En tu orilla me quedo

Desde el salón de mi casa vi incrédulo una sirena pasar. Me pareció sedosa. Cada vez que emergía lo hacía con tanta fuerza que su pelo se secaba con el aire que desprendía. Su melena competía con el sol. Deslumbraba, ayudada por sus escamas de mujer. Su cola emitía un lenguaje que enseguida entendí. Tenía su propio Braille. Baja, ven –decía agitando el agua. Y mi ser. Supe leer la espuma. Bajé al muelle corriendo a pedir una red prestada. Parecí un loco ante las miradas de los rudos marineros. Nervioso comencé a correr entre las rocas intuyendo que ella me observaba y seguía mi caminar. Busque una cala tranquila al amparo de varias rocas y la esperé. En cuanto me ubicó se acercó y me espumó sus palabras:

Echa las redes para que no pase de largo.

Abre tus brazos

Recógeme despacio…

Y allí en tu orilla me quedo

Por siempre.

Mientras seguía su consejos notó en mi mirada que tuve miedo. Que no sabría como cuidarla…

Tú ya sabes los cuidados que requiere una sirena, Tucho –me aleteó.


Dedicado a Ana Fernández, que lo inspiró.

Foto Pixabay (gracias siempre)

50 comentarios en “En tu orilla me quedo

  1. Pingback: Finalista Premios 20 Blogs – marguimargui

  2. etarrago

    Vaya, iba a decir algo, pero después de leer todos los comentarios, especialmente los últimos … solo deciros que nada debiera quedarse de modo distinto a como os veo … y leo. Sois extraordinariamente únicos.

    1. Querido Enrique, estoy cabreado con wordpress, tenía estos dos comentarios tuyos en pendientes de aprobación cuando ya hace tiempo que tienes el sobresaliente, más que el aprobado. Me emociona que una persona con tu sensibilidad me diga esto y lo de abajo.
      Un abrazo (y disculpa)

  3. Antonio

    Querido Antonio, ya veo, ya. El amor romántico nos puede a cualquier edad y en cualquier momento. Ni son los años, ni cualquier otro argumento. Nos puede el….
    Buenas disculpa la de la sirena. Está la historia repletita de referencias “virtuales” que buscan mantener la magia de aquello que ¿amamos/deseamos? y no alcanzamos a descubrir como materializar/resolver.
    En otro tiempo se refirieron como “asignaturas pendientes”. Grave error, pues nunca quisieron ser “cursadas” para no verse en la obligación/necesidad de aprobarlas/suspenderlas. Eran eso, asignaturas a cursar eternamente. Un amor Platónico, o no tanto.
    Leo vuestra conversación y me río sin parar. Una auténtica “batalla” con fuego real y virtual.
    Un auténtico placer tu entrada.
    Apertas Republicanas.

    1. Así es tocayo, el amor nunca baja la guardia y el amor romántico es como el 3D del amor, le das las medidas que quieras y lo fabricas al instante. “Referencias virtuales”, ahí me has cachao, ni flowers, no sabía que tenía esta habilidad (o tal vez escriba el subconsciente, o el inconsciente 🙂 ) El amor platónico es el perfecto porque nunca se usa.
      Apertas Republicanas

  4. Pingback: Lady wordpress – Icástico

  5. Pingback: En tu orilla me quedo — Icástico – Reflexiones al borde de los cuarenta

    1. Corazón, fíjate lo duro que soy que me he derretido con tu comentario. No me va a quedar más remedio que prodigarme en el género. Año nuevo, vida nueva…salvo alguna cosha (jajaja)
      Muchas gracias

    1. Venas y arterias, Paloma. Muchas gracias, me alegro mucho que te guste. Ana se exhibe lo suficiente como para exponerse a una foto, cosa difícil en ti; te repartes entre tus personajes. Pero si algún día te pones a tiro y no te mueves mucho te hago un retrato 🙂

  6. Esto es una precisidad, Antonio. Y no pudiste escoger mejor musa que Anita. Me encanta tu fase romántica, creativa. Tienes muchísimo que aportar. (Aunque disfruto mucho al gallego cascarrabias, en realidad lo adoro). Hermoso, hermoso, hermoso.

    1. Muchas gracias, maestra Mel, valiosísimo comentario, de verdad. Te voy a acabar creyendo. Conviene destacar que el poema central y la última frase, todo en cursiva, es literal de Ana, en un intercambio de su facebook esta misma tarde, y que me acabó inspirando esto.

  7. Pingback: En tu orilla me quedo — Icástico – milibro2016blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s