Unión Europerra

Cuando tengo el estómago revuelto no me sale escribir. El asco y la tinta combina mal, así que prefiero rebloguear una entrada de hace casi dos años. Nada ha cambiado. Miento, ha empeorado. Europa financia campos de concentración y exterminio, allí se pudre la gente. Pero queda más aséptico decir ‘muro anti-inmigración’. No busquemos más realitis. La misma actualidad es un reality maquiavélico. Imposible mejorar. A Turquía le ‘tocaron’ seis mil millones para almacenar individuos sin esperanzas. Como estiércol. A Libia 130 millones. Se golpea y abandona a seres humanos en medio del Mediterráneo. Es tan mafia quien trafica con ellos como quien consiente o mira para la decencia, si es que está a la vista este paraje. En Libia, año 2017, se desarrolla una pesadilla que me gustaría llamar ciencia ficción pero supera el mejor drama hasta secar la cuenca de las lágrimas. Se subasta ‘hombre fuerte para trabajar’. Otro maldito bastardo lo compra por 800 dólares. Mejor no imaginar el destino de quien no está fuerte para ser esclavo. La Unión Europerra calla, ni un mísero ladrido. Una Ópera Muda. Apoquina parné. Será capaz de llamar bienpagá a Turquía y Libia. Patético. No pasa nada, la liga está ganada.

Icástico

Con permiso de perros y perras, animales estos fieles hasta la muerte. Gobernantes y reyes de oropel. Qué chunga está la dignidad que creéis conquistada. Vosotros, que vivís de esnifar los sueños de vuestros subordinados entre orgías financieras. Hay quien se asusta por oír cal viva y no percibe el lamento de los condenados a “vivir” y dormir en un lecho de lluvia y barro. Ni se inmuta. Ni grita como hay que gritar, ni en sus pactos cabe una vida. Miran para otro lado, para el ombligo. Chillar produce afonía. No importa si a vuestras (nuestras) costas llegan arenas o bebés, ¡qué horror, cómo está el mundo!, diréis, gobiernos y reyes de oropel.

El reparto de doscientas mil personas entre los países europerros ha quedado en nada. Todos peleándose por regatear infelices, para eso son magníficos negociantes, los envían al fango y cuando vayan muriendo quizás los arropen con…

Ver la entrada original 461 palabras más

Anuncios

19 comentarios en “Unión Europerra

    1. María, a mi me valdría con que se fuera de este planeta esa pandilla de facinerosos sin alma que lo gobierna. Como no tienen posibilidades de irse prefieren reducirnos, extinguirnos, exterminarnos, lentamente para que no parezca cruento. Feliz domingo.

  1. Me pregunto de qué sirve Europa, de qué sirve la supuesta evolución cuando seguimos siendo malvados, primitivos y crueles. Los abandonamos a su suerte y volvemos la cara. No sé en qué nos hemos convertido.
    Un besazo, Antonio.

  2. He visto fotos de los esclavos de Libia. Los amarran de cabeza por los pies, los guardan en espacios minúsculos, calurosos y sin agua. Este puñetero mundo se tiene que tiene que joder. Me resisto a creer que hayan personas tan perversas, pero las hay. Y duele el espíritu. Se revuelca dentro de mí. Y nadie hace NADA. Apertas, gallego querido.

      1. Ese abrazo me encanta. A veces hay que cerrar los ojos y vivir en solitario. NO ver noticias, ni mirar las cosas que aparecen en la prensa. Es un sufrimiento continuo para los que somos sensibles. Un abrazo gallego con dos besos, uno en cada mejilla.

  3. De la “vieja Europa” diría que han quedado dos legados patentes: el arte y la convicción de la supremacía de la raza. Nunca cambiará. Avanzamos a ritmos tan distintos y distantes, que los que van a la cola (porque nos interesa que allí permanezcan) jamás nos alcanzarán. Cubriremos algún que otro expediente (Dios mediante) para sentirnos piadosos y solidarios, pero a Europa o se viene con carta de presentación, etiqueta y recomendaciones, o les dejamos el mar abierto, alambradas y esclavitud.

    1. ‘El inevitable hombre blanco’, Gemma. Nosotros estamos contribuyendo a que esa cola sea cada vez más grande (y mucha cola, como diría Mariano Groucho). A la conciencia le echamos alpiste (llámese redes sociales y cacharritos tecnológicos) y tira millas.

  4. Antonio

    Querido Antonio, nada es casualidad.
    La Unión Europea nació Perra. Sí, perra.
    Nació discriminando a otros, como sin fuera ejemplo de algo necesario. para los demás.
    Nació corrupta dilapidando recursos que iban directamente a manos de sus secuaces, ahora mal llamados “contratistas”
    Nació ilegítima, sí, bastarda, negando su filiación con otros engendros xenófobos y racistas que se mantuvieron en su seno latentes para despertar en los estertores del “humanismo cristiano” del que tanto ha presumido.
    Nació, sí, nació muerta porque cuando la voluntad se esconde los objetivos nunca se cumplen.
    Pero no nos rindamos. Nunca. Denunciemos con palabras y con hechos.
    Dan asco.
    Apertas Republicanas.

    1. Muerta no nació, tocayo, nació muy tullida y en venganza no admite lamentos. Me hace gracia cuando igo hablar del club Bilderberg o como se llame cuando cada país de la UE y demás tienen un club que para qué.
      Apertas Republicanas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s