A tumba abierta

Amo la Galicia mágica y atávica. Mi tierra de brujas (meigas). Las fiestas y ritos populares, aunque vengan de la noche de los tiempos, han sido expropiadas hábilmente por la Iglesia que las convierte en la del Santo de Turno o la de su Santa Conveniencia. Le sale del Santo Decreto, que es como decir que sale de abajo. Santo oficio. Arrambla con todo, la iglesia también es ‘todista’ como quiere Linea Directa para sus asegurados. Tiene un dispensador de santos como el tendero su pistola que escupe etiquetas de precio a los artículos. A los paganos nos da igual que nos cuelen santas o santos mientras no falte el alcohol, el desmadre y el olor a raíces de pueblo. Es un expolio consentido desde siempre, el asunto es olvidar por unas horas o días las duras condiciones de vida que otros tiempos imponían. Si desapareciera Dios & Cía seguiríamos celebrando caralladas. Es un tributo.

La segunda fiesta más rara del mundo, según The Guardian, se celebra los 29 de julio en un pueblo llamado Santa Marta de Ribarteme. Esta santa es la protectora de los que están en peligro de irse al otro barrio. Todo el que crea que ha sobrevivido a un mal trance se mete en un féretro y es llevado en procesión durante una hora, de la ermita al cementerio. Son los ofrecidos. Quieren agradecer a la santa haberse salvado. Una penitencia. A cambio de prolongar su vida muestran su dolor, y los hay con mucho teatro. Hacen de sus propios restos mortales. Da cosa, la verdad. Se tumban dentro y cierran los ojos. Si aprieta el calor se dan con un ventilador de los chinos. El sufrimiento que sea el mínimo, amos anda.

Los ofrecidos llaman con ocho meses de antelación a la sacristana de la capilla para pedir vez. O sea, reservar ataud. La capilla dispone de cinco. Si hay overbooking existe un servicio de alquiler de ataudes. El Santo Business también trabaja. El ofrecido aporta seis costaleros (porteadores). Suelen ser familiares que, a su vez, agradecen llevar un vivo sobre los hombros en lugar de un muerto. Han vencido a la muerte, viene a ser la lectura. ‘Virxe Santa Marta, estrela do Norte, traémosche ós que viron da morte’ (Virgen de Santa Marta, estrella del norte, te traemos a los que vieron la muerte). Si el ofrecido se queda corto de costaleros o son mayores (o pequeños) para la exigencia hay lugareños que se ofrecen de lindo gusto por lo mucho que viven la tradición. Gratis. Peor es llevar a uno de los tuyos de muerto, dicen. Al fervor se une curiosidad y morbo foráneo y ya tenemos una fiesta de interés que puede conllevar algún puesto de trabajo, modalidad hostelería, que es la burbuja que tenemos ahora y de la que presume nuestro gobierno. Tiene gracia, el penitente va cómodamente en volandas mientras el costalero aguanta incómodo la hora que dura la procesión, no sé quién hace mayor sacrificio.

Por supuesto, también hay peticiones a la santa para que se cure un familiar que padece una rara enfermedad. Hay quien repite. Por ejemplo, el caso de una señora que de pequeña padecía ataques epilépticos. Se metió en la caja, hizo la petición y no volvió a tener ninguno. La segunda debido a una cirrosis provocada por la obligada ingesta de medicamentos que sus achaques exigen, y que si no hubiese tomado ya estaría muerta de verdad, se me ocurre pensar. Le pidió a santa Marta seguir viviendo y se cumplió por lo que su última petición, a la espera de otras, es no enfermar una tercera vez. Obviamente no padece claustrobia o feretrofobia como otros penitentes que hacen la procesión de rodillas o descalzos por su aversión al confinamiento.

Los bebés ofrecidos, por contra, nunca van dentro de la caja. Debe traer mal fario o puede suponer un trastorno para el crio. La madre, normalmente, lo porta en brazos y los familiares si que llevan un ataúd pequeño y blanco como acto simbólico. Al terminar, se celebra la vida a golpe de cerveza, vino, pulpo, churrasco y lo que surja. La Santa Pitanza, no es moco de pavo. A esta sí que la adoran.

Se dan casos de gente no creyente que se sube al cajón igualmente. No es el mio. Puestos a creer, mis ídolos e iconos en estos temas vienen de la ciencia médica. Soy más de la Santa Seguridad Social, del santo médico o santa doctora, de las santísimas enfermeras, de una bendita operación y benditos medicamentos. Soy más de llevarle un jamón a mi doctora si la muerte me guiña un ojo o anda al acecho y consigo despistarla. Echo de menos que en alguno de esos féretros se introduzca alguien que revindique la memoria perdida y pida por recuperarla y que se pregunte, durante el desfile, cuántos irían de muertos de verdad si no existiera mi santoral. O qué pensarían si su médico, ante una grave dolencia, les remitiera a San Roque o Santa Marta. Hemos desterrado la homeopatía pero la fanfarria catolicona es otro cantar. La santopatía. Y ¡vivan las fiestas!, que conste.

Nota: El género de los no muertos o zombis tiene ADN gallego. Pincha aquí

35 comentarios en “A tumba abierta

  1. Bien contado el asunto, si señor ! Ya se sabe que alrededor de la muerte siempre ha habido negocio y, en este caso, se le habrá ocurrido a alguien darle publicidad para atraer a esos turistas aburridos que ya no saben a donde ir. En cuanto a la rareza de la fiesta, rara si que es, pero fíjate si es raro soltar una manada de toros bravos en un sitio lleno de gente empapada en alcohol y se hace en un montón de fiestas y nos parece tan normal. ¡Vaya país que tenemos, Antonio!.

    1. En efecto, una fiesta sin alcohol a granel no parece una fiesta, aunque privemos a la cordura de defendernos ante una manada, el morbo también forma parte de la celebración, rompemos la rutina de una forma traumática, en ocasiones.

  2. No salgo de mi asombro… Con todo respeto, largué carcajadas! Pero sí que admiro y me asombra el respeto por las tradiciones, el folklore, las fiestas a lo que sea y como sea. Cada uno con sus creencias y costumbres (pero que no paro de reírme, por favor!). Tienes una forma de dejar tus opiniones colgando en palabras con mucho respeto; y cuando hay respeto más allá de las opiniones personales, da gusto leer. ;-).
    PD: yo no soy atea ni agnóstica ni no creyente, pero también aplaudo a la ciencia y a los grandes médicos que sin ellos… allí estaríamos en calurosas cajitas de madera, jajaja. Abrazos!

    1. Gracias, Poli. Precisamente hoy fui a mi médica y me dio las por unos dulces que le había llevado hace un par de semanas, así agradezco yo el seguir estando bien, sin menospreciar a los “tumberos”. Más abrazos.

  3. etarrago y etfreixes

    Reblogueó esto en Mi cajón de sastre-e – @etarragoy comentado:
    Impresionado querido amigo. Cuando lo vi en las noticias pensé en ir corriendo hasta allí … tuvieron que sujetarme. Luego me convencieron que no era el teatro romano o la vida en Marte y … ya sabes, pensé que lo mejor era lo del tío Paco en los 50: “no te creas nada que pongan en la Tele … ni en el No-Do, claro”. Ah, ya estoy convencido que no es Marte, me han jurado que es real y ahora, con tu bloguería de hoy, ya me quedo mucho más convencido.
    Feliz viernes, artista de las letras.

    1. Gracias por el reblogueo, Enrique. Es una pena que te hayan sujetado, si hubieses llegado hasta aquí algo veríamos, Galicia es inagotable. Aparta de tomarnos un pulpo y pagarte uno de los muchos cafés que te debo. Un abrazo

  4. María

    No soy yo muy de “fiestas tradicionales” A mí esta fiesta, como no gallega, me impresiona e incluso me parece de mal gusto, pero lo mismo puede pensar una no andaluza de las procesiones de semana santa (que tampoco me gustan nada y me parecen de muy mal gusto)
    Lo bueno es que no se maltrate a nadie y que cada uno celebre sus cosas en libertad.
    Saludos

  5. Lo vi en la televisión y flipé. Me hizo mucha gracia una señora que iba dentro del ataúd abanicándose sin parar.
    Como vengan los extraterrestes y se den una vuelta por nuestras fiestas y tradiciones populares no van a pensar muy bien de nosotros.
    Besos, Antonio.

    1. Jajaja, si vienen lo ET’s que pasen por la Casa Blanca y ya dejarán de asustarse por nuestras fiestas. Y si de paso secuestran al rubio loco y se lo llevan en el platillo me hago devoto de San Marciano, lo juro. Besos, Paloma (te dejo otra foto más simpática)

  6. Jaja, magristral tu descripción de un ritual que, como gallega, estoy muy acostumbrada a verlo cada año en las noticias.
    Veo que te has empapado de toda la información al respeto y el post es de lujo.
    Sip, la iglesia se apropia de todo y lo cristianiza. Pero a eso también estamos acostumbrados ¿no?
    Y a que todo finalmente termine en manduca y bebercio también. Sino, ¿vas a ir para aburrirte? ¡ni hablar!!!
    Siempre pienso que tengo que ir algún año y siempre pienso lo que me agobian las multitudes, así que…………….sigo pensando en ello.
    Mientras tanto, Tucho, me quedo con tu post con el que me he enterado de cosas que no sabía (¿ataúdes suplementarios?, jaja. por favor!) y con tu afilado humor, que dicho de paso, me encanta.
    Ah, ¡ que viva Ribarteme y Santa Marta! sin lo cual no saldríamos en las noticias cada mortal año. 🙂

    1. Gracias, Luisa. No te quejes que bastante bien aprovechas tu tierra y otras más lejanas 🙂 Por cierto, ahora te viene todo un mes de festejos ahí en A Coruña, igual voy unos días. Me encantaría peregrinar por todas e ir con ojo “almodovariano”, seguro que iba a flipar un montón. Saludos

      1. Si, Tucho, hago lo que puedo por aprovecharlas y disfrutarlas, jaja. Al fin y al cabo y después de experiencias propias y extrañas, ya no estoy por la labor de sumirme en la tristeza, aunque a veces tenga demasiados motivos para ello.
        En verano se agolpan las fiestas en esta nuestra Galicia y ya no sabes si ir aquí, allá o al otro lado…….uffff que sinvivir. 🙂
        Si vienes por la Coru y tienes tiempo y quieres, ya sabes, avisa.
        Un placer volver a leerte despues de mi paseo por la anarquía de mi vida.

        1. Luisa, siento que sobren motivos para sumirte en la tristeza. Respecto a la anarquía, no está mal si es provisional y de vez en cuando. Aún no sé cuando iré por Coruña pero muchísimas gracias por tu ofrecimiento, que convierto en mutuo si pasas por Pontedeume, aquí tenemos las fiestas del 7 al 12 de septiembre.

          1. Gracias Tucho, ya hubo peores tiempos. Será por eso que ya sólo quiero escoger la parte buena de la vida, o la menos mala. Tristezas y cabreos, los justos. Ni medio más.
            Cualquier día, fiesteamos juntos. 🙂 🙂

  7. La hostia… y digo… di Santa Marta solo tiene 5 ataúdes y la lista de espera es grande… estará contento el cepillo de recibir bajo cuerda donativos para saltarse la vez, tú me entiendes.
    En Getafe, donde vivo, hay una romería donde bajan a la virgen una vez al año. Se la puede acompañar. Hay una cofradía y lista de espera para ello. Conozco personas que llevan desde niñas apuntadas y no les llega nunca la vez jahajshs
    Besos Antonio

    1. Te entiendo pero no creo que sea el caso aquí, imagino que cuando se anotan ya les dicen el número de inscripción y si van a tener que alquilar o no ataud, aquí van los que quieren, no hay limitaciones aunque tampoco son muchos. Este año se batió un record, 12, parecen pocos pero deben ser muchos. En cuanto traspase fronteras vienen hasta los japos a “enferetrarse”, al tiempo. Lo que cuentas de tu lista de espera tiene bemoles, vamos. Más besos, Margui.

    1. Es George A. Romero, sobrino de unas emigrantes de aquí al lado que se fueron a Cuba, parte de la familia se traslado a EEUU y allí nació George, en 1940, creo. En Galicia hay muchas cosas que perderse, imposible verlas todas debido a la infinidad de pueblos y aldeas que existen, cada una con sus peculiaridades. Las de mi pueblo, Pontedeume se celebran del 7 al 12 de septiembre, te las pierdes por unos días.

      1. Sí, me las pierdo por un poquito… Pero no me rindo, gallego. Yo espero que esta sea la primera de muchas veces que vaya a tu tierra. Claro, tendré que atracar un banco, pero no importa…Jajajaja… Está genial.

  8. He estado en Galicia menos tiempo del que hubiera querido, tierra de meigas y folklore celta que merece una estadía acorde con esa magia que describes. No había oído de Santa Marta y su fiesta peculiar, pero en definitiva es una fiesta pese a la expropiación que también ha hecho estragos de este lado del océano.
    Siempre es un placer visitarte, un saludo para ti desde Argentina.

    1. Jajaja, Cristina. Eso parece desde fuera, aquí somos muy siniestros con las historias y algunas fiestas. Éramos habitantes del fin del mundo (finis terrae, Finisterre), antes de que descubrieran América, supongo que eso se filtra en los genes. Saludos

  9. Anónimo

    Querido Antonio,
    pues a mi eso de “ofrecerse” me da un “noseque” y me parece como que le debo algo a alguien que no conozco. Y va a ser que no.
    Estos Gallegos son la pera. Aguantan a un Rajoy sin quejarse, pero no lo meten en un ataúd por lo mucho que los hizo y hace sufrir, recortes en todo, salvo en ataúdes, incluido.
    Las hemerotecas no reflejan la presencia de políticos entre los “ofrecidos”. ¿Por que será? Tendrán seguro privado, serán inmunes o impunes, no cotizarán ni para el seguro de fallecimiento, vai ti saber.
    País!!!! Pero País de chirigota e incultura, que todo se resume en las creencias y no en la ciencia. La Santa Madre Iglesia te vacuna. Para esto sí.
    Apertas Republicanas

    1. Querido tocayo. Yo me ofrezco, pero para otros menesteres. Dicen que Galicia es la octava maravilla del mundo y que nadie quiere morirse sin conocerla y ya no sé si es por sus costumbres, sus paisajes o personajes como “ese del que me habla usted”.
      Apertas Republicanas

  10. Uuuuf! No me veo yo en una de esas ni por curiosidad “cultural”. El único consuelo es que no parece que hagan daño a nadie, y que al menos la tradición no es peligrosa. En estos casos estoy por la libertad de ejercer, aunque personalmente alucine; con tal de no vivirlo…

    1. Gemma, a mi porque me da corte que ni no…Nunca se sabe si la tradición deja daños colaterales. Verlo desde fuera, incluso desde la perspectiva atea debe ser divertido. Yo soy más de papanchas (pitanzas) tradicionales. Saludos

  11. Majelola

    La santopatía… jaja… nunca se me había ocurrido llamarlo así… para esto y otras ocurrencias cuento con tu chispa, querido Tucho. Espero que vayas teniendo buen verano. Un abrazo grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s