Intocable presencia

Ay, no duermes amor
te arrullaría con mis latidos
aunque parezcan chirridos
por ser viejo el corazón
y te desvelen sus ruidos.
Todavía estás despierta
si tuviera valor
te diría que fuiste real
y ahora eres un sueño
porque cuando estás
no te tengo
como antes
intocable presencia.
Me gustan los te quiero
tanto como tus caricias
que aún erizan mi vello
porque todavía te siento.
Tomaré un bus al pasado
me bajaré donde te vi
aquella primera vez
y romperé el billete
para anular el regreso.

(imagen Pixabay)

40 comentarios en “Intocable presencia

  1. etarrago

    Tu faceta poética, amigo icástico, es envidiable y admirable, bueno, como sabes que a mi no me gusta mucho adular, te diré, hoy, que todo lo que escribes es magnífico …
    “…si tuviera valor te diría que fuiste real”.
    Un abrazo, amigo poeta.

    1. Querido Enrique, a golpe de escuchar a mis aduladores favoritos, entre los que estás muy bien posicionado, me voy creyendo lo de la faceta poética, por lo menos me forzáis a soltarme la melena de vez en cuando.
      Un abrazo

  2. Antonio

    Querido Antonio, veo que las Musas han hecho acto de presencia, con fabada o sin ella.
    No se si se debe a cierta melancolía, morriña. saudade, o tan solo consecuencia del tiempo gris del invierno que al fin ha llegado. Pero merece la pena que ese corazón chirriante siga ahí para “engrasar” nuestras vidas.
    Mis musas me obvian y aunque creo que me rodean, no se manifiestan. Por ello valoro más a los que como tú os dejáis ver de cuando en vez.
    Apertas Republicanas.

    1. Tocayo, pienso que lo que hace acto de presencia es la tristeza, por no tener algo que se tuvo y se echa de menos, no vas desencaminado, de todas formas, por los sinónimos que utilizas. Ya le dije a María que esto no se lo debo a las Musas y sí a mi estado de ánimo. Creo que el humor está de retirado, espero que no se haya ido muy lejos.
      Apertas Republicanas

      1. Antonio

        Querido Antonio, en manera alguna cabe admitir tal realidad. A donde vas, chaval?
        No me cabe en el tarro que tu humor pueda estar “tocado” con la capacidad de análisis y crítica que demuestras en tus creaciones. De ninguna manera,
        No te dejes llevar por el paso del tiempo, que solo es eso, tiempo pasado. Hay que vivir convencidos de que el presente y el futuro nos traerán, sino tiempos mejores, que también, motivos para estar en la brecha, activos, convencidos de que tenemos mucho que pintar y hacer en nuestra realidad cotidiana y la de los que nos rodean.
        No son solo palabras o deseos, lo compruebo cada día. Y eso que hace poco viví, cruelmente, el síndrome del “nido vacío” sin nadie a quien reprochárselo.
        El devenir es así y sin ánimo de venganza lo he relativizado y asumido para afrontar mis nuevas expectativas e ilusiones y las suyas, que son la ostia. Me recuerdan a mí con su edad y participo en lo que me dejan y puedo, que es mucho.
        Animo chaval y anótame en tu agenda para “excursionar” a estas tierras del sur que seguro que no será tiempo perdido, con pócimas, elixires y sin ellos.
        Feixes de Apertas Republicanas.

  3. Que no pase el tiempo, recuperar el pasado. Pero !ay, amigo mío! El tiempo es implacable. Pero… porqué no vivir este momento, aunque no lo soñamos en el pasado, ni lo teníamos previsto para el futuro?
    Sigo soplando en tu oído cuando te digo que eres un delicado e íntimo poeta 😉
    Besetes, Antonio.

    1. A lo mejor, el tiempo ya está harto de ir siempre hacia adelante sin poder detenerse ni retroceder, pero hace su papel. Quisiéramos recuperar el pasado porque hemos avanzado, para bien o para mal, de lo contrario no existiría ese concepto. María, tu soplo llega, que te quede claro, si pudieras ver el histórico del blog te darías cuenta de que me prodigo más que antes en esta faceta pseudo poeta. Ocurre que sobre ella manda el corazón y los estados de ánimos, las Musas no tienen nada que hacer. Muchas gracias.
      Besos

  4. Muy bonito, en mi particular visión o sentir según iba avanzando la poesía. Cierto, muchos o casi todos volveríamos al pasado en muchos sentidos, para quedarse en ese tiempo, en esos buenos momentos de felicidad, o junto a esa persona. Te comprendo, estos días me siento muy atrapado por la nostalgia y cierta tristeza, ante la irreversible y tozuda realidad y el devenir de las cosas. Aunque la nostalgia de nada sirve, porque todo sigue.
    Bueno, no me enrollo más. El final del poema, el romper el billete y lo demás, es francamente inconmensurable, te felicito. Aparte tiene un toque muy de ciencia ficción, o de relatos o series que han jugado con las posibles líneas temporales, el viajar hacia atrás y cosas así, La serie Perdidos sin ir más lejos. Y aunque me recordó a un enorme supositorio -la verdad- la ilustración del autobus es preciosa.
    También maldigo al tiempo y lo rejodidamente rápido que pasa. No sé si Dios será el revisor, pero sí sé que pagamos un peaje muy, muy alto en ese bus unidireccional.

    1. Muchas gracias, what, eres el Gaudí de los comentaristas, con o sin nostalgía, porque ya parece que un post mio no está completo sin tu magnífico apéndice. Me gustó lo del bus supositorio. No sé si Dios es un revisor o un mecánico malvado que se encargó de averiar las marchas atrás. Saludos

      1. Huy, cúanto piropo, gracias. Lo de Gaudí sobre todo por lo del supositorio, jajaja.
        Pues Dios debió averiar esa marcha atrás, o es que no hemos sabido dar con esa tecla todavía. Mecánico cabroncete eso seguro. Estuve pensando cómo conjugarlo con la idea de colarse sin pagar, y también con la célebre frase “paren el mundo que me bajo”, pero no se me ocurrió ninguna bromita fácil.

    1. Jajaja, ¡qué pragmático eres! Ya sabes que en la poesía hay que ser algo dramático, así lo veo, es como una caricatura de la pena y el desencuentro, cosas estas que casan bien con romper, lo que sea, un billete, un corazón, una vida.
      Un abrazo, Francisco

  5. Volver al pasado, sin olvidar el presente y sin perder el futuro, es algo que todos queremos cuando llegamos a esa edad en que los latidos dejan de ser rítmicos para ser lacónicos. Pero como decía aquel, que nos quiten lo bailao. 🙂

  6. Ay, gallego… Qué bonito cuando te pones de poeta. Tu poema refleja el deseo de todos, de irnos atrás a ese tiempo en dónde todo parecía perfecto. Solo en sueños, solo en sueños, gallego del alma.

  7. Ay no duermo
    Pero si tú me abrazas
    Me quedo tranquila
    Te siento.
    Y no duermo
    Pero tus latidos serenos
    Consiguen que me venza el sueño
    Y sueño,
    Que tus besos me alientan
    Que me dan fuerza
    Para seguir de tu mano
    Recorriendo este camino
    Tortuoso, insano
    Ay, ya sueño
    Y soñando
    Creo que estás a mi lado.
    P.D. Ay Antonio!! Cómo me gusta esta vena
    Y que no la explotes más
    Es una pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s