icástico. El amigo Enrique es alguien realmente especial, una de esas personas que endulzan el día, que nos roba un trocito de corazón sin que nos demos cuenta, con esos modos elegantes y sinceros suyos.
    Menos mal que ha sido sólo un susto. Ojalá podamos seguir disfrutando pronto, muy pronto, de sus letras.
    Te sigo leyendo.
    Un abrazo.

    1. Un susto solo, siento que la salud le esté dando tanta guerra, hasta que no venza un par de batallas me temo que no lo veremos por aquí exhibiendo sus pendones. Gracias por aparecer y comentar, cuando veo Eme Me eMociono. Otro abrazo

    1. Ta vivu (cómo me gusta el “asturiano”, o bable, buenas pinceladas tengo a través de Jose Alsa y amigos de esa tierra), la pena es que lo acosen los achaques, los otros virus son lo de menos. Gracias, Jose Angel

  3. Bueno, qué alivio saber que está. La verdad es que aquí se llega a querer a mucha gente aunque sea de esta forma extraña de lo virtual. Un abrazo para él y otro para ti, Antonio.

  4. Aliney Santos Gallardo

    Gracias, muchas gracias por darme noticias de Enrique. Espero se recupere pronto, no obstante, tener noticias suyas ya es más que suficiente alegría para mí.
    Un abrazo.

    1. Muchas gracias, Celia. Has descrito bien a Enrique. Tiene muy merecido el descanso, lo que siento es que se deba en parte a motivos de salud y no a un retiro por placer, pero saber de él es una alegría. Gracias por comentar. Otro abrazo.

    1. Tremenda alegría, solo empañada por el padecimiento que tan estoicamente soportas y con tan buen humor. Gracias a tí por la “rueda de prensa”, por el enlace a mi post. Y por tu humanidad.

  5. Ay, gallego lindo… Espero que cuando me muera y me pierda de la red, y lo notes, me escribas algo así de bonito. Desde ahora te lo agradezco. En cuanto a nuestro querido Enrique, yo voy a aferrarme a la teoría de la desconexión temporera, por rara que parezca. Un abrazo solidario a todos los que estamos preocupados.

    1. Espero morir yo antes porque se me empiezan a acumular los epitafios, Anita me ha pedido lo mismo. A vosotras os va a sobrar corazones rendidos al pie de vuestras tumbas. Como puedes ver un poco más arriba, Enrique ha dado señales de vida. Un abrazo de felicidad.

  6. HOLA ICÁSTICO: HOY LEÍ TU EMOTIVO COMENTARIO, COMO TODOS LOS QUE PRECEDEN AQUI A ESTE.

    YO HACE UN RATO, 1HS, NO MÁS, CREO, ACTUALIZE EL POST EN MI BLOG, Y HAY DOS LUGARES QUE NO ESTAN CERRADOS, LOS LINKS SE ENCUENTRAN NO SOLO EN COMENTARIOS DEL MISMO POST, SINO EN LA ACTUALIZACIÓN DEL POST. ( COPIE Y PEGUE )
    LLEGUE A ELLOS Y EFECTIVAMENTE PUDE ENTRAR.

    SEGUIREMOS TRATANDO DE SABER DESDE EL RESPETO Y LA SERENIDAD COMO ESTA ENRIQUE.

    LO BUENO ES QUE ESTEMOS EN CONTACTO,
    ABRAZOS,
    MARCIAL

  7. Preciosa entrada.Leer a Enrique es una gozada y se le echa de menos.Ya me había acostumbrado al Ateneo.Lo mismo pasaría si nos dejarás sin tus entradas.Solo nos queda esperar,saludos

    1. Rubi, muy agradecido por la parte que me concierne, me ha emocionado. Enrique ha aparecido y ha dado una “rueda de prensa” aquí, en un comentario, por si te interesa saberlo. Saludos.

  8. Tu post es precioso, Antonio. Hay que ver cómo son las cosas, y cómo todos estamos de alguna manera conectados. Suelo leer sus comentarios siempre que me los encuentro, en cantidad de blogs distintos. Y hoy, por razones absolutamente diferentes a las que tú expones, he intentado acceder a su blog y me lo he encontrado con el candado echado. La verdad es que he intentado acceder a uno de sus reblogueos, un post de otra persona, y por eso pinché. ¿Casualidad? Sé que últimamente había tenido algunos problemas de salud de cierta consideración, porque él mismo lo dio a entender. También Paloma le preguntó si estaba bien y que a veces no podía comentar en su blog, o algo parecido -acceder-. Es muy extraño que desaparezca de todas las redes, etc, así de golpe. Puede tratarse de una desconexión buscando reposo, por motivos de salud, es lo que me cuadra como más lógico, pero hablo por hablar. Hay gente que se hace entrañable en la red, es cierto, y Enrique es uno de ellos. Saludos y yo también espero que esté bien.

    1. Bueno, Scorpion (con perdón, es muy cariñoso), ya ves que Enrique ha aparecido (casi acierto, no fue un hacker sino un virus) y ha dado una mini rueda de prensa, lo puedes ver en un comentario de él.

      1. Ah, vaya, cúanto me alegro. Me conecto justo ahora, así que voy a ver. Después pensé que era altamente improbable que fuera un hacker quien hubiera borrado todo. ¿Qué hacker se va a ensañar sin razón con un simple usuario entre millones que somos? No tiene mucha lógica. Pues será un virus muy chungo. Así que ahora soy Scorpion, como el grupo…Pues de hecho me son bastante indiferentes. Algún día sabrás mi nombre, hoy no, como dicen en Juego de Tronos. Jajaja…

        1. Tu alias quedó como escorpión cuando dijiste que te gusta picar como él y lo “anglicanicé”, pero tienes razón, musiclamente no tienes nada que ver con ese grupo y mis tiros no iban por ahí, tendré que seguir llamándote what, hasta que llegue el día clave (hoy no) 🙂

          1. Ya, ya, si ya sé de dónde viene este bautizo rockero. Pata eso mejor llámame Bruce, aunque no le llego ni a la suela del zapato. Podrías llamarme Punku, es gracioso, así me llamaba a veces el notas de pajuerano.

  9. Yo creo que esto ha sido cosa de el hakeo de todas sus cuentas, no es normal su desaparición de las redes de una forma tan radical, si hubiera pasado algo raro no hubiera cerrado todos los perfiles.
    Pronto dará señales de vida con un nuevo perfil casi seguro.

    1. Pues si es un hacker hizo una buena lista porque lo borró del mapa 2.0 Pienso lo mismo en cuanto a lo radical. Estaré pendiente de ese renacer que mencionas. A veces he fabulado con que todo haya sido inventado. Un personaje 2.0 creado para llegarnos al alma y desaparecer dejándonos en duelo como en el mundo de lo humano. Un experimento, Daría para un buen post.

  10. Hola amigos, hola Enrique,
    seguro que es un parón temporal, no sé, un pronto de esos que nos da por tener en ocasiones, pero sea lo que fuera tienes todo nuestro cariño y puedes contar conmigo para lo que necesites. Un amigo, aunque sea virtual, es un amigo.
    Un abrazo

    1. Hay amigos virtuales que desplazan a muchos “reales”. Seguro que es temporal, como dices, y como dicen muchos. No podéis equivocaros tanto. Gracias, FJ, como te llama Enrique. Un abrazo.

  11. Stella

    Me escribió el 27 de mayo diciéndome que no dejara de escribir nunca, y luego lo hizo el 3 de junio deseándome que tuviera un buen fin de semana.

    Ustedes están con tiempo cálido, dejó por un tiempo a sus amigos, para reponerse de su luchar cotidiano.
    Si sabes algo, dímelo porque para mí es como si fuera el foque de mi velero.

    1. Stella, simplemente para decirte que Enrique ha aparecido y ha dado una “rueda de prensa” aquí, en un comentario (había quedado de informarte y lo pongo como nueva respuesta por si habías abandonado el hilo)

  12. Pues bueno, lo hemos hablado tu y yo esta mañana. No quiero preocuparme porque seguro que es un parón voluntario y necesario. Y cuando vuelva le llamaremos cabroncete por no avisar. Siempre cariñoso y amable. Espero que venga pronto.
    Tu post Antonio, es sencillamente precioso.
    Besazos corazón

    1. Pues te digo lo mismo que a Jose Alsa, que resumiendo es “que así sea”. Me apunto a lo de cabroncete, le haremos un dueto y si se apunta más gente pues un coro. Gracias, Ana, por la coletilla final. Más besazos.

  13. Pues me acabas de dar un disgusto, Enrique es, y lo digo en presente porque quiero que sea en presente, alguien muy especial y entrañable. Muchísimo. El mundiito este está un poco triste sin él aunque solo sea una desconexión temporal.

    1. Paloma, Enrique es presente, claro que lo es. El disgusto es colectivo, observo, es de esas personas que entran en el alma sin pedir permiso porque sabe como tratarla y no oponemos resistencia. Es cálido. El mundito ha sufrido un zarpazo. Me aferro a la teoría de la desconexión temporal.

  14. No creo que sea nada grave, Antonio. Creo que se trata de una mera etapa de desconexión, porque, justo es reconocerlo, a veces es sano y necesario desconectar un poco de todo esto y respirar el aire de la calle, de la gente… Mi impresión es que regresará, dirá un “hola, ya estoy de regreso” y continuará siendo ese Enrique que conocemos, paciente y señor, coherente, un ser humano del que se aprende cada vez que uno se acerca a él.

    1. Seguro que es como dices, Jose, pero no es el estilo de Enrique desaparecer así, normalmente avisaba de sus retiros aunque fueran breves, precisamente por su educación, su elegancia. Además, no cierras todas tus casas digitales si tienes pensado regresar salvo que sea por prescripción facultativa, por descanso absoluto. En cualquier caso prefiero pensar que ha sido una decisión deseada, o premeditada, antes que otra cosa. Ojalá, Jose, ojalá sea tal como lo piensas.

  15. No quiero pensar que no ande por estos lares. Donde quiera que esté debe decirnos al menos ¡hola! Me ha llegado a enganchar de una forma que nunca me había pasado y menos con alguien a quien no he llegado a conocer personalmente, pero su carisma ha sido, o tal vez sea es, demasiado fuerte. He guardado algunas cosas suyas, pero no todas las que me hubiese gustado. Esperemos saber algo para decirle que seguimos estando aquí para lo que quiera.
    Gracias Icastico, somos muchos los que le echamos de menos.
    Mi post que ha servido de buzón para aquellos a los que he querido le enviará la próxima carta, pero debería darme primero la dirección no deseo sea devuelta al remitente.

    1. Gracias, ecdm, creo que Enrique te llama así. En efecto, he comprobado muchas veces que eres una fija en los comentarios. Es una persona especial, positiva, valiente, sensible. Es un montón de cosas, por eso peleo por su recuerdo, que no por su regreso si la ausencia es premeditada, buscada. Deseo que esté lo mejor posible ya que eran muchos los achaques que lo acosaban y últimamente habló de una crisis prostático. Imagino que necesita retiro, reposo absoluto. Si me entero de algo te informaré, tranquila. Buen fin de semana.

      1. Gracias. No me había pasado jamás y más aún por alguien virtual. Una persona inteligente, sensible, mordaz, caballero donde los haya, con una forma de escribir que me ha llegado al alma. Es curioso hasta dónde puede llegar la Red. Ando algo aturdida, es culpa de mi espíritu sensible. Perdóname.

    2. Ecdm, simplemente para decirte que Enrique ha aparecido y ha dado una “rueda de prensa” aquí, en un comentario (había quedado de informarte y lo pongo como nueva respuesta por si habías abandonado el hilo) Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s