Escoria

Una decisión que me dio lata fue la elección del seguro de decesos. Pasé antes por varias fases. Dejarle el muerto a quien le tocara, en plan egoísta total, pero maduré. Me parecía una cabronada. Sobre todo porque en mi entorno nadie merece esa faena. Una lástima. Morirse jodiendo debe dar un gusto bárbaro si se ha vivido jodido.

Cuando vino la crisis y los recortes me puse también a ello y quise donar mi cuerpo a la Ciencia para ahorrar la mensualidad del óbito. Y la Ciencia estaba saturada de fiambres. Literalmente. Tanto que lo que me echó atrás fue una noticia macabra: El hacinamiento de más de quinientos cadáveres en el sótano del departamento de Anatomía y Embriología, donados a la facultad de medicina de la Universidad Complutense de Madrid. La foto que vi en su día me recordó a una de las muchas imágenes de los campos de exterminio. Si fuese un familiar que hubiese identificado aquel rostro vacío habría pasado un mal trago.

Así que póliza al canto. Ajustar la tarifa es matador, ya que estamos. En estos tiempos uno puede hacer planes a medida para todo menos en este negocio. Yo pretendía que una vez muerto me introdujeran en una caja de pino del país y de ahí a la pira directo. Eso le comenté al vendedor. Pero el kit mínimo incluye tanatorio, mesa de firmas, corona de flores, cura, monserga del cura y qué se yo. Aunque renunciase a toda esa parafernalia la tarifa no se inmutaba. No hay tu tía. Es un rollo explicar las causas, los profesionales del funesto asunto lo hacen de coña.

Una vez firmado queda decidirse sin prisas entre inhumación o cremación. Tierra o fuego. Al agente le da igual, él cobra su comisión y ahí queda uno con los detalles. Elegí cremación por varios motivos. No obstante no las tenía todas conmigo, cosas de vivir en una tierra de meigas. En la Galicia atávica. Ahora no me queda ninguna duda tras leer que la Iglesia no ve razones doctrinales para prohibirla; “la cremación del cadáver no toca el alma y no impide a la omnipotencia divina resucitar el cuerpo”. Ante esto, es posible que en un futuro cercano las compañías de seguros incluyan la cobertura de un servicio de resucitación. Lo pagaría muy a gusto siempre que no siga Rajoy ahí cuando me materialice nuevamente. Sería un sin vivir.

Claro que en la misma iglesia hay quien dice que se trata de “algo brutal”, “un proceso que no es natural, sino que interviene la técnica y que además no permite a las personas cercanas acostumbrarse a la falta de un ser querido” Mira que no empleó técnica la Santa Inquisición para privar a mucha gente de sus seres queridos. Y con el fuego se le fue la mano quemando a seres humanos vivos.

¡Se acabó la fiesta de la ceniza! ¡Que es eso de pillar un barco o subir a la montaña y lanzar cenizas al mar o al aire como quien tira bolas de nieve! Por muy emotivo y cool que sea. O echarlas en la hierva que pisó CR7 jugando en el equipo que se llevó a la pira a tu viejo tras un partido de infarto. Y es que ni en la casa familiar del finado se pueden tener, aunque le montes un altar del copón en la mesilla de noche. Ya no digo nada de transformarlas en piezas de joyería u otros artículos, opción muy de moda. Reciclaje de lujo. Confieso que nunca se me pasó por la cabeza llevar a un ser querido en el anular. Llega con tenerlo en el corazón.

Para la Iglesia, “la conservación de las cenizas en un lugar sagrado ayuda a reducir el riesgo de apartar a los difuntos de la oración”. Añade que “se evita la posibilidad de olvido”. A mis queridos desaparecidos les reservo un lugar en la memoria, un panteón de lujo. No hay oración, por grande que sea, que equivalga al recuerdo. Además, si lo que temen es el olvido no entiendo esa pataleta en no dejar tener las cenizas en casa, permíteme que insista. Las pones al lado de la Smart TV y en las pausas publicitarias le mandas un beso, aunque sea con el mando a distancia.

No. El lugar adecuado es un lugar sagrado, o sea, el cementerio, dice la Santa Madre Iglesia. “Los muertos no son propiedad de los familiares, son hijos de Dios, forman parte de Dios y esperan en un campo santo su resurrección”.

Conviene recordar que cuando a los ojos de tanto santo varón no fueron hijos de Dios los fenecidos les negaron sin piedad cristiana sepultura, no permitiendo el entierro en esos confines sagrados, dejando fuera al difunto para su escarnio eterno. La pena por echar las cenizas en cualquier lugar es la negación de un funeral. No sabía que me lo iban a poner tan a huevo. Odio los funerales. No quiero darle la barrila a nadie con lo bueno que fui. También odio pasar por caja, que se me antoja que es el meollo de este invento. Así que si vale como testimonio vital dejo aquí escrito de que las mías sean esparcidas de forma que infrinja el nuevo mandato. Por mi alergia a los lugares sagrados. Y por joder, ya de irse hacerlo con placer.

59 comentarios en “Escoria

    1. Precioso piropo, te lo agradezco, deimos. Ya en vida nos transformamos continuamente: de verdaderos a falsos, de servidor a servil, de honrado a delincuente. Supongo que da igual que te devoren los gusanos o te disperse el aire. Tendré que aceptar tu saludo, no sea que me envíes a la hoguera antes de tiempo 🙂 Otro saludo más ateo.

  1. Fran

    Hasta con la muerte hacen negocio. Yo creo que debería ser como es cuando viene alguien a este mundo, el nacimiento te lo cubre la Seguridad Social, pues la muerte también porque has sido un contribuyente que has pagado religiosamente tus impuestos. Y por agradecimiento a los servicios prestados en este mundo, es lo mínimo que podrían hacer, ya que no lo han hecho en vida. Por eso, desde aquí aprovecho para que se apruebe una iniciativa legislativa y se lleve al Parlamento para que todo ciudadano que fallezca tenga el derecho a ser enterrado o quemado, según indique en un testamento vital, y que los costes de dicho acto corran con cargo a su herencia, y en defecto de ésta que se haga cargo la autoridad competente, que creo que en estos casos son los Ayuntamientos. Si hay más personas que apoyen esta idea, o similar, podemos organizarnos para realizar dicha iniciativa legislativa popular, y recoger firmas para ello.
    Espero que esto solucione un problema al que afecta a muchos ciudadanos, por no decir a todos.
    Gracias por tratar este asunto.
    Un saludo.

    1. Malos tiempos para la lírica, Fran. Tu iniciativa me parece interesante pero estando como están recortando derechos fundamentales recogidos en la Constitución va a ser difícil que prospere, que no imposible, esta gente se pasa las ILP por el forro aunque tengan un millón de firmas. Gracias por comentar.

    1. Gracias por partida doble, o triple. Por tus dos comentarios y por el reblogueo. “Soy rebelde porque el mundo me ha hecho así”, maestro, tú si que eres un ejemplo. Un abrazo maravilloso, Enrique.

  2. etarrago

    Que alegría verte otra vez por la Red y que dolor en el dedo que muevo el ratón (46 comentarios anteriores a este tienen la culpa).
    Una vez me he tomado un respiro te diré que con los del púlpito llego a creer en la idea pero no en la estructura, por tanto … y con los de la política igual …
    Lo mejor es no pensarlo, Icástico, y darle más culto a la tele deportiva o al Sálvame dlc, ahí si que viven bien.
    En fin, me voy a preparar la cena … Yo ya me siento out de todo eso, amigo. No puedo cambiar el mundo y mira que lo intenté con todas mis fuerzas, ahora, voy a intentar que él no me cambie a mi.
    Feliz noche amigo 10

  3. Antonio

    Genial Don Antonio. Como siempre.
    Yo que quería que me esparcieran sin ton, ni son, ahora voy a tener que prever en la póliza de decesos que conste el pago de las tasas correspondientes (que las pondrán) por contaminación aérea, o la que se les venga a la cabeza. Ya debe estar Montorito cavilando sobre una nueva tasa funeraria y/o de lixo mortal contaminante. Son capaces de todo. Lo sabes.
    Tu ocurrencia en pensar en donar a la ciencia ese cuerpo serrano no la comparto. Solo pensar que manoseen mis partes en busca de deformidades o deformaciones (las sufro todas) me dan ganas de quemarme a lo bonzo para que no tengan oportunidad. Yo dono sangre y donaré, si les vale de algo, órganos. Pero el resto de mi mortal carnaza, no. Ese resto “pa quemar” que ni los terrenales gusanos toquen.
    Apertas Republicanas.

    1. Tocayo, si Montoro le pone muchas tasas a eso de esparcir estoy por incluir en la póliza el alquiler de un dron para que reparta mis cenizas por su finca. Nada más, que tarde mucho en llegar lo tuyo.
      Apertas Republicanas

  4. Vaya tela con la iglesia católica, para variar. Escuché la noticia hace unos días y me quedé sorprendido, aunque sin profundizar en ella, pero ahora creo que no acabo de entender sus razones, o por lo menos algunas de las citas que pones parecen contradecir sus razones. O sea, que no veo lógico su razonamiento. Prohíben que tengamos las cenizas de los difuntos en casa…y por otro lado -dices que dicen- que ayudan a paliar el olvido e incluso a la oración. No entiendo nada. Bueno, entiendo que siempre jodiendo, hasta para decidir qué hacer con nuestros restos. No sabía lo de esparcir y castigado sin funeral, eso es muy interesante. Porque yo también sería partidario de esparcir y fomentar cuanto menos negocio para ellos mejor. Claro está que las razones principales son económicas. Hasta da risa todas esas monsergas sobre a quién pertenecen las almas, y si Dios sabe qué hacer o cómo resucitar. Joder, qué hartazgo. Por cierto, yo he vivido en mi familia lo del cobrador que venía a cobrar los muertos a casa, por los dos abuelos que tenía. Así que pagas el entierro varias veces…fantástico. Ni pago ni tengo ningún seguro, no me he planteado estas cuestiones…aún. Cuídate.

  5. Nacho

    Como es habitual, muy bueno Antonio. Como dice el refrán : “Una vez muerto el burro, cebada al rabo”. Vamos, que las cosas, en vida y después trataremos de que hagan el menor negocio posible con nosotros. Que razón tienes en que el mejor panteón para los que queremos y apreciamos es nuestra memoria. Cuando leí la noticia, pensé lo mismo que tú: Joder que fino se ha puesto el clero con las cremaciones, con la experiencia que tenía el Santo Oficio, pero sin esperar a que se murieran…….. Pero no hay que olvidar que el trasfondo de todo esto es $$$$$$$$$$$$$$$. Si no hay entierro, no suele haber responso, ni misas, no otras parafernalias por las que la Iglesia Católica – al menos en España – recibe una cantidad del estado por servicio prestado. Hasta hace unos meses en los que falleció un familiar allegado, yo ni sabía que cuando el cura va pasando por la habitación de los hospitales para dar la extremaunción, cobra un dinero (no se cuanto) por el servicio, que es pagado por el hospital (es decir por todos nosotros); de ahí el interés cri$$$tiano que tienen en acompañarnos en esos momentos, incluso aunque seas ateo, musulmán o budista. Llevan sus registros y todo de los atendidos para justificar el servicio. La pela es la pela.

    1. En efecto, Nacho, la pela e$$$ la pela, y eso que al la iglesia le sale todo de balde y tiene la exclusiva de cuanta mamandurria hay, pero nunca predicaron con el ejemplo. Desde luego yo no consentiría que me vinieran a dar la extremaunción (lo tengo dicho a familiares y amigos) y si viene le digo que no tengo suelto y que se vaya con dios o con el diablo, que hacen mejor pareja.

  6. Antonio, que bueno leerte!
    Ya veo que el trabajo nonha podido ganarle a la letra… así que un Olé! Por ti jajajaja

    Me gusta tu deseo de donde dejar correr tus cenizas… al fin y al cabo sino cenizas que deambulan sin saber que día serán esparcidas finalmente por el viento que las sople.

    Un gran abrazo, mientras tengamos brazos y luego de las cenizas volemos juntos.

  7. Y yo que me había hecho la ilusión de que echaran mis cenizas bajo un árbol! No sé, no sé, porque yo no voy a cambiar de opinión. Creo que pasaré de la Iglesia y sus doctrinas.
    Contenta de verte, Antonio y espero que las tuyas (las cenizas, digo) vuelen por ahí libres cuanto más tarde, mejor.
    Besetes aún cálidos.

    1. María, tu mantén la ilusión del árbol. Eso si, te van a costar el funeral (con ese nombre no quiero tener nada). Contento de que te contentes con tan poco. Espero que se cumplan tus deseos al pie de la letra (“cuanto más tarde mejor”)
      Besos

  8. Anónimo

    Ya está, ya os encontré nuevamente a todos y a todas…..vosotros nunca os fuisteis, fui yo en mi condición de Guadiana de las vida el que lo hice…nuevamente me asomo a vuestros escritos y me deleito con ellos, tu sabes porqué pluralizo…..hermano Tucho nuevamente un placer leerte y ver que sigue intacto tu capacidad de escribir con la “retranca” habitual y que hace que lo que escribes sea un deleite el leerlo por lo bien que escribes lo que relatas….un placer leerte nuevamente hermano y MAESTRO.

  9. Esperando con ganas estas pedradas tuyas tan certeras, tan entre ojo y ojo. Eres muy grande. Puedo imaginarme una de tus entradas cuando Trump gane y se tenga que encontrar con Rajoy… que van a dejar Dumb and Dumber (Dos Tontos muy Tontos) como un tratado filosófico existencialista muy, pero que muy extenso…
    Un abrazo, Antonio.

    1. Muy certeras no son que ni se inmutan, pero las ganas con que las tiro me relaja mucho. Jajaja, si, como gane el trompo y venga a España de gira habrá que dejar el coño en casa. Otro abrazo, Jose

  10. Grandes palabras esas que escribes y comparto plenamente: los seres que he querido y amado y no están vivos, siguen presente en mis recuerdos. No necesito ningún lugar para “visitarlos” pues acuden a mi mente cuando quiero (y a veces, cuando no me lo planteo al desatarse memorias imprevistas)

  11. Mariano

    Qué bueno tu retorno Icástico! Allá es obligatorio contratar servicios funerarios?
    Aquí creo que no. Lamentable negocio lucrar con los deudos y triste este afán del capital de convertirlo todo en negocio. Abrazo de ganarse la lotería!

    1. Nacho

      No, Mariano, obligatorio no es; es voluntario y anti-económico. A los que rondamos los 60 nos apuntaban los padres a unas compañías, en las que si pasas de los 30, ya has pagado 4 o 5 entierros. Si no, cuando llega el momento, te cuesta entre 3.000 y 4.000 € todo el trámite. Yo tras 6 años de pelearme con la compañía en la que me inscribieron, conseguí reducir mi cuota mensual en un 40%; eso si, sin sepultura – que no la quería – y entregando las cenizas a mi familia. De todos modo ya he pagado 3 o 4 entierros., jejeje. Un saludo.

    2. Eso, lo que ha dicho mi amigo Nacho. O si no, pagar entre 3000 y 6000 euros por el pack si mueres sin seguro (según la localidad), y si eres indigente ya rastreará el ayuntamiento hasta dar con algún familiar al que cargarle las costas. Somos negocio al nacer, al vivir y al morir. Somo una teta sin fin de la que chupar. Un abrazo, Mariano

  12. Aaaaajajajaja, ya estamos tomando nota. Una muy buen idea de dejar en claro el futuro (que esperemos sea bieeeen futuro). Yo quiero lo mismo que tú, que si hay que romper reglas por el bien propio y ajeno, venga nomás!
    Abrazo argento!

  13. En buenahora, ¡¡¡al fin publicas!!!, las únicas cenizas que quiero ver son las de tu parrillero después que haces el asado a las brasas…(costumbres de Uruguay), en Galicia hacen carne a la parrilla???, aquí le llamamos asado…abrazo…

    1. Jajaja, gracias Daniella, yo también prefiero las del parrillero. En Galicia, en concreto, hay “churrascos” cada cien metros, que es como llamamos a los asadores de carne o parrilladas. Tenemos las mejores carnes de vacuno de España, pero nada comparados con las argentinas y uruguayas (creo que no os lleváis muy bien, tengo entendido) Otro abrazo.

      1. En verdad no he probado en Argentina, pero dicen los que saben, que es así…los nuestros están un poco contaminados de glifosato por las pasturas, amén de todas las vacunas que reciben las vacas, y bla, bla, bla…dejé para LO ÚLTIMO EL PRECIO DE LA CARNE….porque aquí las vacas vuelan…jajaja …lo mejor es ser vegano…

  14. Siempre sorprendes, ¡ como no !!!, así nos tienes enganchados.
    Sorpresa con las pólizas de decesos, ¿ se nota que no la tengo?, un flipe.
    Conozco a gente que desde que sus hijos nacen ya comienzan a pagar lo que ellos denominan “los muertos”. Cuando me enteré, flipaba, claro. Y cuando llevas 30 años pagando, despues no te vas a echar atrás, hala, a continuar el resto de tu vida o te tiran en una cuneta.
    Además, van a cobrarlo en persona (al menos cuando yo me enteré). ¡ Que fuerte tener cada mes al de los “muertos” recordándote aquello de : polvo eres y en polvo te convertirás, que en latín suena un rato terrorífico: Pulvis es, et in pulverem reverteris. Solemne, al menos.
    ¡ Que buen negocio ese de la muerte para todo el mundo, menos para los que se van !.
    Hasta para la iglesia es un gran negocio, el negocio del acongoje. ¡ Que invento ese !
    Brrrrrrrrrr

    1. Gracias, Luisa. Te veo bien documentada en la materia. Me casé a los 21 tacos y me suegra me metió un seguro de esos. Luego me di de baja tras separarme, mis hijos por el extranjero y tal y tal pero los años pasan y retomé el asunto, este relato se corresponde con el regreso al redil. En efecto, pasaban por casa, ahora ya lo puedes domiciliar, solo te cobran el primer recibo a través del agente (que suele ser gente de cierta edad, normalmente viudas que compaginan su pensión con este pequeño ingreso). Como dije antes, somos negocio al nacer, al vivir y al morir. Saludos

      1. Pues si, parece que vivimos a la vida para ser el negocio de muchos. A ver si Adan y Eva eran unos emprendedores y desde allí, mira lo que han montado, jaja.
        La documentación que tengo, es de lo que he visto que hace la gente. Un master de vida, que se llama, jaja. Estoy muy irónica hoy (creo que frecuentemente).
        Me imagino que ahora se podrán domiciliar, porque aquello de “ir a cobrar los muertos” a mi me parecía muy tétrico. Que lo carguen en la cuenta, da menos repelús.
        Saludos. Un placer leerte.

  15. Jajajjaaja… Ay, mi querido Gallego. Ya te extrañaba y has salido dando un palo de home run. Pues yo tengo las cenizas de mi padre conmigo y las pondré, cuando llegue el momento, en el ataúd de mi madre, porque a ella le daba cosita que la cremaran. Eso está decidido y no me importa lo que diga el mundo. Me da la gana de acordarme de mi padre todos los días, de que esté conmigo hasta el momento en que los pueda poner juntos en la bendita tierra. Y eso solo porque mi madre lo quiso. Tu, has el favor y no te mueras todavía. MIra que después nos vas a hacer mucha falta. Total, si gana Trumpito, cosa que espero no suceda por el bien de la humanidad, a alguien se le ocurrirá reventar al mundo y nos vamos todos a pulverizar, en cualquier lugar, aunque a la Santa Madre Iglesia le moleste. Besos mil.

    1. Melbita, me alegra que te hagan tan feliz esos planes. Como dices, poco importa el mundo. Como veo que ya eres la segunda en pedir que tarde en morir le voy a poner empeño 🙂
      Ya no tengo tan claro que vaya a perder Trumpito, al final, la mierda de los correos va a ser lo último que quede en la memoria del votante, es increíble pero funciona así.
      Otros mil.

      1. Yo tampoco tengo tan claro que no vaya a ganar, solo tengo la ilusión de que la gente despierte a tiempo. A esperar, mi Gallego, hasta el 8 de noviembre. Ya hice todo lo que podía hacer, voté. Qué bueno que le vas a poner empeño a la vida. Somos pocos los buenos. 😉

          1. La política puertorriqueña es muy absurda. Los puertorriqueños que se mudan recientemente a los E.U. no ven la diferencia entre el partido republicano de PR y el de los E.U. En PR seguro gana el partido republicano este año, con un imbécil al mando.

            Te envío para que veas lo imbécil que es. Lamentablemente, a los puertorriqueños no les toca el problema de la inmigración, pues nosotros podemos transladarnos de PR a EU sin ningún problema. Entonces, los recién llegados, no sienten cohesión con el mexicano, ni con los indocumentados, porque el problema es otro, económico. Falta de empleo y no de documentos. Se oye triste, pero así es. Están pasando anuncios para que los puertorriqueños voten por Hillary. Creo que en donde se han asentado más es en la Florida, un estado en el que el candidato que gane, probablemente gane las elecciones. Yo no, yo estoy clara con que el Trumpito no debe ganar, sería horrible no solo para nosotros sino para el mundo entero. Yo no te engaño, mi Gallego lindo. 😦

  16. Buenísima la entrada y muy oportuna para las fechas en las que estamos. La verdad que los seguros son un tema que da para escribir más de un libro y los de vida no iban a ser menos. En fin, a lo que iba, que me ha encantado tu reflexión y me alegro de verte de vuelta con las pilas cargadas.

    Un abrazo.

  17. Ay Antoñito cómo te echaba de menos!! Y vienes calentito aunque sin llegar a combustión para sacarme la risa del domingo. No sabes todo lo que te lo agradezco.
    Anotado queda aquí tu deseo y para aprovechar dejo el mío. Que me incineren y mis cenizas sirvan de alimento a un sauce llorón y así cuando note en mis ramas unas cosquillas que me provocan risa, sabré que son tus cenizas que vuelan libres haciendo trastadas.
    Gracias por volver!!!

    1. ¡Anísima!, vengo de puntillas como quien dice, para no hacer ruido, un “regresus interruptus”, no ando muy bien de tiempo pero tengo la pluma en armas. Vas a ser la alegría de un sauce llorón, bonita paradoja. Desplegaré mis ramas, para confundirte 🙂
      No sabes todo lo que te lo agradezco yo. Un besazo, patrimonio de la humanidad.

  18. —Con la iglesia hemos dado, Sancho. —Ya lo veo —respondió Sancho—, y plega a Dios que no demos con nuestra sepultura, que no es buena señal andar por los cimenterios a tales horas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s