Ignacio(s) y Nacho(s)

¿Cómo coño va a aguantar la hucha de las pensiones o cualquier otra mientras la controle la misma familia que comparte siglas con esa patulea infame sin principio alguno nacida para el saqueo? España debía ser un país super millonario. No remata el día hasta que aparece la última fechoría del canalla sin escrúpulos de turno que juró servir fielmente a su pueblo. Y aparentemente seguimos a flote, aunque tal vez a la deriva, como mínimo moral. Somos los apestados de Europa. Allí tienen por lo menos una forma más elegante de hacérselo, menos chabacana.

Tierra, la nuestra, en la que campa una jauría de canallas. Elegantes. Traje y corbata, afiliados al partido absolutista, al de las “pes”, de permitido, de podrido, de Padrino. Una vez que proclaman que nunca metieron la mano en la caja quedan declarados carne de trullo, no falla. Y, stricto sensu, no mienten, no la metieron en la caja, que eso es de raterillos sin futuro. No, lo hicieron en el Canal de Isabel II, que es último el ejemplo, basado en hechos reales.

Con la suerte de estar rodeados de ciegos. Cuanto más alto es el cargo o responsable de que eso no ocurra más amplio es el espectro de achaques oculares. Desde cataratas a la nueva enfermedad: el “nomeconsta”. Mal que afecta a presidentes de gobiernos, autonómicos o nacionales, secretarios generales, etc. Pobres, debe ser terrible. Esperanza Aguirre, verbigracia. Parece ser que después de lo de Ignacio González alcanzó la categoría de apestada para el aparato. Fin de trayecto. A esta ciega no le van a dejar ni un bastón, para que se despeñe de una puñetera vez. Así se las gastan en su casa política. Categoría que alcanzó Rita Barberá, Q.E.P.D, que tantos “éxitos” para su partido cosechó cuando la justicia lo permitía todo y pecaban por eso de un tremendo exceso de confianza. Rita, recibiendo alabanzas de sus colegas un cuarto de hora antes de ser repudiada. Y tuvieron los webos de culpar de su muerte a la prensa, entre otros, por la crucifixión mediática. Fue el hígado quien la mató, sin entrar en detalles.

Como si no supieran que la financiación irregular es práctica habitual, como otras irregularidades. El aparato tiene tortícolis crónica de mirar para otro lado. La técnica es no saber nada hasta que se sabe públicamente. Hasta que lo sé yo mismo. El laissez faire. Entonces se desayunan con la noticia y proclaman a los cuatro vientos, despelucados, que fulano les defraudó, que no tenían ni puta idea (NPI). Con perfecto cinismo. Si el guión lo exige incluso lloran. En algún caso (Cristina Cifuentes) dice que aportaron informes del chanchullo. Va de guay. Cuando el cadáver ya apestaba. Así son, señores. Ella tampoco sabía nada, tras 26 años en el partido. Esta gente, cuyo poder se cimenta en la información, lo sabe todo cuando quiere. Menos lo que conviene no saber porque obligaría a emprender acciones que la apartarían del club. En cualquier empresa, por mediocre que sea, no tener NPI conlleva ir a la puta rue. Pero a estos le consentimos todo (en las urnas), ¿cómo no se van a reir de nosotros?

Estábamos pendientes del ático de super lujo de Ignacio, supuestamente una comisión según la policía y resultó ser pecata minuta porque nos sale el hombre con un repoker de delitos. Tan supuestamente que va directo a la trena, incondicional y sin fianza. Algo gordo, de 23 millones de euros para arriba, que esta gente no se anda por las ramas. Y media familia también desfiló por el mismo asunto. Un hermano de González investigado por el reparto de comisiones en contratos (de una empresa pública) con diversos países, entre ellos Venezuela. Cuando conviene no existen populistas y populismos.

No, señores, no pongan cortafuegos en la Comunidad Valenciana, la Murciana, la Madrileña y las que desconocemos. El incendio es nacional. La corruptela es una metástasis. Está en el ADN. La Aguirre tiene su oficina en la sede “genovesa” del PP, edificio con maravillosas vistas para otro lado. Aunque estén rodeados de Ignacios y Nachos, con perdón de un amigo y seguidor que se llama igual. Se meten en las venas y arterias de las Instituciones en la que tienen sus tentáculos, que es en todas, hasta que la secan. Y por si fuera poco cuentan con colaboradores necesarios dentro del propio gobierno que avisan al canalla de una posible intervención telefónica o fiscales que entorpocen la acción judicial, ambas cosas supuestamente, dios me libre. Por no hablar de esas empresas que figuran en la trama Lezo (la del Nacho) y entre las cuales figura Indra, ¡que lleva el recuento de los votos en diversas elecciones nacionales! El sumario contiene evidencias de que pagó 700.000 euros de facturas que debía el PP a cambio de contratos con la Agencia de Informática (“inflado de contratos”). España debía llamarse Espuña, que es una importante fábrica de embutidos.

Luego están los otros ciegos, de rencor crónico a pesar de que su Paco ganó la guerra y exterminó cualquier vestigio de enemigos. Ciegos conscientes o inconscientes que votan a sus canallas. Son legión. ¡Viva Espuña!

19 comentarios en “Ignacio(s) y Nacho(s)

  1. etarrago

    Me quedo con tu entrada, como no es la +++++++; ¿Cómo coño va a aguantar la hucha de las pensiones o cualquier otra mientras la controle la misma familia que comparte siglas con esa patulea infame sin principio alguno nacida para el saqueo?
    Sigo llorando

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: ELLA dimite – Icástico

  3. Antonio

    Querido Antonio, …… más de lo mismo. Ou non??? Ah!! no, es non si?? no novo Galego. O académico.
    Pues como te decía ya he descubierto el por que cada día sale una y después otra trama de corruptela. Pues porque a pesar de todo les votan. Claro, son todos, votantes y políticos “colaboradores necesarios”, así que todos a la trena.
    No has oído decir a alguno de los suyos, o de los del otro (Pichoe) que si tras unas elecciones vuelven a ganar es porque ya han superado el reproche político y social?? Son la Ostia!!!!
    Acabo de escuchar la despedida de “nuestra Esperanza”. Nos hemos quedado sin Esperanza, pero al menos así podremos acudir a la “esperanza” de que algún día se vayan todos y no quede ni uno.
    Ahora que no nos vengan los fiscales con las prescripciones, pruebas ilegales, etc.
    Desconfía que todos estos han vivido y crecido en la impunidad y eso les hace fuertes e hipócritas.
    Apertas Republicanas.

    Le gusta a 1 persona

  4. No puedo estar más de acuerdo contigo. La gente de a pie, ya hemos perdido la confianza en la política, porque parece que a nadie le importa mejorar el país, solo enriquecerse personalmente y viven en una burbuja de realidad, en la que al parecer, solo existen ellos y sus intereses, y pasan de hacer “su trabajo”… en fin, ¿que decir? Ojalá se me ocurriera una idea para resolver el problema, pero por desgracia no…

    Le gusta a 1 persona

  5. Pingback: Tanto tonto « Demasiadas palabras

  6. Nacho

    Pero por favor…………!!!!!!!. Un respeto. Empezando por el de Antioquía, siguiendo por el de Loyola (que hasta le hicieron santo tras matar a decenas de personas en sus batallas y trifulcas callejeras) y terminando por los actuales (incluido “la mano izquierda”), somos buena gente; lo que pasa es que igual no damos la imagen deseada. Es más, podría decir que conozco a miles de Nachos, que son buenísimos; eso si, son todos mejicanos.
    Por cierto hoy, tras algunas maniobras, he vuelto a recibirte.

    Le gusta a 1 persona

    1. Coño, me alegro de que vuelva la normalidad en la difusión. Y mi, los Nachos que me gustan son los que he tratado y me han demostrado su calidad humana, tú, sin ir más lejos (eso, buena gente). Al de Antioquía y al Loyola, no sé.

      Me gusta

  7. Gallardón que podría ser más Cobardón estaba esta mañana despidiendo al fascista del suegro. También metido en esa trama.

    ¿Lo digo por el tema que tratas? Sí pero porque está mañana se explicaba todo. La Unión de la burguesía que pedía a gritos la apertura para robar tranquilos. Los fascistas camaleonicos, los que se adaptan a lo que sea con tal de estar en ese paraíso de política de baja intensidad pedían un cambio. El extranjero deseaba el cambio sin cambios y eso es lo que pasó.

    Le gusta a 1 persona

  8. Gallego, volviste a la batalla!!! Me encanta. Claro que lo que dices es una barbaridad horrible. Los gobernantes de todos lados son unos ladrones corruptos. Mira si en mi islita le bajaron las pensiones a los viejitos un 10% por decreto de la Junta que mandaron los Estados Unidos para arreglar la situación fiscal. La bendita Junta fue a cobrar para pagar a los bonistas, nada más. Y que se joda, quien se joda. Tu sabes lo que es que un empleado del gobierno trabaje 30 años para una pensión que no da para vivir, si no tienes donde vivir gratis te jodes, y que de golpe y porrazo el Gobernador y la Junta decidan bajarle un 10% sin preguntarle a nadie. Eso está Kabrón. Por eso, mi rey de Galicia, entiendo el coraje con el que denuncias las barbaridades de tu tierra. Estamos juntos en esto. Abrazos y Bicos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s