Don Bravata

He visto ladrar a Trump en la ONU y me acordé de mis hijos ‘buenos y malos’. Cuando hacían algo que me agradaba le decía a la madre ‘mira lo que ha hecho MI hijo’, si era al revés y tenían mal comportamiento me faltaba tiempo para soltar ‘mira lo que ha hecho TU hijo’. Una broma, imagino que muchas parejas han actuado de similar manera.

Trump tiene toda la pinta de haber sido un tipo caprichoso, consentido y malcriado desde la más tierna infancia, si alguna vez tuvo algo tierno. Un roba juguetes, que además los pisotea y rompe. Educado para ser un tirano, un dictador. Para tener siempre la razón aunque nunca la tenga. Llega un momento en que no hace falta tenerla. Bien es cierto que todo niño en esa etapa suele ser un proyecto de dictador o un dictador a escala hasta que la autoridad ‘casera’ va imponiendo sus leyes y lo moldea, si son son estas comme il faut.

Antes de llegar a la política tuvo Trump una decena de fracasos en sus negocios. Alguno de ellos violando hasta 50 veces el código de salud de su país. Conviene curtirse en todos los ámbitos para ser el más pillo, el más matón. Esto –el fracaso– es estupendo según los expertos. Muy bueno por lo que se aprende de él, mucho más que del éxito. Eso dicen en Gurulandia. Pero de un sujeto ególatra con empatía cero absoluto como este poco se puede esperar. O mucho, si manifiesta fijación con el botón nuclear. Es un bravatas. Una vez en la presidencia este perfil de individuo se carga a cualquier asesor que le afee el discurso, o lo quiera poner guapo con un toque de cordura. Toda la gente a su servicio forman un corta fuegos útil. Impiden que el pirómano oficial se queme. Debe ser el poder.

La ONU es el dron de Estados Unidos. Lo maneja de aquí para allá a su antojo con fines diferentes. Cuando las resoluciones de esa institución son contrarias a los intereses yanquis estos pasan olímpicamente, con desprecio y falta de respeto. No se sienten vinculados. Pero cuando otros países hacen lo mismo que ellos, o sea, bombas, armas de destrucción masiva, matan o, sencillamente, ningunean al amo se convierten en un peligro para la democracia, por muy inócuos que sean, o muy populistas. Entonces si interesa poner a la ONU a favor a dictar resoluciones parecidas a las que incumplen los capos del mal. La política también es caprichosa y consentida.

Estos fulanos de corte Trump, variante light de führer (light de momento), son tan previsibles como la locura. Cuando suben a un estrado es para hacer una ‘demo’ belicosa con todo el arsenal dialéctico, que raya en el escupitajo y la salpicadura. No se espera otra cosa de ellos. Como no le opangan los contrapesos juiciosos necesarios entraremos en el laissez faire. Hay caprichos que ya no se pueden tolerar en este siglo, por lo menos los que somos carne de cañón. No necesitamos ser una masa con un lider al frente al que se identifica y destruye. Necesitamos ser millones de lideres tomando nuestras decisiones.

20 comentarios en “Don Bravata

  1. Lo malo es que si matas al perro la rabia sigue ahí. No es Trump, no solo al menos, sino todo el sistema. Quizás el sistema sea más perverso, que permite que un cretino acceda a la presidencia del país más IMPORTANTE (CHULO, MAFIOSO, HIPÓCRITA, mejor armado) del mundo.

  2. etarrago y etfreixes

    Estando de acuerdo contigo, como no, amigo icástico, ¿Tú crees que es peor que el nuestro?
    Este acaba con todos los problemas internos de los denominados “procesos”, pues le faltan cinco minutos para empezar a pegar hostías a todo quisqui que sea más chulo que él y ahí, sí, ahí se acabó lo del 1-0 que, por cierto, yo siempre había creído que era el resultado del partido del Hércules pues siempre está en primera página y ahí seguirá, a hostias también … todoe s cuestión de cinco minutos, amigo. Yo, por si acaso, hoy he ido a ver a mi Párroco y después de tomarnos unos vinos y dos de tortilla española con cebolla, (como debe ser), me he confesado de los dos pecados que tengo ahí desde el 94 cuando mi equipo de toda la vida, (RCD Español), bajo a Segunda.
    Cuídate y hazme caso, confiésate, no vale la pena llevar el calzón mal puesto o … “cagado”

    1. No, Enrique, no es peor que Rajoy. Este, a la chita callando, con nocturnidad, vacacionalidad y alevosía nos ha ido amputando los derechos, sin prisa pero sin pausa, a su estilo. Es un tirano enmascarado de demócrata. Un abrazo (Viva el Hércules y el Español)

  3. Antonio

    Querido Antonio, me encanta eso de “Necesitamos ser millones de líderes tomando nuestras decisiones”. Que bien suena, pero la mayoría, no todos, llega el momento de comprometerse, responsabilizarse, etc. y mira para otro lado o se echa a llorar. Así es y así parece.
    A mi las pelirrojas siempre me gustaron, sobre todo las de larga melena rizada, pero nunca pensé que un pelirrojo me iba a tocar tanto los …. como este y su coreano de turno. Son Tal para cual.
    Pero no traigas a colación la ONU porque no existe “invento” mayor para los caprichos de los miembros del “Consejo de Seguridad”. ¿De seguridad de que? Será de la seguridad de que harán lo que les salga de donde les pete. Hay resoluciones que son de escándalo y están ahí sin asumir. Claro, las importantes.
    ¿por que no optas a relator de la ONU y te diviertes largándole cuatro frescas a esos dos ….”
    Apertas Republicanas

    1. Tocayo, los sicópatas siempre encuentran un enemigo perfecto para escenificar la madre de todas las batallas y de paso justificar su permanencia. Lo de relator de la ONU debe ser un coñazo bárbaro, no me atrae nada 🙂 (solo si pagan bien, como a Obama en Wall Street)
      Apertas Republicanas

  4. El hecho de que Trump, como unos cuantos más, sea un descerebrado con intenciones peligrosas, es terrible, pero mi preocupación va más allá, más al fondo, más a la base, y es que estos tipos han sido elegidos “democráticamente” (y casi que sobran las comillas) en las urnas. Es decir, no se le puede achacar toda la culpa a ellos, si no a lo que está pasando con la Humanidad. Aborregados, quejicas, victimistas, paletos, subordinados y menticortos. Confío -igual peco de optimista, pero así evito tranquilizantes y antidepresivos- en que las siguientes generaciones sepan pensar y analizar sin necesidad de una prensa que les guíe, que la cultura les abra las mentes a la universalización, que la tecnología les permita viajar y ampliar las miras, y que por supuesto, a la hora de votar, valoren mucho las intenciones peligrosas y a todos aquellos sujetos a los que Serrat identificaba así:

    Se gastan más de lo que tienen en coleccionar
    espías, listas negras y arsenales;
    resulta bochornoso verles fanfarronear
    a ver quién es el que la tiene más grande.

    Se arman hasta los dientes en el nombre de la paz,
    juegan con cosas que no tienen repuesto
    y la culpa es del otro si algo les sale mal.
    Entre esos tipos y yo hay algo personal.

    1. Gemma, casi te digo lo mismo que a Cándido Camarro, una cosa es jugar con los delirios y otra es materializarlos en genocidios u holocaustos. Soy optimista, pero menos que tu, me parece que lo que viene son degeneraciones (de la especie) más que generaciones. Tenemos (tienen) sobredosis de comodidad. Espero que se pueda combatir la maldad con creatividad, porque las armas, las teles y la prensa está en manos del enemigo, mal asunto. Ya lo decía Serrat, debía de ser algo personal para todos nosotros, muy de tomar a pecho.

    1. Empiezo a pensar que una de las mayores utopías es eso de que el poder reside en el pueblo. Convertimos lo fácil (controlar a los políticos) en difícil (que unos pocos manden sobre unos muchos). Un abrazo, Francisco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s