El testigo

Acabo de tener un flechazo con la justicia. Me estoy enamorando. Mariano Rajoy, presidente del Reino de España (conocido como Trincalandia), ha sido citado a declarar como testigo. Hecho histórico al ser la primera vez que esto ocurre con un presidente patrio. Obviamente, la fiscalía se opuso alegando que no es “útil ni necesaria…resulta redundante” ya que “la caja B está suficientemente acreditada”. Santo Diosss, ya no sé cuál es el papel de esta figura.

Y tendrá que testificar a pelo, sin abogado. No descarto que lleve escondido un pinganillo y le soplen las respuestas; no sería nada comparado con la destrucción de los discos duros de Bárcenas. En esa calidad, la de testigo (no se le exige calidad humana), está obligado a responder a todas las preguntas que le formulen. Si es así, se convertirá en la envidia de la muchachada de la prensa, tan ninguneada la pobre y huérfana de respuestas. Tan lamedora. Tan valiente según a quien interpele. La que va a las ruedas de prensa que hace el presi tras un plasma. O en las que habla de la lluvia. La que no se planta por eso. Tan indigna. Eso si que es fidelidad.

Estoy por apostar a que casi hubiese preferido en esta ocasión haber sido citado como imputado, o investigado, que es término más light para lo mismo. Es que imputado suena fatal, ¿verdad?, a mi me suena a puta, a puta mafia, por ejemplo y con perdón. De hecho se reformó el palabro porque había una plaga de Populares en el ajo corrupto e irregular y siendo tan finolis como son en los términos –que no en los principios– sacaron una ley con nuevas “etiquetas” para los que vacían España, los que trasvasan lo público a privado con la facilidad de un trilero. Había que perfumar. Y lo gordo gordo, lo feo feo, cae en el “bando popular”. Cae en un partido que tiene vitola de Organización Criminal. Había que inventar La Enciclopedia del Chorizo con el único propósito de describirlos un poco.

Y digo que hubiese preferido ir como acusado porque en tal condición puede negarse a responder y ahí está en su salsa nuestro hombre, cuasi anguila por lo escurridizo: “la segunda (respuesta), ya tal”, como respondió en una ocasión a una tanda de preguntas. Perlas de evasión le sobran. Si acaso, como medida preventiva, antes de acudir a no responder podría asesorarse con la infanta Cristina, que estuvo horas en el banquillo confesando que tampoco sabía nada de lo suyo (y de lo nuestro) o con la misma Esperanza Aguirre a la que no le consta ninguna de las cientos de fechorías que hicieron ante sus narices la pléyade de estrechos colaboradores por ella elegidos (no olvidemos que trabaja para una empresa caza talentos) y por los que ponía la mano en el fuego. Muchos talentos encarcelados ya. Ojalá los incendios que destruyen mi Galicia verano tras verano estuviesen hechos del fuego en el que pone la mano Esperanza.

Obligado a responder a todas las preguntas no quiere decir obligado a decir la verdad, que en eso no hay experiencia. Si así lo hiciera el pueblo podría infartar. Es casi una cuestión de salud pública que siga mintiendo. Menos mal que contamos (cuentan los jueces) con su “ojo polígrafo” para detectar las mentiras. Tendrá trabajo a destajo y puede salirse de la cuenca. Queda por saber si declara detrás de un plasma, por holograma, en diferido o en la propia Audiencia Nacional, que sería lo suyo, teniendo un par. Pero temo que tampoco para esto estemos preparados, esta tropa da lecciones de todo menos de dignidad. Y queda también por saber si jura decir la verdad. Si lo hace sobre la Biblia, sobre la profanada Constitución, mercantilizada, o sobre el Marca, que es sagrao, por aquí lo pueden pillar.

Deberá confirmar o desmentir si existió financiación irregular del Partido Popular. Supongo que dará por hecho que no era irregular, “salvo alguna cosha”. Y estaría convencido, algo que era regular, regularmente. Dirá que no vio nada raro y le brincará el ojo, pero no es una prueba, por desgracia. Diga lo que diga va a salir retratado, esta vez no engañará a nadie, aunque le sigan votando millones, ese es otro estudio aparte para ilustres sociólogos. O sicólogos.

Sí, me estoy enamorando de la Justi, han trincado a Ignacio González y a un puñado más de ignacios. Por hacer negocio, mucho, con el agua de los madrileños, presuntamente (siempre); le llegó al cuello. Otra mano derecha de Esperanza, y ahí sigue la tipa y su pellejo. Otro talento. Se nos va a llenar el trullo de cum laudes.

Mi Justicia está desmelenada, se ha cansado de que nos tomen por tontos y de que nuestra fe en ella estuviera en retirada. Golpe de timón.

30 comentarios en “El testigo

  1. Pingback: Memoria B – Icástico

  2. Nacho

    Y estamos en Madrid al nivel de la Comunidad Valenciana en cuanto a corrupción se refiere; eso si, con un plus, por tratarse de la capital del estado. Nuestra sexagenaria “coja Manteca” (destructora de vehículos policiales; si como aquel vándalo que destrozaba hace unos decenios el mobiliario urbano) me enterneció hasta más no poder, al ver como gimoteaba por estar decepcionada con su “otra mano “. Tanto fue, que pensé en abrir una petición en Change.org, solicitando para nuestra “marquesa” el premio de los Goya a la mejor interpretación dramática por sus sollozos.Muchos creemos que ella era connivente con el saqueo (si no pillaba ella, pillaba el partido), pero para aquellos que aún les pueda quedar alguna duda, si no estaba en el “ajo” es que es una incompetente, pues mira tú que no enterarse de nada…………

  3. Mucha razón en tus palabras. Yo creo que nuestra amiga Aguirre no lloraba por su amigo, si no porque le vino una imagen repentina de si misma detrás de las rejas y se dio pero que mucha pena, que la pena por uno mismo siempre es más grande que la que se tiene por los demás.😀

    1. Bingo, Sensi. Seguro que es como dices. Es una falsa de mucho cuidado, ella miraba para la caja, estaba llena y no se preguntaba de donde venía, a esta no la pillan aunque sea la más responsable de todos. Falsa de mierda, me revuelve las tripas verla y comprobar cómo todos los periodistas se matan por ponerle la alcachofa en la boca.

  4. Ya quisiera yo que pusieran a Trompito a testificar en una corte de “supuestos jueces” como dice él tan inteligente residente de la Casa Blanca. El nuestro también es un embustero, mafioso, mala gente, que no sabe ni hablar. Es más no sabía que había bombardeado a Siria, pensaba que había bombardeado a Irak, el muy bestia. Y luego añadió en una entrevista que el bombardeo ocurrió mientras estaba cenando con alguien de China, justo cuando iban a comerse “un bizcocho de chocolate precioso”. No sé si se refería a una mujer. Ayyyyyyyyyyyy!!! Estos gobernantes son una verdadera penitencia. Saludos mi rey, un abrazo porto-boricua.

  5. etarrago

    ESTOY TOTALMENTE CONTIGO, AMIGO ICÁSTICO, PERO NO PUEDO ARTICULAR PALABRA ALGUNA PUES ESTOY LLORANDO SIN PARAR DESDE QUE HE VISTO A LA AGUIRRE LLORAR DE PENA CUANDO SE ACORDABA DE SU IGNACIO … LO SIENTO, DEBO DEJARTE, VOY A POR OTRA CAJA DE “MOCAORS”, PUES NO PARO … QUE LASTIMICA DOY.
    BESOS, ME VOY A SEGUIR CON EL DUELO

    1. Lo siento, Enrique, pero no te creo. Si aún me dijeses que te estabas descojonando de risa hasta el punto de llorar podía pasar. A mi la Aguirre me produce de todo, hasta estreñimiento y cuando libero le dedico la obra…

  6. Majelola

    Sabes Tucho, no quiero yo desinflar el flechazo, pero lo mismo estaba yo cuando sentaron en el banquillo a la infanta y adorado, y na de ná. Asinnnnqueeee… mientras las urnas no digan lo contrario, los delincuente llevarán su culo del banquillo al banco sin inmutarse.

    1. Maje, es que la infanta es mucha infanta y los borbones muy borbones, yo no pongo mis dichas justicieras tan alto, hasta ahí no llega ninguna flecha. En cualquier caso, siento tu decepción.

  7. Antonio

    Querido Antonio, ….
    Y seguimos con estos pelos. Pero… ya no nos sorprende nada. Bueno, sí. Nos sorprende que le llamen a declarar en cualquier condición.
    Si que tiene obligación de decir la verdad, aunque lo jure sobre la “Sagrada Biblia”.
    No sé si podrás conseguir en internet el discurso de Xesus Alonso Montero el pasado día 14/04 al finalizar la manifestación en celebración del día de la “República” en Vigo. Magnífico, como siempre. Hizo referencia al juramento que hacían los ministros ¿socialistas? en las legislaturas de gobiernos ¿Socialistas? sobre la “Sagrada Biblia”…. libro “Fantástico”, dijo, por lo que en el se cuenta, pero totalmente “acientífico” en sus verdades.
    Pues así mismo hará el Rajoycin, jurará sobre la “Sagrada Biblia” que no sobre la depauperada “Constitución”. Así creerá mentir menos, o con menos castigo si le descubren.
    Y de tu “recordada” Esperanza… pues imagino que ya no seguirá en la consultora “cazatalentos” porque su curriculum se está llenando de borrones, si no es que todo el estará ya emborronado.
    Gracias por “volver”.
    Apertas Republicanas.

    1. Querido tocayo, te informo de que ya empiezo a ralear, así que me da igual los pelos que tenga y cómo me queden. Yo a Rajoy ya no le creo aunque jure en arameo. En cuanto a la Esperanza…lástima de palabra tan mancillada en un nombre propio.
      Gracias por estar de guardia.
      Apertas Republicanas

  8. Eugenio Mira

    No creo que pase mucho mas de que, nos riamos de sus simpáticas y originales respuestas rajoyanas..
    Con esto se darán cuenta por fin, que si los del gobierno quieren “hacer” mas, mejor y mas libremente, tienen que privatizar la justicia, para así no tener que negociar si ponen a sus amigos de gestores de las nueva empresa y además aseguran que será una empresa muy rentable, haciendo devolver a sus clientes investigados, únicamente el 10% de lo supuestamente sustraído

  9. Esto va a ser el acabose, hoy declara la Espe y dentro de unos días el Mariano, los dos como testigos, por lo que están obligados a decir la verdad, jeje. Por fin nos vamos a enterar de todo lo que ha pasado en este país con tanto presunto, a ver si así dejan ya de serlo y acaban en la cárcel, jeje. Porque claro, todos confiamos en que los testigos no van a mentir, jajaja !

  10. Álex

    Es cierto que como testigo está obligado a responder y a decir la verdad.
    Pero en la práctica, y por desgracia, podrá decir lo que le venga en gana. Por ejemplo, que sí se entrevistó con varios unicornios de color rosa, pero jamás habló ni conoció a nadie que se llamara Luis Bárcenas. Podría negar incluso que su nombre es Mariano Rajoy.
    Esto es así porque con nuestro sistema legal, cuando queda demostrado de manera inequívoca que un testigo mintió de manera flagrante en su declaración, es la Fiscalía quien tiene que iniciar acciones destinadas a castigar al mentiroso. Y ya hemos visto las ganas que tiene la Fiscalía (y la Abogacía del Estado) en castigar a según qué mentirosos.
    Eso sí: el espectáculo de tics de ojo concatenados no nos lo quita nadie…

    1. Alex, daría un post o dos por oír de boca de Mariano que, en efecto, se entrevistó con varios unicornios rosa, solo por ver cuantos le seguían votando, ibas a flipar. En cuanto a perseguir la mentira, la fiscalía no está en forma, se fatiga enseguida aunque haya que perseguir a un pez gordo en plena calle Génova.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s