Sayonara baby

En un eructo, el olvido te regurgitó sobre la acera, cuando te vi, cuando nos vimos. Frente a frente. Creíste que iba hacia ti, ¿a tu encuentro? Sonreí y me torciste el gesto, en una mueca grosera que pareció el resumen de un tiempo en común en que también retorcías mi vida sin dar tiempo al enderezo, un movimiento continuo, sin fin, circular, repetitivo, lleno de treguas que (me) nos llevaron al hastío. Sobrepasaste mis hombros, triunfadora. Negando el saludo consumabas el desprecio. A la espalda dejabas la esperada venganza, tan ansiada desde que me fui. Y te alejaste altiva, sin mirar atrás ni recoger tu derrota. Porque nunca llegaste a saber, te lo digo ahora, que lo menos necesario eran tus presentes y tu recuerdo. Allá tú, siempre tan segura, de tu inseguridad. Del pasado, ya aprendí, incluso a amar. Felices los dos. Tanta rebelión…si nunca fui tu enemigo.

Anuncios

41 comentarios en “Sayonara baby

  1. Stella

    No todo se decanta,y se pierde con el tiempo. Es difícil olvidar lo vivido. Algunos lo hacen con un gesto de rechazo, otros con palabras hirientes, y muchos las escriben, para descargas frustraciones.
    Lo peor es para el herido, que las lee.

    Abrazos.

  2. El olvido, el desamor que no se soporta. Y como te tengo por valiente, te diría como escribe Sun Tzu en “El arte de la guerra”…” El valiente sabe batirse, el prudente defenderse y el sabio asesorar” Queda en ti hacer lo correcto. Feliz día.

    1. Gracias corazón, por tenerme por tal, no me veo yo muy así, pero cuando hay que serlo me bato bien con la palabra, esa es mi arma, no me gusta la sangre. Pues nada, aquí tiene usted un mosquetero si hubiera menester 🙂 Tengo que volver a repasar ese libro.
      Feliz tarde noche

  3. Álex

    Arrecarallo! Qué leria tienes, rapaz 🙂

    Hay que ver lo que has sacado de un episodio que yo resumiría con un “¿Pues no me crucé el otro día con … y me torció el morro?”

    1. Joder, no te quejarás de lo que resumo últimamente. Nada, no te veo madera de guionista de películas y culebrones. Hay que saber estirar hasta las desdichas por si alguien encuentra en ellas algún aprendizaje.

  4. Nacho

    A veces, a algunas personas, les cuesta pasar página y seguir viviendo tratando de encontrar de nuevo la mejor manera de ser feliz. A veces nos damos cuenta, demasiado tarde, de lo perdido, y quizás eso nos puede dejar un poso de rencor, de auto culpa, que nos impide evolucionar en nuestros sentimientos.
    A veces nos puede superar el ver que alguien a recuperado su vida, mientras la propia anda aún pérdida.
    Es tan complicado…… Supongo que dependerá de la huella que nos dejó el final ( situaciones traumáticas ). Si en ocasiones los altibajos en la pareja nos dejan ciertos arañazos, las rupturas totales * en función de las circustancias), pueden llegar a dejarnos traumatizados. En cualquier caso, un saludo; un ” Hola como te va ?,”, cuesta poco , y quizás puede ser un bálsamo para la amargura.
    Somos tan complicados…….

    1. Jajaja, bueno, mientras no salgas del lado oscuro no hay que temer nada, nadie verá las arrugas, pero como si las vieran, esa es la cuestión. La ira, ahí le has dado.
      Saludos, Cristina

      1. No se si me estoy equivocando, pero lo que yo entendí es que cuanto más tranquilo estás, más te ignora pero atacando.
        La paz siempre es paz, el tiempo pondrá a cada uno en su sitio.
        Besos Antonio

  5. Tan dura… y tan blanda a la vez. Cuando todavía hay sed de venganza, el fuego sigue ardiendo en la chimenea.
    Ella se lo,pierde Antonio querido. Dedícale la canción
    “desde lejos” de Santiago Cruz. Y que diga su camino.

    Un abrazote!

    1. Uy, ¡qué buena definición!, mira, la palabra “blandura” debería valer para esto que has dicho. Escucharé la canción por si se me presenta una ocasión similar, si no es difícil hasta la interpreto. Otro abrazo, Awilda

        1. Uy, ya tengo un motivo más para aprenderla. De entrada la acabo de oír y me gustó mucho, sobre todo la letra. Aproveché para brindar también por ti. Muy adecuada, ciertamente, qué pronto supiste adjudicarla al caso.
          Un abrazo, Awilda.

  6. Maestro. En tan poco has expresado y retratado tanto. Sí, estas cosas pasan, a veces nos obsequian con una dolorosa dosis de desprecio, indiferencia, altanería, venganza…Todo ese cóctel, ya sabes de qué hablo. Una mujer a la que amé tan intensamente durante un tiempo ya me obsequió con todo eso antes de la ruptura y el divorcio, la única vez que vinculé una relación sentimental a unos estúpidos documentos y una absurda situación legal. Y nunca intenté contactar con ella después, justamente para ahorrarme una muestra así de dolorosa de desprecio y el resto del kit. En fin, uno debe aprender a seguir adelante, a perdonar, a olvidar, a comprender, a seguir viviendo, amando, buscando, cagándose en todo, luchando, aprendiendo a superar odios, rencores, depresiones, escribiéndolo en un blog, explicándolo si se tercia. Gracias.

    1. Una de las frases favoritas de mi madre eran “yo perdono pero no olvido” que en la práctica es un perdón con reservas o antecedentes penales. El aprendizaje que propones es todo un master, y difícil, son muchas materias. Gracias a ti.

    1. Jajaja (gracias) no desentona el adjetivo. Muy pocas personas, si las hay, me habrán retirado el saludo en mis seis décadas de vida, hasta los enemigos acabaron por saludarme en muchos casos (todo ello sin ánimo de presumir). No está en mi talante la guerra eterna. El odio consume muchas energías. Besos, Paloma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s